El debate: ¿ha llegado la hora de Mareo?
El debate: ¿ha llegado la hora de Mareo? // Fotomontaje: Javier Jábega - VAVEL

Paco Herrera no acaba de dar con la tecla que haga del Sporting un equipo regular y que domine el juego, tanto en su faceta ofensiva como defensiva. No obstante y a pesar de las dificultades, la escuadra rojiblanca se mantiene en los puestos altos de la clasificación gracias a su efectividad y a los puntos obtenidos en los partidos jugados en El Molinón,  de donde solamente el Cádiz ha salido victorioso.

Ahora surge un nuevo dilema, y es que la columna vertebral se ha roto con la más que sensible baja de Sergio Álvarez. El avilesino es insustituible, sin embargo el experimentado técnico catalán deberá encontrar una alternativa para él.

Por una parte se baraja la opción de incluir a Rachid como cambio natural o bien adaptar a Moi Gómez o Carmona como ya hiciera en otras ocasiones, asegurando experiencia y dando continuidad a la plantilla del primer equipo. Esta fue la postura adoptada por Herrera frente al Cádiz. Todo el mundo sabe ya el resultado…

Por otro lado, Herrera podría dar la oportunidad a uno de los jugadores del Sporting B. El filial sportinguista está cuajando una fantástica temporada, aguantando en la zona alta de la tabla en el grupo II de Segunda División B y siguiendo  el ritmo de históricos del fútbol español como el CD Mirandés y el Racing de Santander.

Esperando su oportunidad (Mario Hevia - @marioheviagb)

La llegada de Paco Herrera al banquillo sportinguista trajo consigo, además de ilusión renovada al poder contar con los servicios de un experto en los banquillos de Segunda División, la esperanza de recuperar el poderío de Mareo, que fue perdiendo protagonismo desde el ascenso de la temporada 2014/15. La afición asturiana es conocida por apoyar a sus "guajes" y, además, la historia ya ha demostrado en numerosas ocasiones que contar con la cantera es sinónimo de éxito.

De hecho, la primera medida del nuevo técnico fue llamar a siete canteranos a hacer la pretemporada con el primer equipo. El objetivo era, en primer lugar, conocer la potencialidad de los chavales y, en segundo lugar, que se fueran adaptando al técnico, a los compañeros y al sistema para cuando les llegase la oportunidad de jugar.

El momento ha llegado obligado por la inesperada ausencia de Sergio Álvarez y la ya conocida de Álex López. Entonces, ¿qué mejor opción que tener en cuenta a los responsables del timón en la que hasta ahora es la mejor temporada de la historia del filial sportinguista? Ellos tienen nombre propio: Nacho Méndez, Pedro Díaz y Cristian Salvador.

Nacho Méndez (19 años) ya ha disputado 45 minutos ligueros, con una buena actuación en la victoria ante el C.D. Lugo. Además ha participado, con gol incluido, en los dos encuentros que el equipo asturiano ha disputado en la Copa del Rey. Con su perfil de juego, Herrera podría colocar a Bergantiños haciendo el papel del ausente Sergio Álvarez, dejando la creación en manos del luanquín.

Nacho Méndez se ejercita con la primera plantilla // Imagen: Onely Vega - VAVEL
Nacho Méndez se ejercita con la primera plantilla // Imagen: Onely Vega - VAVEL

Por su parte, Pedro Díaz (19 años) también dispuso de minutos con el primer equipo en la victoria de Copa del Rey ante el Reus Deportiu y es un habitual en los entrenamientos de la primera plantilla, por lo que su adaptación al juego no sería excesivamente complicada.

El tercero, Cristian Salvador (23 años), es el futbolista con más experiencia de los tres, ya que ha disputado varias temporadas en segunda B con el Zamora y el Sestao River, además de ser el que más minutos acumula con el filial. El único problema es que por su edad no puede jugar con el primer equipo hasta enero. Sería, sin lugar a dudas, una buena incorporación para una zona donde el Sporting está teniendo serias dificultades y donde apenas tiene alternativas.

El futuro del Sporting está llamando a la puerta y Paco Herrera tiene la oportunidad de ser valiente y abrirla a los chavales. Es su momento. Están listos para "hacerse mayores".

La hora de los "segundones" (Estefanía Domingo - @FanyDc_10)

La lesión de Sergio ha dejado un vacío importante en el centro del campo. Lo cierto es que el equipo no funciona. Sin él todo parece más tosco, gris y frágil. Sin embargo, resulta necesario buscar la parte positiva a esta compleja situación. Ha llegado la hora de volver a contar con jugadores que, con el avilesino sobre el césped, no tenían la posibilidad de ser todo lo protagonistas que les hubiese gustado. Ha llegado la hora de los "segundones".

El gran rendimiento de Sergio Álvarez hizo que la labor de futbolistas como Moi Gómez pasase a un completo segundo plano. Aunque juegue, incluso como titular, sus actuaciones suelen ser grises y quizás ahora haya llegado su gran oportunidad para tomar la manija del centro del campo del Sporting. Lo cierto es que, por el momento, esta solución no ha dado el resultado esperado, por mucho que Paco Herrera la haya probado en el choque ante el Cádiz. No obstante, hay que darle la oportunidad de continuar con esa línea de trabajo ascendente. Es el único camino.

Por otro lado, retrasar un poco la posición de Carlos Carmona podría ser otra de las soluciones que baraja el técnico del equipo asturiano. Bien es cierto que el mallorquín es un jugador con llegada área (lo ha demostrado en las últimas temporadas), por lo que Herrera tendría pensárselo mucho antes de tomar esta decisión. Lo cierto es que le queda poco tiempo para probar. Para la afición rojiblanca es el todo o nada. No hay más oportunidades y el domingo en El Molinón quedó clara esa postura.

Finalmente,  la opción que (creo) sería más coherente, no es otra que la llegada de Rachid al once titular. Un sector de los seguidores sportinguistas llevan pidiendo su entrada de inicio desde hace meses, y quizás ahora haya llegado la hora para comprobar si la hinchada lleva o no razón al respecto. La verdad es que, en un partido tan complicado como el del Cádiz, salió "con todo" al campo, a pesar de llevar muchas jornadas sin pisar el verde de El Molinón.  Los aficionados, descontentos con la actitud de buena parte de sus jugadores, aplaudían todas y cada una de las acciones del argelino, aunque estas no fuesen del todo acertadas. ¿Se merece una oportunidad o dejamos que todo continúe cómo está? 

Rachid aguarda pacientemente su oportunidad // Imagen: Diego Blanco - VAVEL
Rachid aguarda pacientemente su oportunidad // Imagen: Diego Blanco - VAVEL

Quién sabe si en las botas del franco–argelino se encuentra la salvación del Real Sporting de Gijón… Quizás él sea el aliciente que la afición necesita para volver a creer en un equipo que ha ido perdiendo crédito partido tras partido. Aún así, ¿por qué no confiar en que otro once ganador, con la gente que ya está en el primer equipo, es posible?

VAVEL Logo