Las Palmas, Valencia y el legado de Gary Neville
Fotografía: Carla Cortés | VAVEL

En el fútbol, tal y como sucede en la vida, los altibajos son la tónica habitual. Un día se logra una goleada insólita del líder y al día siguiente se puede perder en casa con el colista. Esa es la magia del deporte del balón: cualquier cosa puede pasar. El caso del Valencia de esta temporada está siendo cuanto menos esperpéntico. De ser un aspirante a jugar la previa de la Champions a estar luchando por mantener la categoría. De un extremo a otro con una afición más caliente con cada semana que pasa. Así van las cosas en la capital del Turia.

La apuesta de Neville por parte de la directiva valencianista fue un giro completamente inesperado. La afición ché había pedido por activa y por pasiva la cabeza de Nuno Espírito Santo, y la llegada del técnico británico dejó dudas. El que fuera jugador del Manchester United tenía muy poca experiencia, no dominaba el idioma y no conocía los entresijos de Mestalla. Muchos pensaban que el Valencia había tocado fondo con Nuno y que a partir de ahí no se podía caer más. Nada más lejos de la realidad.

El Valencia que aterrizará este fin de semana en Gran Canaria será una extraña mezcla de confusión peligrosidad. Pako Ayestarán, que se hará cargo del banquillo ché, tiene muy pocas sesiones para ultimar los detalles del partido y con el regreso de los internacionales tras el parón de selecciones, menos entrenamientos aún con el grupo al completo. Los precedentes del nuevo técnico no invitan al optimismo para los chés: el debut de Neville en Liga se saldó con un empate en Ipurua ante el Eibar (1-1).

Pero que el aficionado amarillo no se confunda. Este Valencia sigue siendo igual de peligroso. Contra la Unión Deportiva, Neville no perdió ninguno de sus dos partidos. En Liga y con Nuno Valencia y Las Palmas empataron en Mestalla (1-1) en un partido donde si bien los canarios merecieron más, los chés cuajaron unos primeros veinte minutos brillantes. En Copa, el resultado fue exactamente mismo en el partido de ida pero esta vez fue el Valencia el que hizo méritos para cosechar la victoria. Ya en la vuelta y pese a las acometidas amarillas, fue el conjunto del Turia el que logró vencer otra vez gracias a unos primeros minutos de partido muy serios.

Copa: Valencia CF 1-1 UD Las Palmas (Ida)

Era más que evidente que canarios y valencianos llegaban a esta eliminatoria de cuartos con objetivos contrapuestos. La Copa del Rey era una competición para soñar para la Unión Deportiva. Llegar a cuartos no era ni mucho menos el gran objetivo y fue más bien un premio a la constancia y al trabajo bien hecho. El Valencia, por otro lado, tenía la convicción de que una Copa seria y solvente podría servir para tapar las heridas que el equipo tenía y sigue teniendo en Liga.

El choque de ida se decidió con un pequeño acto de fortuna. El Valencia intentó cerrar el partido por la vía rápida pero fue entonces cuando los de Quique Setién presentaron un arma que ahora están utilizando más que nunca: la solidez defensiva. Una zaga bien ordena contuvo a los chés en la primera parte. Y cuando la fortuna sonríe a los audaces...Las Palmas se adelantó en la eliminatoria gracias a un gol en propia portería de Wilfried Zahibo.

Ya en la segunda parte, el Valencia volvió a adelantar sus líneas en busca del tanto del empate. Las Palmas apenas cambió su estilo de juego. Ya el trabajo estaba hecho, se había logrado el objetivo de marcar fuera de casa. El gol de Paco Alcácer superada ya la hora de partido dio alas al cuadro del Turia, pero volvió la Unión Deportiva sólida atrás. Nili se erigió como el hombre del partido, siendo un auténtico puñal en el lateral derecho.

Copa: UD Las Palmas 0-1 Valencia (Vuelta)

Pese a que el resultado del partido de ida favorecía a Las Palmas, Setién quiso ir a por la victoria en la vuelta. No bastaba con defender el empate en Mestalla, había que sentenciar y para ello había que marcar. Quizás ese ansia por anotar lo antes posible se convirtió en un arma de doble filo. Al contragolpe, Rodrigo se aprovechó de una buena asistencia de André Gomes para poner el único tanto de la noche.

Fue un querer y no poder para la Unión Deportiva. Aunque el gol del Valencia llegó apenas traspasado el minuto 20 de partido y el equipo tenía más de una hora para llevar la eliminatoria a la prórroga. Quique Setién incorporó a Dani Castellano, Wakaso y Montoro para ganar mayor presencia en ataque pero aún así no bastó. Los jugadores amarillos se quejaron también de alguna que otra jugada dudosa en el área visitante, sobre todo de un posible penalti por manos de Mustafi. No lo vio Fernández Borbalán y tras una segunda parte de estar a punto de dar la machada, el pitido final daba por terminado el sueño amarillo.

De la fugaz etapa de Neville en Valencia, este encuentro en el Estadio de Gran Canaria fue en el que se vieron las mejores virtudes defensivas del equipo ché. Unas virtudes que diluyeron en cuanto el equipo llegó al Camp Nou en las semifinales. Un Barcelona que sin realizó un partido espléndido anotó la friolera de siete goles a un Valencia impotente, sin ideas y totalmente con los brazos bajados. La vuelta en Mestalla, un mero trámite (1-1)..

La dupla Nuno-Neville, similitudes con Koeman

Guarda muchas similitudes el Valencia de Nuno Espírito Santo y Gary Neville con el que su momento dirigió Ronald Koeman. El ex jugador y ahora técnico holandés vivió su momento más delicado como entrenador en Mestalla. Dirigió al cuadro valenciano en 34 partidos, donde solo consiguió ganar en once ocasiones. Su destitución fue tardía, dejando al conjunto ché decimosexto a solo dos puntos del descenso. Faltaban tan sólo cinco jornadas para que acabara el campeonato y el equipo acababa de ser goleado en San Mamés a costa del Athletic de Bilbao (5-1).

Entraba en el tablero Salvador González 'Voro'. Tenía el trabajo de despejar las dudas, asentar el equipo en la categoría y sobre todo ser apaciguador entre plantilla, directiva y una afición muy enfadada con los suyos. La reacción no se hizo esperar: cuatro victorias en los últimos cinco encuentros y venciendo con autoridad al Atlético de Madrid en la última jornada (3-1).

Ronald Koeman en un partido con el Valencia | Fotografía:  Jasper Juinen/Getty Images
Ronald Koeman en un partido con el Valencia | Fotografía: Jasper Juinen/Getty Images

De esta manera, el Valencia pasó de la decimosexta posición en Liga a alcanzar la décima plaza. De estar sólo dos puntos del farolillo rojo a aumentar esa diferencia a nueve. Y lo que es mejor: disputar competición europea en mitad de tabla. El único gran logro de Koeman fue ganarle la Copa del Rey al Getafe (3-1) y certificar el pasaporte para fase previa de la entonces llamada Copa de la UEFA.

Comparativa Koeman (2007/08) y Neville (2015/16)

Nombre/Estadísticas Partidos Victorias Empates Derrotas Puntos por partido
Ronald Koeman 34 11 9 14 1,28
Gary Neville 28 10 7 11 1,32

(Elaboración propia | Fuente: Transfermark)

VAVEL Logo