Set en blanco en Mendizorroza
Foto: Daniel Nieto - VAVEL

Cosas del destino. Seguramente, eso es lo que deberían pensar Alavés y Barcelona cuando, en la misma semana que se conocía que ambos equipos se iban a enfrentar en la final de la Copa del Rey, el calendario de La Liga ocasionaba un duelo entre los dos conjuntos. El partido, entonces, se presentaba como un aperitivo de la final del día 27 de mayo, aunque para este choque aún tenga que llover bastante.

Tras sendas semifinales, los entrenadores han preferido dar descanso a algunos de sus jugadores importantes, así que los dos onces titulares han tenido sorpresas. Por parte local, Pellegrino ha introducido un total de siete cambios respecto a los once elegidos para el partido de vuelta de la semifinal ante el Celta. Luis Enrique, por otro lado, ha movido seis piezas respecto al puzzle que consiguió el pase a la final de la Copa frente al Atlético de Madrid.

El partido, prácticamente, solamente tuvo un dueño. El Barça controló el duelo en la primera mitad y lo remató en los segundos 45 minutos. El tridente se mostró muy concentrado de cara a puerta y así lo demuestra el marcador final de 0-6. El Alavés, por su parte, nunca estuvo cómodo en el terreno de juego y terminó el partido impotente.

Intensidad inicial

El partido empezó sin presentación previa. Los dos equipos salieron muy enchufados intentando recuperar el balón rápido tras pérdida, como hacen con normalidad en sus encuentros. Durante los primeros compases del duelo, el Alavés consiguió un par de recuperaciones en campo rival que hicieron dudar a la defensa culé.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que el Barça se hizo con el mando del encuentro y lo controló a su manera. Con mucha posesión, buscando el mejor pase y embotellando poco a poco al Alavés, los hombres de Luis Enrique tenían entre ceja y ceja abrir la lata del enfrentamiento con un primer gol.

Digne disputó los 90 minutos en Mendizorroza | Foto: Alex Gallardo - VAVEL
Digne disputó los 90 minutos en Mendizorroza | Foto: Alex Gallardo - VAVEL

No obstante, el Alavés fue quien tuvo la primera ocasión clara de gol. Una cabalgata de Theo Hernández tras un saque de esquina azulgrana lo condujo hasta un uno contra uno con Ter Stegen, que rechazó el balón con el cuerpo tapando muy bien su portería. En el mismo minuto, fue André Gomes el que estuvo a punto de inaugurar el marcador para el Barça, pero Pacheco también logró impedirlo igual que había hecho su compañero de portería rival.

Llegaron los goles

El conjunto catalán, a pesar del susto de Theo, seguía con el mismo guión y dominaba el balón ante un Alavés ordenado que hacía todo lo posible para evitar lo que al final fue inevitable: el gol visitante. Y es que los jugadores de Pellegrino no lograban salir al contragolpe, y todas las recuperaciones que conseguían, eran en campo propio.

En el minuto 37, ocurrió lo que se veía venir. Tras una buena jugada de Neymar por la parte izquierda, el brasileño filtró un pase interior para Suárez, Rakitic abrió hacia la banda izquierda donde esperaba Aleix que, al primer toque, mandó un centro raso medido para que Suárez finalizara una buena jugada colectiva del conjunto culé y pusiera así el 0-1 en el marcador.

Tres minutos más tarde, las cosas que le iban a complicar aún más a la escuadra de Mendizorroza. Una recuperación en zona ofensiva del Barça permitió a Suárez combinar con Messi, que le quiso devolver el balón al uruguayo. Sin embargo, Pacheco iba a llegar antes al balón, pero Suárez, aprovechando que el balón del portero local le rebotaba en su frente, dirigió el cabezazo hacia Neymar, que dentro del área alojaba el balón dentro de una portería que había quedado vacía. Por tanto, 0-2 para el Barça en un final de primera mitad muy eficaz para los intereses azulgranas.

Luis Enrique estuvo activo durante la duración del encuentro | Foto: Daniel Nieto - VAVEL
Luis Enrique estuvo activo durante la duración del encuentro | Foto: Daniel Nieto - VAVEL

Festival goleador visitante

Parecía que el Alavés salía con otra actitud en la segunda mitad, con aire fresco tras cambiar de formación en el descanso. Lograba, en los primeros minutos de la segunda parte, retener más el balón e incluso llegar con peligro hasta la portería de Ter Stegen, como en una ocasión de Santos que desaprovechó el delantero blanquiazul. Pellegrino ordenó adelantar las líneas, un riesgo que se tenía que correr si querían optar a algo en el partido.

Este adelanto de líneas local, no obstante, acabó favoreciendo al Barça. Los jugadores culés conseguían recuperar balones con facilidad y lanzaban rápidas transiciones ofensivas que ponían en apuros a la defensa local. Con ocho minutos, los azulgranas han sentenciado, finiquitado, matado y enterrado el partido con cuatro goles parecidos.

Messi, Alexis en propia puerta, Rakitic y Suárez por segunda vez han colocado un contundente 0-6 en el marcador de Mendizorroza. Todos estos goles han venido precedidos de pérdidas del Alavés, o recuperaciones culés, seguidas de veloces transiciones defensa-ataque del Barcelona. Ante Pacheco, los jugadores culés se han mostrado infalibles y lo han batido hasta en cuatro ocasiones más.

Messi y Neymar vieron puerta en la visita culé a Vitoria | Foto: Alex Gallardo - VAVEL
Messi y Neymar vieron puerta en la visita culé a Vitoria | Foto: Alex Gallardo - VAVEL

Escalofrío final

Corría el minuto 67, y el marcador ya era de 0-6. Si el partido seguía por el mismo camino, el resultado podía convertirse en histórico. No obstante, el Barça bajó el pie del acelerador, y fue a defender la amplia renta mediante la posesión, no sin descartar la opción de marcar algún gol más. El partido, además, se enfrió por completo a tres minutos de la finalización del mismo.

En el minuto 87, un balón suelto en la parte derecha de la defensa azulgrana recibió la visita de Theo y Aleix Vidal. El primero realizó una entrada muy fuerte buscando el esférico, pero enganchó el tobillo de Aleix entre sus piernas. La imagen del tobillo de Aleix completamente partido era escalofriante. El jugador catalán tuvo que ser retirado en camilla y el Barcelona disputó los compases finales del partido con un jugador menos, ya que Luis Enrique había realizado los tres cambios.

Al final, el marcado no se movió y el conjunto del Camp Nou se llevó un amplio triunfo de su visita en tierras vascas. El ambiente final, no obstante, se vio ensombrecido por la lesión de Aleix, hecho que destacaron tanto jugadores como el mismo Luis Enrique al terminar el duelo. A pesar de todo, tres puntos más para los azulgranas y el Alavés quiere olvidar ya este encuentro y centrarse de cara a los próximos compromisos.

VAVEL Logo