FC Barcelona 2014/15: Luis Suárez
Imagen: VAVEL

Luis Suárez, cosecha de enero de 1987. El delantero originario de la localidad uruguaya de Salto el pasado verano dejó las filas del Liverpool, con el que estuvo cerca de conquistar la Premier League, para desembarcar en la Ciudad Condal. El capitán de la selección uruguaya desarrolló una gran campaña en Anfield y exceptuando el incidente del mordisco a Chiellini en el Mundial de Brasil 2014, había realizado una temporada impecable.

Primeras sensaciones

Andoni Zubizarreta y la Dirección Deportiva del FC Barcelona convencieron al jugador y al club inglés a cambio de 81 millones de euros. De esta manera, el Barça se hacía con los servicios del Bota de Oro de la temporada 2013/14. El "9" del club catalán estuvo cuatro meses apartado de los terrenos de juego pero la paciencia y, sobre todo, el trabajo se vieron recompensado cuando el 26 de octubre de 2014 debutó con la elástica azulgrana ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Rival y escenario ideal para demostrar su valía, así lo hizo pese a no ver puerta pero dejó interesantes destellos de calidad. El resultado no fue favorable para los hombres de Luis Enrique. No obstante, ya había tenido minutos en el Trofeu Joan Gamper, en el que disputó los últimos 15 minutos.

Paulatinamente fue entrando en el once inicial compartiendo responsabilidades ofensivas con Leo Messi y Neymar Jr. El nuevo ariete del Futbol Club Barcelona se dejaba la piel en cada partido, realizaba acciones de combinación pero seguía sin ver puerta. Un delantero vive de los goles y el primer tanto de Luis Suárez con la casaca del Barça llegó el 25 de noviembre ante el APOEL de Nicosia en la fase de grupos de la Champions League. El "9" le hizo un caño al defensa con un simple amago y batió al guardameta del conjunto chipriota con un potente disparo, ayudando a conseguir el 4-0 con el que se cerró el encuentro.

El primero de tantos goles, se quitó la presión y ahuyentó los fantasmas que habían tenido otros nueves en Can Barça como Alexis Sánchez, Bojan KrkicZlatan Ibrahimovic, que no acabaron de cuajar en las filas azulgranas. Su progresión no solamente satisfacía al cuerpo técnico o a sus compañeros, sino también a la siempre exigente afición culé que ya coreaba el nombre del nuevo delantero. El 20 de diciembre de 2014 marcó su primer gol en la Liga BBVA ante el Córdoba, partido que el Barça se llevó por 5-0. El Camp Nou fue testigo de cómo se estreno en el torneo de la regularidad, el charrúa iba a cerrar el 2014 con un buen sabor de boca ante una grada ansiosa de volver a ver de corto al uruguayo.

Inicio dubitativo

El arranque del 2015 no fue el deseado, el 4 de enero del presente año el Barça caía ante la Real Sociedad en Anoeta tras un tanto en propia puerta de Jordi Alba. Luis Suárez partió como titular pero no pudo ayudar a los suyos a girar el resultado. Sin embargo, el 8 de enero de 2015 ante el Elche marcó su primer tanto en la Copa del Rey, otra vez en el Camp Nou. 5-0 se cerró aquella noche de ensueño azulgrana que le serviría al charrúa y a toda la primera plantilla para coger confianza ya que se avecinaba un mes cargado de partidos importantes. 

El Barça seguía con paso firme en la Copa del Rey y Luis Suárez se iba asentando en el once inicial, ya era un fijo en los planes de Luis Enrique. Volvía la Champions League y ante él, un rival conocido: el Manchester City. El uruguayo sabía lo que era jugar en el Etihad Stadium y medirse a Sergio Agüero, Yaya Touré, David Silva y compañía. El regreso a las islas británicas no pudo ser mejor, el "9" del Barça marcó por partida doble en la ida de los octavos de final e inclinaba ligeramente la balanza a favor de los azulgranas, 2-1. Gran partido del delantero pero lo mejor sin duda estaba por llegar.

