Saúl dice adiós al fútbol

El fatal desenlace que todos temían se ha hecho, por desgracia, realidad. El de Trevías (Asturias) comparecía esta mañana en la sala de prensa de El Toralín para anunciar la peor noticia posible, sobre todo para el jugador, tras verse sometido a tres operaciones en los dos tobillos para tratar unos dolores que nunca remitieron y que impidieron que Saúl Fernández disputase algún minuto en la presente campaña.

"Lo primero que quiero agradecer es el apoyo de mis compañeros y del club en general durante todos estos meses. Ha sido un año complicado para mí en el que vi la cara mala del fútbol, con lesiones y operaciones. También quiero agradecer en especial el apoyo de mi familia. Después de haber pasado por varios especialista en España y en el extranjero y visto que la evolución no es la esperada, tendré que pasar de nuevo por el quirófano y, casi total seguridad, dejar la práctica del fútbol".

Estas fueron las palabras de un Saúl triste, consciente de que no ha podido demostrar todo su enorme talento por culpa de dos lesiones en sendos tobillos que llevaba arrastrando desde su etapa como jugador del Deportivo de La Coruña, equipo que abandonó en el mercado invernal de la pasada campaña para recalar en el cuadro berciano, el cual llevaba siguiendo al futbolista asturiano desde meses atrás.

A las palabras del asturiano se sumaron gestos de apoyo por parte de su compañero Acorán Barrera. El canario recalcó lo "duro que es ver sufrir así a un compañero, que siempre ha tenido muy mala suerte con las lesiones desde que llegó a la Deportiva". Espera que la retirada de Saúl sea "un buen estímulo para la plantilla, para conseguir la permanencia y dedicárselo a Saúl". Además, admite que Claudio les pone "el ejemplo de Saúl, para sacar fuerzas y ánimos" cada vez que la situación no es favorable. No terminó la rueda de prensa sin mostrarle el "apoyo y el cariño de parte de todos sus compañeros", en la que seguro que será una triste despedida para toda la familia blanquiazul.

Caption

Saúl Fernández García, que cumplía 29 años el pasado 4 de abril, comenzó a jugar al fútbol en las categorías inferiores del C.D. Treviense de su localidad natal. Su velocidad, calidad y excelencia en el regate le llevaron a fichar por el filial del Sporting de Gijón antes de fichar por el Málaga, donde alternaba sus apariciones entre el filial y el primer equipo en Primera División. En 2007 ficha por el Levante, donde repite la misma tónica de alternar el Levante B con el primer equipo, también en Primera División. Dura una temporada en el Ciuad de Valencia hasta que el Elche se hace con sus servicios (en Segunda División) y, dos temporadas después, ficha por un Deportivo de La Coruña que no pasaba por su mejor momento y en el cual vive un dramático descenso a Segunda División. El cambio de técnicos en el equipo coruñés (Lotina y Oltra), la pérdida de confianza de su técnico y las lesiones que comenzaban en los tobillos hacen que el Deportivo se plantease su salida en el mercado de verano de 2012, pero el portugués Domingos Paciência frena su salida aunque, cuatro meses después, en enero de 2013, el equipo le da la carta de libertad al futbolista que, si bien otros equipos de Segunda División se habían interesado en sus servicios, aceptó la oferta de la Ponferradina para estar más cerca de los suyos.

Fotografías: SD Ponferradina, Sport Murcia.

VAVEL Logo