19 años sin un hat-trick en El Molinón
Foto: sporting-heroes.net

Quini, Ferrero, David Villa, Joaquín, Bilic, Barral... La historia del Sporting de Gijón está llena de grandes goleadores. Desde los atacantes de la década de los 80, hasta otros más modestos del actual siglo. Todos tienen algo en común: el gol. Buscar la portería en todo momento, ese olfato de estar en el lugar adecuado que distingue entre el delantero, y el goleador.

Sarabia pone fin a una racha de 19 años sin un hat-trick de un jugador del Sporting en Gijón.

El Molinón llevaba años sin un delantero de referencia. Desde que se fueran Barral y Bilic, los David Rodríguez o Guerrero no han llegado al nivel esperado. Profundizando aún más, el público sportinguista llevaba 19 años sin ver como uno de sus jugadores anotaba tres goles en el mismo partido.

Ojo, no 19 años sin un hat-trick, pues Bilic lo haría en 2008 ante el Sevilla en el Pizjuán (precisamente el próximo campo que visitarán los asturianos), pero en aquella ocasión fue fuera de casa. Hay que remontarse al 1 de abril de 1996 para encontrar al héroe que anotó tres goles en El Molinón para el Sporting, un emblema, el mítico Julio Salinas.

En aquella ocasión, el delantero centro perforaría en tres ocasiones la meta defendida por Abel, portero del Rayo Vallecano. Primero en el minuto 29 para poner el 1-0 aprovechando un rechace del meta tras un chut de Lediakhov. Pocos minutos más tarde, llegaría el 2-1 tras un gran pase de Mario. Tras la reanudación, Salinas haría el 3-1 que sentenciaba el partido y se convertía en el resultado final.

El domingo en El Molinón, Toni Sanabria ponía fin a esta racha con su triplete ante la UD Las Palmas. El delantero paraguayo completaría un perfecto hat-trick, anotando un gol de cabeza, uno con la zurda y el último con la diestra. Diecinueve años son muchos, pero el Sporting parece haber encontrado otro nueve de referencia para lograr la permanencia en Primera.

Sanabria, cedido de la Roma, aún está más que lejos de emblemas como Quini o Ferrero, pero a sus 19 años, se puede intuír en el algo especial, aquello que todo entrenador busca: olfato goleador. El Sporting tiene razones de sobra para aferrarse al sueño de que el año que viene, seguirá en la máxima división del fútbol español.

VAVEL Logo