Serra Ferrer: "Hemos montado un bloque sólido, con experiencia, con calidad e ilusión"
Serra Ferrer cumple su tercera etapa en el club de las trece barras | FOTO: Real Betis

La vuelta de Serra Ferrer al Real Betis ha sido una inyección de ilusión en el proyecto de los verdiblancos. Sobre el papel, la labor del ex entrenador bético al frente de la dirección deportiva ha sido muy positiva. Aprovechando el final del mercado, Serra ha sido entrevistado por los medios oficiales del club para hablar de cómo han sido la planificación y el desarrollo del recién finalizado período de traspasos.

Satisfecho por el trabajo bien hecho

El vicepresidente deportivo asegura que el balance del mercado de fichajes "es positivo". Al mismo tiempo este afirma que "ahora tenemos que demostrar que estas decisiones también tengan un rendimiento sobre el campo y el bético esté identificado con ello. Todos debemos tener esta predisposición de ayudar, intentar unir, hacer fuerza en equipo y se conformará este equipo que competirá en el terreno de juego". Un equipo con señas de identidad hará que "el beticismo en general" crea que "su camiseta y el escudo” están siendo bien representados.

Acerca de los movimientos efectuados durante estos meses de verano de incesante trabajo, Serra dice: "mi grado de satisfacción es alto, siempre dentro de la prudencia y la humildad que se necesita para competir en Primera División". Una de las claves a la hora de conformar una plantilla a la altura con jugadores de renombre ha sido que todos "los consejeros delegados, el consejo de administración, la dirección general del Club y la secretaría técnica se han volcado para que tomemos estas decisiones con la confianza, el respaldo, la transparencia que tiene que tener un club de fútbol cuando cree que hay este perfil de futbolista que podemos traer y convencer para que se una a esta idea de lo que es el beticismo". El hecho de que "todos han remado en esta idea y todos se han esforzado desde la discreción, el compromiso y la unidad" contrae la misma satisfacción que "los jugadores que han venido".

Tras varias temporadas en las que el rendimiento de los futbolistas que llegaron a Heliópolis no fue el esperado, Serra espera haber dado con la tecla. “Teníamos el convencimiento de que debíamos cambiar esta situación porque estaban presentes demasiadas dudas. Y en el fútbol, cuando te vuelves a iniciar con las dudas, es muy difícil enderezar estas cosas. Nos pusimos a trabajar para buscar perfiles de futbolistas que encajen bien y, entre jugadores que finalizaban contratos, traspasos y cesiones, han salido veinte futbolistas y han entrado diez con un perfil bastante adecuado por las posiciones que creíamos que debíamos potenciar". Y es que el mallorquín no ha dudado en conformar un plantel lleno de jugadores contrastados pero al mismo tiempo asumibles por las arcas béticas: "El Club ha hecho un esfuerzo, ha sabido gastar lo preciso y ha apostado por gente joven que creemos que a corto, medio y largo plazo dará un buen rendimiento. Ya no solo en el terreno de juego, sino también como un posible recurso económico que tengamos". El período de traspasos del Real Betis se ha cerrado con la incorporación de "tres defensas, cuatro centrocampistas y tres delanteros para reforzar esta idea de formar una plantilla" y a partir de aquí sea el míster quien elija "el mejor equipo con su idea y criterio". En un mercado con precios tan desorbitados y los grandes clubes siempre al acecho de los mejores jugadores "tienes que estar muy atento a cualquier movimiento y a que los demás equipos no se enteren demasiado de lo que tú vas a hacer. Hay mucha competencia y tampoco nosotros tenemos tanto músculo económico para afrontar esto sin ningún problema". Por eso mismo conseguir fichar "futbolistas con experiencia, con calidad y que están prácticamente integrados porque desde el primer minuto les gustó la idea de lo que significa ser jugadores del Betis, lo que representa poder jugar para esta afición" tal y como está el fútbol hoy en día es un factor a tener en cuenta.

