Montes tiñe de rojiblanco el derbi juvenil
El Sporting Juvenil celebrando un gol en Mareo | Foto: Diego Blanco - VAVEL

Tras un duro año de pandemia con una atípica temporada, la normalidad vuelve poco a poco a los terrenos de juego, y con ni más ni menos que seis descensos de categoría, el grupo primero de la División de Honor está que arde. El Real Oviedo, aprovechando una gran generación, hacía acto de presencia en el derbi frente al Sporting de Gijón en los puestos altos de la clasificación, mientras que los rojiblancos tras un mal inicio de campeonato iban poco a poco cogiendo velocidad de crucero llegando en buena forma a una de las grandes citas de la temporada.

Como era previsible en dos equipos del nivel de Sporting y Oviedo, ambos conjuntos entraban al partido buscando llevar la voz cantante, cayendo la posesión del lado local con un Sporting muy bien plantado sobre el terreno de juego. Se complicarían las cosas para el cuadro rojiblanco cuando en el minuto 28 Garavito tenía que abandonar el duelo tras lesionarse en la rodilla, dando paso en la contienda a David Nuñez, quien precisamente se convertiría en gran protagonista del primer tiempo tras ver como Samu Montes le ganaba un balón división a Mario Sánchez en la frontal, abriendo la bola para Enol Prendes, quien filtraba un perfecto pase de la muerte para que el mencionado David Nuñez enviara el balón al fondo de la red subiendo el 0-1 al marcador para delirio de los aficionados visitantes presentes en un Requexón que presenciaba un gran aspecto.

Segunda parte de rodillo rojiblanco

Tras una primera mitad muy igualada que decantaba David Nuñez con su gol, la segunda mitad empezaba de la mejor forma posible para el Real Oviedo, logrando empatar el choque Mario Fuente tras interceptar una cesión de Gilberto hacia su portero que se quedaba corta, apareciendo el delantero carbayón para driblar a Pablo Gómez y a puerta vacía subir la igualada al luminoso. Pese a lograr lo más complicado, empatar el choque, el Oviedo no tendría buenas noticias poco después, dado que Nico derribaba a Samu Montes dentro del área, no dudando el colegiado a la hora de señalar penalti. El ariete rojiblanco, tras ser objeto de la pena máxima, cogía la responsabilidad de lanzar el penalti, entrando en un juego de desconcentración con el portero Marco, quien ganaba la partida al atacante deteniendo el disparo errando así una grandísima ocasión de volver a poner al Sporting por delante en el marcador.

Pese a ver como Samu fallaba la pena máxima, el Sporting no se vendría abajo teniendo Martínez al instante la oportunidad de desnivelar la contienda tras plantarse delante de Marco, quien en el mano a mano se mostraba firme desviando el disparo del extremo rojiblanco. El propio Martínez volvería a tener otro mano a mano con Marco, este aún más claro que el anterior, cruzando el atacante su disparo para que el guardameta sacara un magistral pie que evitaba el tanto sportinguista. Sin realizar ningún cambio ante el gran momento de forma que mostraban sus jugadores, Caco Morán veía desde la banda como sus pupilos se hartaban de fallar ocasiones.

Montes acude al rescate

El lateral rojiblanco, Jorge Montes, se convertiría en héroe del derbi juvenil tras un final de partido de infarto, y es que en el minuto 82 podría desnivelar el marcador pero tras un barullo dentro del área su remate se estrellaba en el poste. Tan solo sería un aviso de lo que pasaría ya en el tiempo de descuento, en el minuto 92, o lo que es lo mismo, en la última jugada de un apasionante derbi. Montes abría el cuero hacia la banda donde Enol Prendes se la devolvía magistralmente para que el lateral se plantara dentro del área, frenara en seco dejando pasar a su defensor para sacar un espectacular disparo que tras tocar en el larguero terminaba colándose en la portería ovetense en la última jugada del partido desatando la locura de jugadores y banquillo visitante tiñendo así el derbi juvenil de rojiblanco.

VAVEL Logo