A la tercera va la vencida
Richarlison festejando su gol convalidado | fuente: Everton FC

Bien dicen que lo bueno se hace esperar. Y lo bueno de un partido de futbol siempre son los goles. El Everton necesitaba recuperar su propiedad, luego de que el Liverpool la robara con una goleada una fecha atrás. Rafa Benítez no se guardó nada para buscar esa victoria que le era esquiva a los toffees desde fines de setiembre.

Por su parte, el Arsenal buscaba reponerse de la derrota en Old Trafford a manos de Cristiano Ronaldo y su Manchester United. Los gunners llegaban de forma irregular al partido, con una faceta de visitante poco alentadora (7 puntos de 21 posibles), pero con ganas de lavarse la cara y buscar 3 puntos.

  • Todo un trámite

El primer tiempo en Merseyside fue parejo. El equipo de Arteta salió a proponer su juego de toque y desborde por bandas, aprovechando la rapidez de Saka y Martinelli. Por el medio, Partey y Xhaka se encargaban de distribuir el balón de izquierda a derecha y viceversa. Mientras tanto, el cuadro azul se mostró ordenado en su línea defensiva, evitando que algún pase preciso se meta en el área de Pickford. Además, cada vez que iban al ataque, se mostraban más peligrosos que sus adversarios. Solo faltaba claridad para habilitar y definir.

A medida que los minutos se consumían, el Everton se asentaba más en el partido y presionaba al portero Ramsdale en la salida. Sin embargo, cuando parecía que podía estar más cerca del primero, Ødegaard apareció por sorpresa, rematando como centro delantero, para silenciar Goodison Park sobre el ocaso del primer tiempo. 0-1 y a los vestuarios.

Premier League
Premier League     
  • Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe

Justo un minuto antes de que el Arsenal se adelantara en el marcador, Richarlison se quejaba con el árbitro. Había anotado de cabeza, tras un centro de Townsend y el VAR se encargó instantáneamente de aguarle la fiesta. Furioso, el brasileño se juró a sí mismo que iría por su revancha.

Ya en el segundo periodo, Doucouré fue su socio para buscar esa reivindicación. El brasileño anotó, desatando el grito sagrado por segunda vez en la noche. Fue hacia el banderín, se abrazó con sus compañeros y luego a la media luna a reiniciar. Pero al voltear a mirar el video marcador del estadio, se llevó los brazos a la cabeza. No lo podía creer: le volvían a anular el tanto.

No obstante, cuando el partido entraba en la recta final, Gray remató al palo y el balón rebotó, quedó sin dueño, flotando a media altura. En ese instante, Richarlison sabía que era el momento. Su momento. Acarició el balón con la cabeza y colgó al arquero, para luego confirmar que la perseverancia muchas veces prevalece sobre el talento. Empate consumado.

Premier League
Premier League
  •  Gray, el diferente

Si alguien fue sinónimo de peligro en la noche, ese fue Demarai Gray. El extremo inglés arrancó por su preferida banda izquierda, pero no se sintió muy cómodo con la presión de Tomiyasu. Sobre el final de la primera mitad decidió probar suerte en el otro flanco, donde desbordó unas cuantas veces, no obstante, ni él ni su equipo podían ante unos gunners que parecían solventar los ataques del local y dominaban la posesión del balón.

Al volver de los vestuarios, volvió a su zona de confort para encarar al japonés. Así que, aprovechando su explosiva velocidad y capacidad de regate, enganchaba y buscaba portería. ¿El resultado? Consiguió el palo previo gol de Richarlison.

Everton
Everton


​Ya con el empate en el bolsillo y con un Arsenal sin idea para buscar un tanto, Gray decidió intentarlo una vez más. Escogió el segundo minuto del añadido y se mandó con un golazo. La alegría para los de Benítez se hizo esperar.

  • A seguir remando


La siguiente jornada, el Everton (12º con 18 puntos) buscará seguir en la senda del triunfo cuando visite al Crystal Palace y volver a ganar dos partidos consecutivos después de 3 meses. Por su lado, el Arsenal (7º con 23 puntos) recibe un Southampton que coquetea con los puestos del descenso. Además, espera la reprogramación de su partido con el líder Chelsea en Stamford Bridge.

VAVEL Logo