Anuario VAVEL Sporting de Gijón 2017: Rubén García, el 'crack' discreto
Imagen: Diego Blanco - VAVEL

El mercado de fichajes veraniego del Real Sporting dio para muchas despedidas, y también para muchas llegadas, ilusionantes, para reforzar un proyecto prometedor, de futuro, y con un solo objetivo que a estas alturas ya conocen todos. Entre las llegadas a Mareo de nuevos jugadores, Scepovic, Barba, Michael Santos… Llegaba un jugador en calidad de cedido de un Levante que acababa de consumar su vuelta a la máxima categoría del fútbol español. Este jugador era Rubén García Santos, fichaje estrella, un zurdo que puede jugar de delantero y de extremo derecho, que llegaba al club el 31 de julio de 2017 en formato de cesión, pues el jugador pertenece al Levante UD, que milita actualmente en la Primera División.

El valenciano llegaba al Sporting de Gijón tras una temporada de sufrimiento en silencio, a penas jugó en 22 partidos, ya fuera como titular o saliendo de suplente, cuando en años anteriores estaba acostumbrado a jugar más de 30. Marcó un gol con la camiseta granota y no dio ninguna asistencia. Aún así, una de las perlas de la cantera levantina cuenta con una calidad que no pasa desapercibida. Desborde, toque de balón, visión de juego, velocidad y siempre con precisión y la pelota pegada al pie. Desde su llegada a las filas sportinguistas, el catorce rojiblanco ha disputado 1433 minutos, marcando dos goles y dando cinco asistencias, tirando hasta 19 veces a puerta.

Al comienzo de la temporada, el jugador natural de Játiva, ya era un fijo en los onces de Paco Herrera, por su sobrada calidad y por el compromiso dentro del campo. Y es que si por algo es respetado este jugador en El Molinón es por su entrega, siempre ha dado el 100% desde que llegó a Gijón. En sus piernas siempre cabe una carrera más, y bien lo saben los aficionados, entre los cuales, siempre ronda un "run run" cuando no ven al valenciano entre los once elegidos para disputar el encuentro que corresponda. Su llegada a Gijón supuso salir de un equipo en el que hacia un par de temporadas las lesiones no le estaban respetando. Y eso junto a su poca continuidad hizo que prácticamente no tuviera el protagonismo que si había disfrutado no hace mucho tiempo, tanto en el filial granota como en el primer equipo, con el que llegó incluso a disputar minutos en Europa League.

Actualmente el centrocampista rojiblanco está disfrutando de minutos y protagonismo en el equipo asturiano, tiene importancia y peso en el equipo. Cuenta con el respaldo de la afición y de momento, con el del entrenador, con el que por el momento siempre disfruta de minutos, demostrando siempre que, cuando sale del banquillo aporta un juego de más verticalidad, por su rapidez y profundidad. Un buen ejemplo del revulsivo que supone Rubén García es el partido ante el Albacete en el que, salió del banquillo y revolucionó el encuentro, para que el Sporting, por mediación de Michael Santos, sembrara el peligro y marcara los goles que le darían al equipo de Paco Herrera un punto después de ir por debajo del marcador con dos goles de diferencia.

Rubén García Santos pasó de la nada al todo, de perder protagonismo después de ser uno de los baluartes del conjunto granota a llegar cedido a un equipo que le está devolviendo la estabilidad, continuidad, y la oportunidad de reafirmarse como un gran jugador, que cuenta con dos goles a sus espaldas, con todavía media competición por disputarse. Un jugador poco mediático, al que no le apuntan los focos, pero que siempre cumple, es efectivo y da su máximo para conseguir sus objetivos y ayudar al colectivo.

VAVEL Logo