Anuario VAVEL Eibar 2017: Yoel, sin suerte alguna
Yoel, sin suerte alguna / Imagen: Andrea Royo (VAVEL)

Yoel Rodríguez, guardameta de la SD Eibar, comenzó bien el año 2017, pero vio como una lesión lastró el que podía haber sido un año de ensueño. Por desgracia, los peores pronósticos se dieron: el 20 de junio de 2017 se informó que el portero gallego sufría una rotura del ligamento cruzado anterior, el menisco interno y el ligamento lateral interno, mientras se preparaba para el inicio de la temporada 2017/18 entrenando en una zona montañosa.  

Temporada 2016/17

Siendo titular arrancó el año. Por aquel entonces, se encontraba por encima de Asier Riesgo o el propio Markel Areitio en cuanto a la meta se refiere. El gallego era el elegido por José Luis Mendilibar en cada partido. Todas y cada una de las jornadas estaba él bajo palos. Y es que, la segunda vuelta comenzó de la mejor manera para él y para el Eibar. Arrasando con cualquiera que pasara por el fortín de Ipurua y siendo atrevidos en las visitas a estadios de toda España, los de Mendilibar lograron siete victorias, tres empates y dos derrotas, en los primeros 12 encuentros de la segunda vuelta, poco después de iniciar el año nuevo. De hecho, estuvieron seis partidos consecutivos sin conocer la derrota. Sólo perdieron frente al Real Madrid en Ipurúa (1-4) y ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán (2-0). Empataron contra la Real Sociedad en Anoeta (2-2), Osasuna en el Sadar (1-1) y Espanyol en Ipurúa (1-1). Ganaron frente a Deportivo de la Coruña (3-1), Valencia (0-4), Granada (4-0), Málaga, Villarreal, Las Palmas y Celta. Cabe destacar las cuatro victorias seguidas para el Eibar. Después de sus victorias contra el Sporting de Gijón, el Betis y el Espanyol, los “armeros” continuaron con su forma excepcional en la Liga con una victoria de 5-1 sobre el Granada , este lunes, en la 20ª jornada de la Liga 

Para que todo esto fuera posible, ahí estaba Yoel, bajo los tres palos. Un arquero con una mentalidad luchadora y seguro a la hora de tomar decisiones. Un aspecto clave para un portero. Su actitud en la portería hizo soñar al Eibar. La espléndida campaña del equipo, y en concreto de Yoel, generaron un estado de ilusión palpable en el entorno armero. La utopía europea estaba más y más cerca. Un sueño que, de manera paulatina, cobraba más realismo. El vigués fue uno de los mayores causantes de que todo esto sucediera.  

No obstante, los rivales no perdonan y menos cuando Europa está en juego. Al igual que el equipo, Yoel fue desinflándose. El desgaste a lo largo de la temporada había sido enorme y poco más podían ofrecer de ellos mismos. Por parte del guardameta, el nivel de exigencia era máximo. La zaga no estaba como antes y Yoel debía dar todo y más

Finalmente, el sueño de todo un pueblo no pudo hacerse realidad, pero la temporada acabó siendo histórica. A nivel individual, Yoel completó una de sus mejores temporadas, siendo titular indiscutible en el once de Mendilibar y convenciendo a una afición necesitada de seguridad atrás.  

La maldita lesión 

Fin. La temporada acabó. Las vacaciones lo hicieron más tarde y, finalmente, volvieron los equipos al ruedo. En otras palabras: la pretemporada había comenzado. Una pretemporada maldita para Yoel. Se rompió entrenando en el extranjero. En la que parecía ser una sesión de entrenamiento más, acabó siendo "la maldita sesión de entrenamientos". Un entrenamiento que le ha hecho ausentarse en el arranque de esta temporada, y que todavía en 2018 lo tendrá fuera de los terrenos de juego.  

Desde aquel fatídico día hasta hoy. Más de cuatro meses de recuperación y constancia han pasado y aún sigue sin poder aparecer. El año 2017 no ha acabado de la mejor manera para Yoel Rodríguez, pero el ánimo nunca debe decaer, y seguro que este 2018 que se avecina le depara algo mucho pero que mucho mejor al gallego. 

VAVEL Logo