La igualdad le gana la partida a Almería y Oviedo
Jugadores del Almería celebran el tanto del empate final anotado por José Ángel Pozo. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

Empate a uno entre Almería y Oviedo en un encuentro en el que la igualdad fue la tónica general y que estuvo marcado por la participación de dos de los hombres decisivos que se encontraban sobre el verde. A saber, Saúl Berjón y José Ángel Pozo, que con sus goles condimentaron un choque cuyo primer tramo fue de alternancias para ambos equipos, habida cuenta de que tanto rojiblancos como carbayones consiguieron prodigarse en el área rival con cierta facilidad, siendo la ocasión más clara una protagonizada por los locales gracias a un disparo desde el balcón del área de Rubén Alcaraz que se marchó desviado por poco. No obstante, la carta de presentación del elenco de Ramis no amilanó, ni mucho menos, al adversario, que también dispuso de sus opciones con Toché y Saúl Berjón como principales baluartes. 

Sin un dueño del balón claro, así discurría el encuentro; con un equipo, el asturiano, que trataba de generar peligro haciendo alarde de un fútbol más combinativo y otro, el unionista, que se encomendaba a un juego más directo para superar las líneas de presión y llegar a ambas bandas en zonas de ataque, con Gaspar y Fidel muy abiertos y Motta y Nano especialmente incisivos. Precisamente fue el zaguero costasoleño quien probó suerte, también desde lejos, con un zurdazo desde tres cuartos de campo que desbarató Juan Carlos a saque de esquina.

Caballero, durante un lance del encuentro. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

Al término de la primera mitad, máxima igualdad entre los contendientes. Ninguno fue capaz de imponer su ley y el resultado inicial no cambió. Fue tras la vuelta de vestuarios cuando todo sucedió. Primero, el Oviedo golpeó con un gol de Saúl Berjón al aprovechar este un pase bombeado de un compañero y superar con una precisa picada la salida de René. Se ponía cuesta arriba el envite para la escuadra indálica, pero no por mucho tiempo. 

Pozo interrumpe la alegría asturiana

Cuando los ovetenses aún estaban festejando se toparon con el empate. José Ángel Pozo apareció y dejó muestras de la calidad que atesora pero que aún expone con cuentagotas. El malagueño recibió en la frontal del área, dejó atrás a un rival y se perfiló para disparar con la pierna derecha; el cuero tomó el vuelo y la dirección adecuados y, aunque el meta carbayón pudo rozarlo, nada fue capaz de hacer para evitar que se colara por su palo derecho y acabara besando las mallas.

Pozo celebra el gol que supuso el empate en el electrónico. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

Tras el tanto que puso las tablas en el luminoso el ritmo del encuentro aminoró. Se sucedían las interrupciones y los cambios introducidos por uno y otro técnico apenas daban oportunidad a que la confrontación gozara de cierta continuidad. En cualquier caso, el balón fue entonces de color rojo y blanco y la entrada de Pervis Estupiñán insufló resuellos a su equipo, que se encomendó a la velocidad del ecuatoriano para hacer daño por el flanco izquierdo.

A los dos les faltaba acertar en el último pase, dar con ese espacio que terminara por inclinar la balanza. Como a punto estuvo de hacer Nano González con un libre directo que se marchó a escasos centímetros del poste de la meta astur. Replicó en las postrimerías del partido un sempiterno Saúl Berjón, que puso a prueba los reflejos de René con un chut lejano algo escorado a la izquierda que el cancerbero gaditano acertó a enviar a saque de esquina.

Nada más ocurrió, amén del debut como rojiblanco de Tino Costa, que dejó destellos de lo que puede aportar y muestras de que aún anda falto de ritmo. Al final, empate justo entre dos conjuntos que vieron como la igualdad salió vencedora de un partido que deja buenas sensaciones en uno y otro bando.

Así lo vivimos

VAVEL Logo