22 de marzo de 2015, el FC Barcelona recibía al Real Madrid en el Camp Nou, empate a uno en el electrónico y el ariete marcó el definitivo 2-1 con un gran control y una definición propia de los mejores delanteros del mundo. Iker Casillas no pudo hacer nada ante semejante disparo. Luis Suárez, sus compañeros, el banquillo y la grada enloquecieron con el tanto que aceraba la Liga al Futbol Club Barcelona. Noche mágica para el barcelonismo y, en especial, para el delantero sudamericano que dejaba atrás el calvario de la sanción de la FIFA y hacía lo que mejor se le daba: jugar al fútbol.

Su idilio con el gol

Ida de los cuartos de final de la Champions League, otro doblete del uruguayo; además de una actuación estelar. Dos goles que dejaron encarrilada la eliminatoria y cerca estuvo de marcar el tercero, sin lugar a dudas el hombre del partido. Luis Suárez parecía tener un idilio con la máxima competición del viejo continente.

Tramo final increíble del compañero de baile de Neymar Jr y de Leo Messi. El pasado 2 de mayo de 2015, consiguió su primer hat-trick con la elástica del Barça, ante el Córdoba en la jornada 35 de la Liga BBVA. Goleada por 8-0 que acercaba a los discípulos de Luis Enrique al título del torneo de la regularidad. 

En las semfinales de la Champions League, volvió a brillar en forma de asistente, no marcó pero dejó destellos de calidad como el sombrero a Benatia en el Allianz Arena. Tuvo que abandonar el terreno de juego por molestias. Se perdió el partido ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, en el que Leo Messi le dio la Liga al Barça y la última jornada del campeonato doméstico ante el Deportivo de La Coruña.

Con la Liga en su palmarés, Luis Suárez disputó la final copera en la que el Barça se impuso por 1-3 gracias a los tantos de Leo Messi por partida doble y Neymar. Sin lugar a dudas, quedaba la guinda al pastel, cerrar una temporada de ensueño. Ganar la Champions League, el mayor trofeo continental y el poner fin a una campaña consiguiendo todos los títulos. 

Héroe en Berlín

La gran final de la Liga de Campeones se disputó el pasado 6 de junio de 2015 en el Estadio Olímpico de Berlín. Juventus y Barcelona cara a cara en busca de la "orejona". El triplete iba a caer solamente en uno de los bandos. Ivan Rakitic avanzó a los catalanes en los primeros compases del partido, tras la reanudación Álvaro Morata igualó la contienda. Luis Suárez lo había intentado por activa y pasiva pero sus intentos no veían puerta, ó se estrellaban con Buffon. Pasada la hora de partido, Leo Messi dispara desde la frontal, el meta italiano solamente consigue desviar el esférico, y ahí estaba el delantero uruguayo con su olfato goleador para poner el 1-2 en el electrónico. Júbilo y alegría en el jugador y en el resto de sus compañeros, el banquillo azulgrana y los aficionados saltaron de sus asientos para celebrar el tanto que volvía a adelantar a los hombres de Luis Enrique. Voluntarioso, luchador, goleador, así fue la final de la Champions League para Luis Suárez que abandonó el terreno de juego adolorido en los minutos finales pero con un gran partido a sus espaldas.

Uno de los héroes de Berlín, del ostracismo a la gloria, de repudiado a galardonado. Su idilio con el gol seguía en Europa, y ha valido la quinta Champions para el Barça además del segundo triplete de la historia del club. La conexión entre Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Jr han dado sus frutos, los tres arietes no han faltado en las grandes citas, y sus escuderos llámense Iniesta, Rakitic, Busquets y compañía han ayudado a que las referencias ofensivas sudamericanas hayan marcado las diferencias en los metros finales.

Cifras

Luis Suárez ha acabado la temporada con los siguientes números: en la Liga BBVA ha marcado 16 goles en 27 partidos, habiendo jugado 2.179 minutos, dando 14 asistencia y ha visto cuatro cartulinas amarillas; en la Copa del Rey ha anotado dos tantos en seis encuentros, jugando 528 minutos, ha dado cuatro asistencias y ha visto dos tarjetas amarillas; y en la Champions League ha marcado siete dianas en diez partidos, tiene a sus espaldas 826 minutos, solamente una cartulina amarilla y ha dado tres asistencias de gol. En resumen: 25 goles marcados, 42 partidos disputados (dos de ellos como suplente), sumando un total de 3.555 minutos (73 minutos desde el banquillo).

VAVEL Logo