El Brentford baja al United a los infiernos

Partido histórico el vivido en el Gtetch Comunity Stadium. El choque enfrentaba a un histórico como es el Manchester United frente a un club modesto como el Brentford, y sería este último por medio de su atrevimiento e intensidad dentro del campo el que terminaría haciendo historia. Si bien es cierto que este no es ni mucho menos un Manchester United a la altura de la entidad, como deja claro con partidos como este, no deja de ser sorprendente lo acontecido. El Brentford en tan solo 34 minutos de partido ya ganaba 4-0 al United de Ronaldo, Sancho, Bruno Fernándes, De Gea… y así terminaría un partido que será muy difícil de olvidar para ambas aficiones.

El Brentford llegaba tras un empate lejos de casa con sabor a victoria frente al Leicester. El Brentford levantó un 2-0 y esto les daba un aura de optimismo antes de empezar el partido. El equipo dirigido por Thomas Frank salía al partido con el siguiente once: David Raya/ A. Hickey, M. Rasmussen, P. Jansson, B. Mee, R. Henry/ J. Dasilva, C. Nørgaard, M. Jensen/ B. Mbeumo, I. Toney.

El United llegaba al partido tras una derrota en casa frente al Brighton y acentuando así una crisis que viene de muy lejos. Esta vez, la gran novedad era Cristiano, que volvía al once tras la ausencia en la primera jornada. Ten Hag planteaba la siguiente alineación: De Gea/ Dalot, Maguire, L. Martínez, Shaw/ Fred, Bruno, Eriksen/ Sancho, Rashford, Cristiano.

Una primera parte histórica

El Manchester United llegaba al partido con la urgencia de sumar los tres puntos tras su derrota en casa frente a un buen Brighton. Arsenal, Chelsea y Tottenham ganaron sus respectivos partidos en la primera jornada y además los Gunners volvieron a hacerlo tan solo un rato antes de que empezará el partido de los diablos rojos. Con toda la presión y dudas que rodeaban al Manchester United comenzaba un partido que no dejaría indiferente a nadie. En el minuto 10 de partido llegaba el primer gol del partido por medio de Dasilva. El tiro no llevaba mucho peligro, pero un fallo de De Gea hizo que terminara dentro de la portería y provocó que el Brentford creciera y el United desapareciera. 

El segundo de los goles llegó por medio de Jensen en el minuto 18. Otro error clamoroso del United, esta vez en la salida de balón. De Gea jugó con Eriksen y este perdió el balón tras una buena presión del centrocampista danés. Otro error y otro gol que no perdonaba el Brentford. Tras este gol se vio a un Cristiano que intentaba animar a sus compañeros, pero de poco sirvió.

El tercero lo haría el central proveniente del Burnley, Ben Mee. Un centro del Brentford que parecía que se iba a ninguna parte terminó en el área pequeña de De Gea tras un rechace y Ben Mee cayéndose al suelo la empujaba con la cabeza para así sentenciar al United. Aunque la verdadera sentencia llegaría tan solo 5 minutos después, en el minuto 35, tras una galopada del que seguramente es el jugador más determinante del Brentford, el francés Bryan Mbeumo. Una buena contra de los londinenses liderada Toney y por el propio Mbeumo terminaba por matar a un irreconocible Manchester United.

Terminaba así la que, al menos por estadísticas, es la peor primera parte del Manchester United desde la creación de la Premier League. El United nunca había encajado cuatro goles en tan poco tiempo y además siguió dando una sensación de impotencia e incoherencia en su juego.

Thomas Frank le da un repaso táctico a Ten Hag

El partido ya desde antes de empezar se planteaba como un partido de pizarra y mucha estrategia viendo a los entrenadores de ambos equipos. Los números y estadísticas de Frank frente al fútbol de escuela holandesa de Erik Ten Hag. Dos entrenadores muy valorados por el fútbol que han mostrado durante sus carreras, pero que solo uno terminó el partido bien parado.

Frank plantó a un Brentford muy ofensivo y sin miedo a presionar a un gigante como es el United. Mediante contras y aprovechando fallos de los diablos rojos, el Brentford en tan solo 35 minutos había hecho historia metiéndole 4 goles a su rival. Luego, en la segunda parte quiso asegurar y planteó un partido mucho más lento y seguro para sus intereses. El Brentford hasta el 64 de partido no concedió una ocasión clara de peligro y el United nunca llegó a estar ni remotamente cerca de meterse en el partido. Un planteamiento perfecto de un entrenador que no deja de sorprender y demostrar su gran nivel.

Todo lo contrario a la hora de hablar de Erik Ten Hag. El holandés todavía no sabe a lo que juega su equipo y si lo sabe, lo que se plasma en el campo no está ni cerca de lo que busca el técnico. Pese a que también hay que darle crédito a los errores de sus jugadores, el planteamiento no deja de ser flojo. En el segundo gol vemos un claro fallo a la hora de sacar el balón, que por supuesto no fue el único, y en el tercero vemos como el equipo no es capaz de defender un balón parado que se complica un mínimo. El United es ahora mismo un equipo si un sistema claro y Ten Hag tiene que ser el encargado de reorientar el rumbo de este United, sí no un mal futuro le augura tanto al técnico como al club.

Crisis real

El Manchester United firma, por primera vez en treinta años, un inicio en el que pierde sus dos primeros partidos. Esta crisis del United es demasiado larga y no parece que vaya a cesar pronto. La directiva no acompaña, los fichajes no llegan, los que están no rinden y el entrenador no consigue imponer su estilo de juego en una liga en la que apenas tienes tiempo para adaptarte. Si bien es cierto que tan solo van dos jornadas de liga, el Manchester United termina el día como colista y todo hace pensar que como algo no cambie de aquí al 31 de agosto, los objetivos serán muy distintos a los pensados en un principio.

VAVEL Logo