Introducción al beticismo

A la hora de captar jugadores para el proyecto, Serra Ferrer se ha convertido en el principal aval de los verdiblancos. Este "les transmitía con palabras muy entendibles lo que es el bético, lo apasionado y generoso que es. Todas estas sensaciones que el futbolista también valora a la hora de decidir porque no solo es dinero, sino también saber que te sentirás realizado con la posibilidad de cambiar parte de la felicidad de una persona o de familias enteras". Además de transmitirle "lo que significa estar integrados en la familia bética", es importante que los futbolistas vean que el club se identifica con una idea de juego, es decir, "lo que pretendemos y el míster que hemos elegido para conducir y gestionar todos los recursos humanos y deportivos de esta plantilla". Para poder convencer al jugador de que está eligiendo la mejor opción, el discurso debe ser una mezcla de corazón y fútbol, ya que “el corazón está claro que está presente pero también la cabeza, en relación a que no contábamos algo irreal". Serra ha intentado transmitir la generosidad, humildad, entrega y agradecimiento del "bético apasionado" para que el futbolista valore y se sienta realizado "al jugar y trabajar para este tipo de espectador". El propio vicepresidente deportivo dice sentir gran "satisfacción de ir por la calle y encontrarte a un bético agradecido por lo que ha disfrutado, lo que ha visto y porque se imagina lo que puede ver".

Nuevos pilares para el nuevo proyecto

El que fuera entrenador del Real Betis en dos ocasiones estableció un criterio principal a la hora de realizar las incorporaciones este verano: acortar los plazos de adaptación. Para ello se han fichado jugadores con experiencia previa en LaLiga, exceptuando a Boudebouz "porque tiene un fútbol diferente y que necesitábamos". El futbolista argelino está llamado a ser uno de los pilares del proyecto de Setién, un tipo de futbolista que hay en España pero "no son viables para que el Betis pueda pensar que puede comprar un futbolista de este nivel". Es importante que la valoración del encargado de la dirección deportiva y el técnico acerca de un posible fichaje coincidan. Es por eso que tras despertar el interés de Serra, el cántabro "lo vio, lo analizó, coincidimos y estoy convencido que cuando pueda entrar a participar y a competir con los demás compañeros para hacerse un hueco en el once, todos disfrutaremos”.​

Una de las principales apuestas del Real Betis para esta temporada fue la contratación del ex técnico de Las Palmas, Quique Setién. Entrenador que se identifica con un estilo de juego reconocible y al cual había que aportarle mimbres para que su idea pudiera llevarse a cabo en Heliópolis. Serra Ferrer afirma que "el míster está ilusionado, contento y feliz porque ve el comportamiento de los jugadores en cuanto a la exigencia que por sí solos ellos tienen". Una vez definidos quienes serán los futbolistas que el cántabro tendrá a su disposición esta temporada " le tenemos que ayudar porque esto es una labor difícil y complicada, y hay que apoyarlo, arroparlo bien porque los técnicos también requieren esto". A la hora de conformar los onces, "el perfil humano del jugador que ha venido es bueno y seguro que va a colaborar para que esto sea lo que pretendemos, un equipo de verdad" aunque después "el míster creerá que es más interesante que juegue uno o que juegue otro".

La regla de los tercios

Además de haber reforzado el primer equipo con hasta 10 fichajes, Setién tendrá a su disposición a varios de los canteranos del Betis Deportivo. Al conformar una plantilla corta, los jugadores del filial tienen la posibilidad de "participar de lo que ha sido su ilusión, su sueño, que es jugar en el primer equipo", algo que "no es viable porque no hay posibilidades" si "hacemos una plantilla de 24 o 25 futbolistas", comenta Serra. "El míster aceptó también este reto, lo ha demostrado en la pretemporada", donde debutaron hasta 18 futbolistas, entre los cuales destacaron Juanjo Narváez, Francis o Junior. El mallorquín sabe de la importancia de tener a todos los futbolistas de la plantilla enchufados ya que "la competición es larga e intensa, y todos son importantes. Absolutamente todos" y se necesita de una competencia "sana, deportiva y fuerte entre los jugadores". Tal y como comenta Serra, "el míster tiene que tener la tranquilidad de que cuando necesite un futbolista, estará motivado para demostrar al míster que él puede jugar y también enseñar toda la pasión e ilusión que tiene para entregar a los béticos”.

