La historia de superación de Ángel Trujillo
La historia de superación de Ángel Trujillo. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

La carrera futbolística de Ángel Trujillo no ha sido, ni mucho menos, fácil. El central madrileño, que en sus inicios llegó a compaginar la práctica del balompié con el trabajo en unos almacenes, aterrizó allá por el año 2007 en Almería para enrolarse en las filas de su filial e ir quemando etapas hasta asentarse en el primer equipo, cosechando un ascenso a la máxima categoría y una permanencia en la élite al año siguiente. Ya en la campaña posterior, tras consumarse el retorno a Segunda División del equipo andaluz, el zaguero emigraría a Valencia para recalar en el Levante Unión Deportiva, donde vivió un año de sinsabores –con descenso y distintas desavenencias con el técnico granota incluidos-.

"Me tuvieron que reconstruir el ojo prácticamente entero"

Pero lo estrictamente deportivo quedó a un lado cuando el defensa sufrió una lesión en el ojo derecho que estuvo muy cerca de apartarle del fútbol y que, como él mismo explica, se trató de una dolencia sin ningún tipo de precedente en España: “Sufrí una lesión bastante grave; estuve a punto de perder la visión completa del ojo y me lo tuvieron que reconstruir prácticamente entero. No hay nada escrito sobre esa lesión y se puede decir que practicaron conmigo”. No obstante, la intervención resultó ser fructífera y actualmente vuelve a disfrutar del deporte rey, lo cual considera “un milagro”.

“Es muy duro que te digan de un día para otro que tienes que dejarlo”, afirma un Trujillo que sabe crecerse ante las adversidades y que afrontó su recuperación como un reto más. “Cuando llegué a la clínica y me senté para que me miraran el ojo, me operaron de urgencia porque con el simple hecho de levantarme de la silla ya lo podía perder, incluso luego vieron que era peor de lo que se esperaban”, ha concretado el jugador, que no tenía más objetivo que recuperarse, fin para el cual tuvo que hacer frente a tres meses de duro trabajo en los que estuvo prácticamente inmovilizado. “Es algo que no sabes cómo va a quedar porque no sientes dolor, pero gracias al cirujano, a la recuperación, que ha sido buenísima, y al Levante, que puso todos los medios para que todo fuera bien, sigo jugando al fútbol y veo perfectamente, que es lo más importante”, ha argumentado.  

Ángel Trujillo pudo volver a jugar al fútbol con unas gafas protectoras. (FOTO: Mateo Villalba 

Ahora, Ángel Trujillo vuelve a defender los colores de la Unión Deportiva Almería, con la que lo ha jugado todo hasta la fecha en la presente temporada, un equipo, el que dirige Fernando Soriano, que va creciendo de manera progresiva en el campeonato, aunque lejos de su estadio disminuya de forma considerable sus prestaciones, reto, otro más en el camino del zaguero, que afronta con la confianza que otorga la victoria del pasado domingo frente al Córdoba. “Vamos al estadio del Sevilla con muchas ganas y con la ilusión de que se está viendo a un equipo en todos los sentidos”, subraya el “14”, que no da lugar a las especulaciones y aboga por mantener la agresividad y la intensidad que se expuso ante el conjunto califal. “Estoy convencido de que ganaremos”, ha apostillado.

VAVEL Logo