Empate de los Dragoes en la Copa de Portugal

Los blanquizales no lograron pasar del empate en su primer partido en la Taça de Portugal. El resultado les complica un poco pasar de ronda, a pesar de ello siguen siendo los favoritos.

Empate de los Dragoes en la Copa de Portugal
Foto: @FCPorto
FC Porto
1 1
Chaves
FC Porto: Vaná, João Pedro, Felipe, Leite, Telles, Otavinho (Aboubakar, min. 84), Herrera, Danilo, Corona (Brahimi, min. 59), Marega y Adrián (Hernâni, min. 72).
Chaves: Filipe, Brigues (André Luís, min. 79), Coelho, Marcão, Martins, Gallo, Eustáquio, Jesus Santos, Niltinho (Avto, min. 71), William (Filipe Melo, min. 85) y Macedo.
MARCADOR: 1,0, min. 74, Hernâni. 1-1, min. 83, Estáquio.
ÁRBITRO: Vítor Ferreira (POR). Amonestó a Marega (min. 42), Martins (min. 42), Estáquio (min. 45), Leite (min. 57), Jefferson (min. 72), Hermâni (min. 75), Otávio (min. 75), William (min. 75) y Aboubakar (min. 94). Expulsó a Sérgio Conceição en el 44'.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la fase de grupos de la Taça de Portugal entre el Porto y Chaves. El partido tuvo lugar en el Estadio do Dragão, donde acudieron 37,708 espectadores.

A pesar de la superioridad del Porto durante casi todo el encuentro, el primer partido de los dragones en la Copa de Portugal acabó en empate. Adrián Lopez volvió a ser titular en el club portugués después de dos años. Jugó 72 minutos, en los que no logró anotar. Al contrario que el delantero, Iker Casillas y Óliver Torres vieron el partido desde el banquillo. A pesar de la suplencia, el cancerbero no paró de apoyar a los suyos desde la banda.

45 minutos con más faltas que ocasiones 

El partido comenzó y con él la posesión del Porto. Los blanquiazules dominaron en la primera parte, mostraron un lado más ofensiva que sus rivales. Chaves por su parte se dedicó a defender y a intentar sorprender al contraataque o en alguna jugada aislada. En el minuto dos llegó la primera ocasión para los dragones con un taconazo de Adrián López a escasos centímetros de la portería. Pero Filipe impidió que el balón entrara. Fue sin duda la vez que más cerca estuvieron de adelantarse en el marcador. Los minutos transcurrieron y ambos equipos tuvieron sus acciones de ataque, pero sin a penas peligro.

Conceiçao fue expulsado antes de llegar al descanso

En el 40' llegó otra buena jugada de los de Conceição. Corona desbordó por la banda dejando atrás al defensor y centró el balón al área. Herrera estuvo a punto de rematarlo, pero el esférico se fue fuera. Durante estos minutos, la intensidad apareció en formas de faltas. El juego se vio interrumpido una y otra vez por ambos equipos. El árbitro tuvo que actuar y amonestó a tres jugadores en menos de cinco minutos. Antes de llegar al descanso, el entrenador de los dragones también fue expulsado y tuvo que ver el resto del encuentro desde un palco. De esta manera, se fueron a los vestuarios, con un 0-0 en el luminoso.

Brahimi revolucionó y Eustáquio silenció

La segunda mitad inició de la misma forma que acabó la primera, con faltas y más faltas. Pero tuvo una diferencia, por unos instantes el partido se convirtió en un ida y vuelta. Con oportunidades de anotar para los dos clubes. Cerca del minuto 50, la balanza se volvió a inclinar hacia el Porto, que no paró de intentarlo. En el 52' Danilo probó suerte desde lejos pero el disparo se fue desviado. La gran revolución llegó con la entrada de Brahimi. Desde ese momento los vigentes campeones de la Liga NOS profundizaron en su juego y crearon peligro una y otra vez. El argelino pidió la pelota insistentemente en cada jugada. Su persistencia recogió sus frutos en el 74'. Cuando dentro del área pasó para atrás y después de un rechace, el esférico llegó a Hernâni que disparó al primer palo venciendo al arquero. 1-0. El siete no llevaba ni dos minutos jugando cuando marcó, de hecho, era la segunda pelota que tocaba. 

El 1-1 llegó en un contraataque

Tras el tanto, el club de Oporto no dejó de insistir. Querían el 2-0. Pero, en un contraataque Chaves sorprendió y puso el 1-1. La jugada la comenzó Avtos, el siete corrió por la banda hasta acercarse a la portería. Una vez cerca centró al área. André Luís prolongó de cabeza y Eustáquio definió. El Estadio do Dragão que votaba tras el gol de su equipo, quedó en silencio. Conceiçao sacó su última bala, Aboubakar. Óliver Torres estaba preparado para salir, pero después del empate el técnico se decantó por el delantero.

Los últimos minutos se convirtieron en un sin fin de ocasiones. En el 88' Aboubakar reclamó un penalti. El camerunés intentó irse de dos defensas dentro del área y ambos dejaron el pie, de manera que chocó con ellos y cayó. Pero, el árbitro le hizo la señal de que se levantara. En el 90' los visitantes intentaron volver a dar la sorpresa. Santos disparó desde fuera del área un balón que tuvo que despejar Vaná a córner. En la siguiente acción, los jugadores del Chaves pidieron una dudosa pena máxima después de que supuestamente João Pedro se ayudara de la mano para blocar un tiro. Al igual que la anterior vez, el árbitro no pito nada. En el minuto 94 el estadio se vino arriba, gol de Aboubakar. En un primer instante el tanto subió al marcador, pero tras unos segundo el asistente le indicó al colegiado que el jugador había marcado con la mano. El gol fue anulado. Dos minutos después, acabó el partido con empate a uno en la apertura de la Taça de Portugal