La secretaría técnica también ha tenido mucho trabajo en el apartado de salidas. Sin embargo es un hecho que Serra Ferrer describe como poco agradable: "Es mucho más fácil darle la bienvenida a un jugador que decirle a otro que pensamos que otro futbolista lo puede hacer mejor. Esto siempre es un poco triste, pero hay que hacerlo. Hay que tener la valentía y el atrevimiento de tomar decisiones que uno piensa que son las mejores". Hasta 20 son los jugadores cuyo futuro no estará ligado, como mínimo, esta temporada a la entidad de las trece barras. Desde un principio la intención del vicepresidente deportivo era la de montar "bloque sólido, con experiencia, con calidad e ilusión. Todo esto tiene que servir para que en el futuro haya un traspaso, haya un jugador que no ha encajado o porque hay jugadores que están cedidos que no pueden continuar en el Betis y puedes hacer alrededor de este bloque otro equipo". A partir de aquí, y si el equipo termina cuajando después de muchos proyectos por los que han pasado infinidad de jugadores, el club solo tendrá que afrontar "cuatro o cinco altas y lo mismo con las bajas. Esto es lo que me gustaría", dice Serra. El encargado de la dirección deportiva del Real Betis este verano volvió a explicar, tal y como hizo en la presentación de Joel Campbell, cómo han equilibrado la plantilla con los incorporaciones y la presencia de los canteranos. Lorenzo ha resumido la planificación de esta manera: "un tercio de la plantilla tiene que ser con futbolistas que hayan jugado en la cantera. Que se hayan formado en el Betis y que sepan muy bien lo que es el beticismo y lo que representa un partido en el Villamarín. Después, un tercio que sean nacionales, que sepan también lo que es LaLiga, lo que es el Betis y la exigencia que esto supone. Después, este último tercio que sean extranjeros de calidad, que aporten algo diferente que nosotros no hayamos podido encontrar en la casa o en el mercado nacional".

Ilusiones renovadas

Este tampoco dudó en comentar su regreso el pasado mayo a la entidad verdiblanca, algo que para él "es una alegría el poder participar en esta situación de intentar buscar soluciones para el Betis". A sus 64 años, Serra dice que "trabajar para el Betis es un privilegio, y todos los que trabajamos en el Betis tenemos que sentir esta misma ilusión y agradecimiento. Nosotros no somos nadie. El Betis, como club e institución, está por encima de todos y cualquiera cosa que hagamos será poca". El mallorquín ha vuelto a Sevilla con más ambicioso e ilusionado que nunca, con la intención de poner al Real Betis donde se merece,lo cual "es cuestión de que si no encuentras la solución por una parte, tienes que buscarla por otra. Hay que tener esta ilusión y perseverancia de no dar el brazo a torcer". Si cada uno de los empleados del club se esfuerza y afronta el reto con una actitud positiva "el jugador, que es el máximo protagonista y el que expone todo este trabajo", se verá reforzado. Y por consiguiente un buen trabajo se traducirá en alegrías para la afición, aquello "que yo siempre tengo en la mente", dice Lorenzo. Este siente que "por mucho que yo pueda hacer o aportar, siempre me voy a quedar corto. Siempre tendré algo pendiente con ellos”.

El presentador no quiso dejar escapar la ocasión para preguntarlo a Serra Ferrer sobre el ambiente vivido en el estreno liguero del nuevo Benito Villamarín. Como "una noche mágica en la cual los aficionados guiaron al jugador" describe este el encuentro contra el Celta. Un partido en el que dos o tres horas antes de empezar "ya veía que aquello no era normal. Me parecía que era de partido grande, de Champions". El enfrentamiento ante los pupilos de Unzué "era un partido clave, un partido que necesitábamos y tuvo mucho que ver en este resultado la afición". Ver a la afición volcada desde el primer minuto de partido con el equipo "al futbolista, esto le llena el depósito de la motivación, la ilusión, y el trabajo se hace de una manera espontánea", algo que los propios futbolistas comentaron con el protagonista de la entrevista al término del encuentro: "al final del partido me lo decían: ‘es que no podía dar un paso pero seguía corriendo. No sé qué pasaba’. Yo sí sé que pasaba. Es lo que te llega de la grada, lo que te transmite el aficionado". Serra dice que "fue muy bonito ver todo aquello” y "me trajo unos recuerdos magníficos. Revivirlos está claro que me dio una satisfacción enorme”.

VAVEL Logo