El United sufre para avanzar en la FA Cup
El United lleva 64 años sin perder ante el Aston Villa por FA Cup / Foto: Sky Sports

El Manchester United venció 1-0 al Aston Villa y avanzó a la cuarta ronda de la FA Cup. Un gol tempranero de Scott McTominay puso cifras definitorias a un encuentro que mereció mayor suerte para la visita

Los Red Devils salieron a la cancha con un 4-2-3-1. Ralf Rangnick realizó cuatro modificaciones respecto a la derrota frente al Wolverhampton. La novedad principal es que Cristiano Ronaldo no fue tenido en cuenta por el técnico alemán, ya que arrastraba una molestia en la espalda.

Los Villanos utilizaron un 4-3-3. Steven Gerrard solo dispuso de dos cambios: Watkins reemplazó a Traoré, que se encuentra representando a Burkina Faso en la Copa Africana, mientras que Mings sustituyó a House en la zaga defensiva.

El trofeo esperando en Old Trafford antes de que se disputase el partido / Foto: FA Cup
  • El anfitrión supo golpear a tiempo en la primera parte

El United tuvo un buen comienzo acercándose con facilidad al último tercio del campo e incomodando al conjunto contrario. La visita apostaba al contraataque a través de la velocidad de sus atacantes. McTominay tendría la primer ocasión para los locales pero Dibu Martínez controlaría el esférico sin dificultades.

Sobre los 8 minutos, el equipo local abriría el marcador. Fred dejó pasar el balón por la derecha, lo elevó al borde del área pequeña y McTominay lo cabeceó, bajo muy poca presión de la defensa contraria, para batir al portero argentino.

Por segundo año consecutivo, el escocés anota en la tercera ronda de la competición / Foto: FA Cup

El equipo visitante crecería tras el gol recibido. A pesar del dominio rival, tendrían dos oportunidades para igualar. Primero, Watkins no logró disparar con comodidad a partir de un toque anterior de Lindelöf. Luego, Buendía ganó por el sector derecho y lanzó un centro raso que no llegó a rozar Danny Ings.

Los Red Devils tenían el control de la posesión pero no ejercían la misma presión de los primeros minutos. El Aston Villa crecía lentamente y lo sufrían. Sobre los 19, McGinn encontró espacio con la defensa del United retrocediendo y apuntó a la esquina superior pero De Gea realizó una espectacular parada para mantener la ventaja.

A partir de la media hora de juego, el encuentro se convertía de ida y vuelta con ocasiones claras para ambos conjuntos. Cavani tuvo la segunda anotación en sus pies pero los buenos reflejos de Emi Martínez lo evitarían. Más tarde, Watkins se aprovechó de un error de Lindelöf pero su disparo golpeó en el larguero.

Watkins sabía cómo complicar a la defensa contraria / Foto: AVFC

Los dirigidos por Gerrard no bajaban los brazos y seguían encontrando la manera para lastimar. A los 32 minutos, un centro de derecha fue cabeceado por Targett para Ings, quien estaba de espaldas a la portería y lo dejó para Ramsey. El joven apuntó al rincón más alejado pero un bloqueo de McTominay lo sacó a córner con un De Gea vencido.

Cerca del descanso, el equipo de Rangnick subiría su nivel en el campo y quedaría demostrado. Cash y Dibu Martínez mantendrían al Aston Villa con vida evitando que los remates de Bruno Fernandes y Luke Shaw terminasen dentro de la red. El portugués perdonaría, de nuevo, en el tiempo añadido con un lanzamiento por arriba del travesaño.

  • La suerte jugó para los Red Devils en el complemento

Los primeros instantes se asemejaron al comienzo de la primera parte. El United atacaba con profundidad mientras que su rival lo esperaba con paciencia para ir en busca del empate. El VAR tendría protagonismo al anular el gol de Ings que igualaba el duelo. Previo a la anotación, había una falta de Ramsey a Cavani cuando partía el tiro libre de McGinn.

De todas formas, el Aston Villa apretaba cada vez más al conjunto local que se mostraba impreciso y no retrocedía correctamente. Sobre los 60 minutos, el offiside salvaría a los Red Devils de sacar del medio. Watkins se encontraba adelantado cuando Ings picaba el balón ante la salida del portero español.

La falta de juego en el United generaba que Bruno Fernandes no pudiera destacarse / Foto: FA Cup

A medida que transcurría la segunda mitad, De Gea se convertía en figura del partido. Solamente el conjunto visitante disparaba a la portería frente a un rival que se veía superado y no encontraba respuestas a pesar de estar ganando. Cash probaría suerte desde afuera del área pero el arquero local despejaría el peligro al tiro de esquina. A los 70, Watkins desequilibraría en el área, remataría con rosca a puerta y el balón pasaría apenas desviado.

Rangnick decidió meter mano en el mediocampo para defender el resultado. Instantes después, el local desperdiciaría una chance inmejorable para sentenciar un duro duelo. Greenwood se marchó en soledad y remató desde un ángulo cerrado a las manos de Martínez, en lugar de cederle el gol a un solitario Rashford.

Shaw en acción / Foto: MUFC

Cerca del final, los Villanos perdían la intensidad de su juego en el ataque. El cansancio acumulado repercutía en sus futbolistas que debían batallar aun más para generar peligro. Los locales se veían favorecidos con la caída de Konsa que detuvo el encuentro por varios minutos. En el tiempo añadido, El-Ghazi perdería una chance de oro al meterse en el área y rematar a la tribuna.

El United se lleva un importante triunfo a pesar de no jugar bien y sigue en la FA Cup. Su próximo rival será el Middlesbrough, al cual enfrentará en la primer semana de febrero en Old Trafford. El Aston Villa suma su tercera derrota consecutiva y queda afuera de la única competencia que disputaba.

VAVEL Logo