Serial Sporting de Gijón - FC Barcelona: Qué noche la de aquel año
Alineación inicial del Sporting para el partido ante Barcelona de 1987.

El 12 de junio de 1987, Televisión Española, estrenó un programa presentado por Miguel Ríos titulado ¡Qué noche la de aquel año! En el mismo, semanalmente, se recordaba un año de la historia de la música española, de 1962 hasta mediados de los años 80. Ese mismo año, pero tres meses y doce días antes del estreno del programa, el Sporting de Gijón asaltó, por primera y última vez hasta la fecha, el estadio del Fútbol Club Barcelona.

A día de hoy, es el Camp Nou el estadio que peor se le da al Sporting. Las estadísticas, arrojan 112 goles a favor del Barcelona y 22 a favor del Sporting en 35 derrotas, 4 empates y una victoria. Y es precisamente esa victoria, que no está incluida en el repaso histórico de derrotas del Barça ante el Sporting, la que ahora nos ocupa.

Podría decirse que la noche del 28 de febrero de 1987, el Sporting, llegó a Barcelona, vio y venció. Los rojiblancos llegaban octavos, a 14 puntos del Barcelona -primero-, a un campo en el que sólo habían cosechado dos empates. Los hombres entrenados por José Manuel Díaz Novoa arrasaron al líder de Primera División entre olés de los propios seguidores blaugranas. El inglés Terry Venables, técnico del Barcelona, alineó de salida a Zubizarreta, Gerardo, Migueli, Fradera, Manolo, Pedraza, Roberto, Esteban, Carrasco, Lineker y Hughes. Novoa, por su parte, dispuso un once formado por Ablanedo II, Tati, Ablanedo I, Jiménez, Cundi, Mesa (al que sustituyó Jaime), Joaquín, Esteban, Marcelino, Luis Flores (por el que entró Luismi) y Eloy. Quini, que disputaba su última temporada en activo, lastrado por las lesiones pero disponible para el partido, se quedó en Gijón por decisión del entrenador rojiblanco.

El partido en si duró lo que tardó Mesa en irse por la derecha y servir un balón de gol perfecto a Joaquín. Aunque el disparo del ovetense fue rechazado por Zubizarreta, el mexicano Lucho Flores se encargó de remacharlo a la red. Con anterioridad, tanto Esteban Vigo como Roberto, habían tenido un par de claras ocasiones para adelantar al Barça. Antes del descanso una jugada perfectamente llevada entre Joaquín y Flores, fue culminada por Eloy para poner el 0-2 con el que se llegó al intermedio.

Al cuarto de hora de la reanudación, un pase medido de Mesa al punto de penalti, fue rematado por Eloy ante la salida de un Andoni Zubizarreta que nada pudo hacer y fue batido por el joven delantero rojiblanco. Si Mesa, Joaquín y el manito Lucho Flores habían intervenido en dos de los tres tantos anotados hasta el momento, Eloy no quiso ser menos. Luismi, un joven delantero oriundo de una aldea de Cangas de Onís, que no disputó más de 15 partidos en Primera, se apoyó en Eloy en una perfecta pared e hizo el cuarto gol tras driblar a Zubizarreta.

Posteriormente al gol de Luismi, las setenta mil personas que llenaban el coliseo azulgrana empezaron a abandonar el estadio. Ladislao Kubala, después del partido, afirmó que el vídeo del mismo, debía ser usado para aleccionar a las nuevas generaciones de lo que era el juego al contragolpe.

Sin duda, si hoy hubiese un programa como ¡Qué noche la de aquel año! enfocado al fútbol, el capítulo de 1987 estaría dedicado a una de las curas de humildad más grandes y recordadas del futbol español.

VAVEL Logo