Vuelve el campeonato del 'KO'
Jugadores del Celta y del Barça en el encuentro de Liga. | Foto: Noelia Deniz (VAVEL España)

Se respira ilusión en el ambiente a pocas horas del pistoletazo de salida de los octavos de Copa del Rey. Este campeonato, a pesar de que en los últimos años ha sido en su mayoría del FC Barcelona, siempre constituye un torneo cargado de sorpresas en el que todos los equipos aspiran a dejar KO al más fuerte. Pasar de eliminatoria no será sencillo para ninguno de los dos, pero tanto los de Unzué como los de Valverde confían en estar en el próximo bombo de los cuartos de final.

Los de Vigo, respaldados por un enorme campeonato liguero que los deja en alto nivel en las últimas semanas en cuanto a sensaciones, estadísticas y puntos, se empeñarán en desarrollar el papel de David y derrotar así, de la misma manera que lo hicieron en la temporada pasada con el Real Madrid, a Golliat. Pero no será fácil puesto que enfrente estará el máximo campeón histórico de la competición, que respaldado por sus 29 trofeos y con unas ganas e intensidad renovadas gracias a la mano de Valverde, no querrá dejar escapar la oportunidad de seguir avanzando rondas deshaciéndose de todos sus competidores.

Abrir el año dando la sorpresa

El Celta, que como ya comentamos con anterioridad viene de dejar grandes sensaciones en el campeonato liguero en los últimos encuentros, quiere abrir el año en su campo con buen pie. Así que, qué mejor manera que conceder a su afición un anticipado regalo de Reyes que ganando al vigente campeón de Copa y líder de la Liga. Aunque los de Unzué no se postulen como favoritos vienen de imponerse por 1-3 en el feudo de su máximo rival histórico, el Deportivo de La Coruña. Un Dépor que encajó dos goles de Iago Aspas, que se consolida como el referente de la delantera un año más y uno de Daniel Wass, jugador que asume un rol más importante en el centro del campo de los de Vigo por temporada que pasa. Confirman así una mejoría latente en su juego, que al comienzo de temporada no era tan exquisito y por consecuencia no venía acompañado de victorias y comienzan a creer cada vez más en la posibilidad de finalizar el año en puestos europeos, ya que proyecto y calidad suficiente en la plantilla como para aspirar a ello existe. 

Los gallegos desprenden buenas sensaciones una vez superado el bache inicial. No solo tienen en Aspas al pichichi nacional con 11 tantos, sino que también vienen, a pesar de las derrotas frente Valencia y Villarreal, de un aumento de nivel en cuanto al juego colectivo del equipo. Han marcado cuatro goles más que los que han encajado en liga y se han consagrado en la zona media de la clasificación ocupando el onceavo puesto.

Acabar con la maldición de Balaídos

Por el otro lado, el Barça viene de firmar uno de los mejores inicios históricos de todas las campañas que han disputado hasta la fecha. Además de consolidarse como líderes a nueve puntos del segundo y de haber pasado primeros de grupo a los octavos de Champions, el Barça ha ganado a rivales de la talla de Athletic, al que derrotaron por 0-2 en San Mamés y Sevilla, que recibió un 2-1 en el Camp Nou. Cabe añadir que a su vez ha empatado en los campos de sus dos perseguidores actuales, ambos encuentros con 1-1, tanto contra el Atletico de Madrid en el Wanda Metropolitano como el partido que les enfrentó al Valencia en Mestalla, que no quedó exento de polémica. No quedan ahí las buenas noticias para la hinchada culé, pues el conjunto de Valverde impuso su estilo en una segunda parte apoteósica en el Santiago Bernabéu, que vio como los azulgranas les endosaban un 0-3 al Real Madrid para cerrar la última jornada del año. 

Los azulgranas vienen de firmar una excelente apertura del curso 2017-2018. No solo se postulan primero en puntos, también lideran la tabla de estadísticas siendo el equipo que más goles ha metido, con 45, y el que menos ha encajado, con siete. Esta ultima cifra viene potenciada por una mejora del sistema defensivo de la mano de Valverde, que ha recuperado entre otros a un gran Jordi Alba, polivalente, que no sólo defiende sino que además asiste. Piqué, Umtiti, Vermaelen y Ter Stegen, este último principalmente, también tienen gran parte de culpa en haber encajado gol solo en un partido de los últimos cinco, precisamente contra los gallegos. Además, Leo Messi y Luis Suarez han despedido el año encabezando la tabla de goleadores con 15 y 10 tantos respectivamente.

Qué se puede esperar de la eliminatoria

Los antecedentes entre ambos equipos no dejan en buen lugar a los de Valverde. A pesar de haberse enfrentado sólo una vez en la vigente temporada, el Celta de Vigo consiguió empatar hasta dos veces un resultado adverso en el Camp Nou. El encuentro, que finalizó 2-2, supuso el único empate hasta la fecha en Liga de los culés en su feudo, dejando así un sabor agridulce a la parroquia azulgrana. En cuanto a Copa, habría que remontarse a la temporada 2000/2001 para citar el último enfrentamiento entre ambas entidades. Fue en unas semifinales reñidas en las cuales el Celta de Vigo superó a los azulgranas, empatando a uno en el Camp Nou y con un 3-1 en Vigo. 

Martinez Munuera, la novedad

El colegiado elegido para arbitrar el encuentro no será otro que el valenciano Martinez Munuera, que sólo ha pitado un partido en competición copera en lo que va de temporada. Fue el Real Sociedad-Lleida Esportiu que se saldó con victoria y posterior clasificación a los octavos de final de los visitantes. A pesar de haberse postulado como colegiado principal en nueve partidos de Liga y uno de Copa en lo que va de temporada 2017/18,  no había sido hasta la fecha asignado para pitar ni a gallegos ni a catalanes.

Démbele podría volver cuatro meses después

Aún no ha sido facilitada la lista de convocados para el partido de ida de los octavos de Copa, pero Ousmane ha recibido el alta y podría disputar sus primeros minutos como azulgrana después de cuatro meses apartado de los terrenos de juego por lesión. Valverde buscará concederle unos minutos, sin forzarlo demasiado por miedo a una pronta recaída.

VAVEL Logo