Alcorcón 0-1 Ponferradina: Yuri conquista el feudo alfarero

Con mucho sufrimiento, pero con un gran sabor de boca final. Así consiguió y saboreó esta victoria la Ponferradina en un partido que son algo más que tres puntos. Una victoria de prestigio, en un campo muy complicado, ante un buen equipo y una afición que apretó desde el minuto 1. Se mostraron férreos atrás y letales a la contra, aunque faltó cierta tranquilidad en los metros finales para haber sentenciado el partido en una primera parte para enmarcar.

El partido comenzó con la Deportiva muy ofensiva, haciendo buena el atractivo once planteado por Claudio Barragán, que salió sin ningún tipo de tapujos a ganar y a jugar en Alcorcón. En un intenso arranque, la Ponfe no tardó en golpear. Era el minuto 14 y Yuri remataba a la red un buen pase desde línea de fondo de Cristian. Excelente internada por banda y mejor definición del brasileño.

Yuri ponía el 0-1 en el minuto 14

Tras el gol, el equipo berciano seguía intentándolo, ante un Alcorcón aturdido con el arreón inicial de los visitantes. Y, de nuevo, la tuvo Yuri en un lanzamiento de falta que se coló entre la barrera y que Dani Giménez sacó a la perfección cuando la pelota iba para dentro. Con el paso de los minutos, el conjunto alfarero se fue asentando en el terreno de juego, y con ello el ritmo del partido disminuyó así como la balanza se equilibró sobre el césped.

Entonces, la Ponferradina se aprovechaba una y otra vez de las imprecisiones locales para montar peligrosas contras con un Yuri que estaba eléctrico. En una de ellas, Yuri se escapó solo y rebosante de potencia pero erró en el mano a mano con Dani. Pocos minutos después, llegaba la primera de los de Miguel Álvarez, con un débil disparo dentro del área del prometedor mediapunta Christian Alfonso.

Y con el partido en su máxima igualdad, llegó la ocasión más clara del encuentro. Una vez más al contragolpe, Yuri pillaba desprevenida a la defensa y, con Acorán solo a su derecha para empujar el balón a la red, decidió jugársela él mismo ante Dani pero se le fue el balón demasiado largo, desaprovechando así una inmejorable ocasión, Con ella, se cerraba una primera parte en la que la Deportiva fue superior en todos los aspectos del juego.

Con la segunda parte, el Alcorcón mejoró

La tónica del partido dio un giro de 180º con la reanudación del mismo. El Alcorcón salió más enchufado, todo lo contrario que los de Barragán, que se mostraban muy estáticos y pasivos en demasía. Lo pudo aprovechar el Alcorcón para empatar el marcador, pero su dominio no se transformaba en ocasiones claras ante una defensa berciana correctamente plantada.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron un continuo asedio a la portería de Dinu, al cual se le vio muy concentrado a lo largo del partido sin dar lugar al error. Ángel Sánchez le probó con un disparo lejano, pero el rumano sacó una mano salvadora a bote pronto.

El Alcorcón dominaba pero no creaba ocasiones

Corría el minuto 65 cuando Claudio Barragán reaccionó para intentar cambiar la dinámica tan peligrosa que estaba adquiriendo la segunda mitad. Sacaba del campo a un participativo Juanjo y metía a Rueda para dar mayor consistencia al centro del campo. Esto fue clave para frenar el ímpetu alfarero y con su entrada se niveló el partido. El añadir otro mediocentro destructivo a su once, apaciguó unas aguas muy caldeadas dentro del campo como en las gradas.

Llegando ya a los últimos 15' del partido, la Ponfe renunciaba totalmente al ataque para defender tres puntos que se antojaban imprescindibles. Aún así, sus contras seguían estando ahí y cada vez que lanzaban una el público local se temía lo peor. Mientras, el equipo madrileño cesaba en su empeño, en su búsqueda del empate, pero estaban faltos de chispa y de profundidad y se hacían muy fáciles de defender.

Con el partido en el descuento, Yuri tuvo cerca la sentencia, pero Giménez volvió a responderle con una gran parada. Y así finalizaba este encuentro, con sorpresa. El Alcorcón perdía la oportunidad de colocarse líder en solitario y la Deportiva daba un golpe en la mesa, demostrando que este año, también están listos para dar guerra.

VAVEL Logo