Arsenal dio otro golpe con mucha autoridad

Los “Gunners” sumaron su quinto partido consecutivo sin conocer la derrota y se mantienen invictos en la temporada mundialista.

Arsenal dio otro golpe con mucha autoridad
Alexandre Lacazette celebrando su doblete ante los "Baggies" (Fotografía: Premier League)
Arsenal
2 0
West Bromwich Albion
Arsenal: Cech, Monreal, Koscielny, Mustafi, Kolasinac, Xhaka, El Nneny, Bellerín, Sánchez (Ozil, min. 83), Ramsey (Maitland-Niles, min. 93) y Lacazette (Giroud, min. 83)
West Bromwich Albion: Foster, Dawson, Hegazy,Evans, Nyom (Phillips, min. 74) , Livermore (Morrison, min. 63 ), Krychowiak, Barry, Gibbs, Rodriguez y Robson-Kanu (Rondón , min. 64)
MARCADOR: 1-0, min. 20, Lacazzette . 2-0, min. 67 , Lacazzette (penalti)
ÁRBITRO: Robert Madley (ENG) amonestó Evans (min. 35), Sánchez (min. 44), Dawson (min. 49), Krychowiak (min. 56) y Nyom (min. 67)
INCIDENCIAS: Partido válido por la sexta jornada de la Premier League 2017/18 disputado en el Emirates Stadium, Londres

Arsenal anhelaba ratificar su mejor momento futbolístico tras tres victorias y un empate en sus últimos cuatro partidos en la actual campaña.  Los “Gunners” necesitaban redimirse en el Emirates Stadium con sus fanáticos. Mientras que West Bromwich Albion acumulaba dos derrotas y dos empates. 

Un error ilusionó a los “Gunners”

Inicio intenso por parte de los “Baggies” buscaban sorprender al gigante inglés. Mientras que los “Gunners” estaban imprecisos y les costó entrar en contacto con el balón. West Bromwich Albion le anuló los circuitos de juego a Arsenal y manejó el desarrollo del partido.

A  los 3 minutos, Alexis Sánchez desbordó y recibió una falta fuera del área. Arsenal insistió por  todos los medios recuperar el protagonismo y la falta de argumentos contundentes fue evidente. Aunque el jugador chileno remató y el balón salió desviado.  Los “Gunners” entraron al borde de la desesperación y cometieron muchas faltas tácticas.

West Bromwich Albion se mantuvo firme, manejo la posesión del balón y tácticamente puso en aprietos a los dueños de casa.  El partido entró en un limbo desde el medio campo, ninguno de los dos se animaba a proyectarse.  Arsenal dejaba algunas dudas y su última línea daba muchas licencias.  

En el momento más inesperado, Alexandre Lacazzette abrió la cuenta y le devolvió la tranquilidad a los “Gunners”. Los “Baggies” recibieron un durísimo golpe anímico y optaron por capitalizar algún contragolpe. Arsenal sufrió en los primeros quince minutos, aprovechó un error y el encuentro volvió a dar un giro sorpresivo.

El gigante inglés jugó mejor, aunque su última línea siempre quedó expuesta. Alexis Sánchez fue uno de los jugadores más activos,  el chileno generó una ocasión  para ampliar la cuenta y Arsenal pasaba de las dudas a capitalizar un rendimiento colectivo convincente. A falta de veinte minutos para concluir el primer tiempo,  los roles se invirtieron.

West Bromwich Albion perdió aquella explosividad del principio, se aferró a su muralla defensiva y apuntaba a aprovechar sus individualidades al máximo.  Arsenal  recuperó la confianza, cuando tuvo muchos contrastes y a través del juego asociado le complicó el panorama al conjunto visitante. Nacho Monreal evitó el empate transitorio.   De cara al segundo tiempo, alguno de los dos deberá arriesgar un poco más para poder afianzarse con nuevas certezas futbolísticas a largo plazo.

 

Lacazette por partida doble fue determinante

En el complemento, Arsenal regresó más decidido, Alexis Sánchez estuvo cerca anotar el segundo y le faltó contundencia en el arco rival.  West Bromwich Albion no fue el mismo de la primera parte, retrocedió sus líneas y no recuperó su propuesta directa.  Los “Gunners” sometieron a placer al conjunto rival y propusieron un pressing muy intenso.

Los “Baggies” optaron por presionar las salidas del conjunto local e incomodarlo para evitar algunas complicaciones.  Arsenal fue dominador absoluto, aunque la escueta diferencia no reflejaba la diferencia entre ambos conjuntos. Partido intenso, trabado por momentos, con pocos espacios y muy parejo en ambas áreas.

Jay Rodriguez elaboró circuitos de juegos, West Bromwich Albion apostaba por aprovechar las falencias defensivas del Arsenal. El encuentro tuvo todos los matices típicos de la élite del fútbol inglés.   Aaron Ramsey se perfilò y por poco desata la algarabía en el Emirates Stadium

A falta de treinta minutos para el final, la tónica no cambió.  Alexandre Lacazzette desde los doce pasosanotó su doblete  y Arsenal dio un nuevo golpe de autoridad en casa.   West Bromwich Albion  pagó  caro el exceso de entusiasmo, el conjunto visitante no tuvo capacidad de reacción y tuvo una noche para el olvido.  

Salomón Rondón ingresó para meterle presión a los “Gunners”, West Bromwich Albion estaba jugado emocionalmente, recibió dos baldazos de agua fría.   Arsenal fue de menos a más, el Emirates Stadium fue su fortaleza con un marco de aliento impresionante.  El gigante inglés se ilusionaba con recuperar el terreno perdido en la temporada mundialista.    Tony Pulis hizo algunos cambios tardíos y todo estaba cuesta arriba. 

Los “Baggies” no tuvieron contundencia ni volumen ofensivo, necesitarán corregir muchísimos aspectos para concretar una campaña de ensueño en la Premier League.  La séptima jornada se disputará entre el sábado 30 de septiembre y domingo 1 de octubre,  West Bromwich Albion tendrá un exigente reto en casa ante Watford y Arsenal se medirá con Brighton & Hove Albion.

Premier League