Previa C.A Osasuna – Gimnàstic de Tarragona: uninfierno gélido
Los jugadores de Osasuna esperan la decisión arbitral sobre el nevado césped del Sadar | Foto: LFP

Tres partidos en menos de nueve días. Este será el número de enfrentamientos que el Nàstic de Tarragona habrá jugado al finalizar la semana. Después del empate a 1 ante el Almería, el conjunto tarraconense visita este jueves a las 19:00 horas el Estadio de El Sadar, dónde intentará llevarse los tres puntos ante Osasuna. Un campo complicado en el que debería haber jugado el pasado 1 de diciembre si las condiciones climatológicas y las decisiones institucionales hubiesen sido distintas.

Tras más de un mes de espera, para este partido el Nàstic podrá contar con una plantilla totalmente distinta a la que no jugó el partido el pasado 1 de diciembre. No sólo hay que sumarle las altas de este mercado de invierno, sino también los jugadores recuperados de sus lesiones y aquellos que han abandonado ya la disciplina grana.

El objetivo del Nàstic es sumar los tres puntos para terminar todos los partidos de la primera vuelta y situarse a siete puntos de la zona de descenso. Sería la mayor distancia con la zona de peligro que guardia el Nàstic desde la temporada 2015/2016. Un soplo de aire fresco que los de Rodri no quieren perder, teniendo en cuenta que este domingo hay derbi ante el Reus Deportiu. El técnico barcelonés tendrá que saber gestionar sus jugadores si quiere llegar al partido del fin de semana en condiciones físicas óptimas: ardua tarea para un equipo que en esta temporada todavía no ha vaciado la enfermería.

Delante habrá un Osasuna con ganas de saldar deudas y con un David Rodríguez en racha. El delantero, el más peligroso del equipo rojillo en las últimas jornadas, suma tres goles en los últimos tres partidos. El equipo navarro ha sumado 10 puntos de 12 posibles y sólo han perdido un partido en su feudo. 4 victorias y 5 empates son los resultados obtenidos por los de Diego Martínez en casa. El Nàstic, pero, es también uno de los visitantes más duros de la competición. Los tarraconenses se han sumado 15 puntos de 33 posibles, que se traducen en 4 victorias, 3 empates y 4 derrotdas.

Rodri avisa del peligro de Osasuna

El técnico grana ha avisado de la dificultad del partido del jueves. Para Rodri “Osasuna hizo un gran partido contra el Valladolid, serán intensos y nos van a exigir muchísimo”. Pese a ello, el míster tarraconense ha recordado que su equipo llega en una situación bastante diferente a la del pasado 1 de diciembre. “Con los nuevos fichajes, la competitividad de la plantilla se ve incrementada”, dice Rodri, añadiendo que “nuestra intención es atacar con un delantero o dos, con versatilidad para que al equipo rival le cueste de interpretar”.

Eso significa que Manu Barreiro podría estar acompañado de Álvaro Vázquez en la delantera. Vázquez, recién cedido por el Espanyol, disputó 15 minutos ante el Almería mostrando algún detalle de calidad, y podría tener más presencia en El Sadar.

La lista de convocados que ha dado Rodri se forma por Dimitrievski, Kakabadze, Xavi Molina, Gaztañaga, Dumitru, Juan Muñiz, Barreiro, Jean Luc, Álvaro Vázquez, Perone, Matilla, Suzuki, Tete, Abraham, Silvestre, Bernabe y De Nova. Caen de la convocatoria del pasado Javi Jiménez y Dongou por decisión técnica. Javi Márquez y Omar Perdomo también quedan fuera de la lista del técnico grana.

Los de Rodri no podrán contar ni con Pol Valentín ni con Juan Delgado por lesión. El joven lateral que debutó ante el Almería es baja por una bronquitis, mientras que el chileno tiene una lesión en el ligamento lateral de su rodilla zurda. Los dos jugadores se suman a la lista de lesionados que copan la enfermería del Nàstic, en la que también se encuentran Uche, Stéphane Emaná, Tejera, Djetei y Cesar Arzo.

Un infierno gélido

El pasado 1 de diciembre Osasuna y Nàstic tenían que verse las caras en el que hubiese sido otro partido más en el calendario de la Liga 123. Pocos se esperaban que ese enfrentamiento terminaría siendo el más polémico de toda la temporada. Ese viernes, los dos equipos salieron a calentar en un terreno de juego de color blanco a causa de la nevada que tuvo lugar durante toda la jornada en Pamplona. Se especuló hasta el último momento con la suspensión del partido y aplazarlo para poder jugar con un campo con el verde visible.

El Nàstic de Tarragona, que asistía a la cita con un total de nueve bajas, se negó a jugar el partido. También se negaría a quedarse en Pamplona 24 horas para jugar el partido en sábado. Huelga decir que esa decisión haría enfadar tanto al club navarro como a la afición del Sadar, que desde entonces se la tiene jurada al conjunto catalán.

Este jueves a las 19:00 horas, el feudo osasunista será una olla a presión en medio de un clima acostumbrado a las bajas temperaturas navarras. El Sadar no va a ver un partido más. Los osasunistas quieren que su equipo arrolle al Nàstic, no sólo por los tres puntos que acercarían a los rojillos a la zona alta de la clasificación, sinó para vengarse del incidente del pasado 1 de diciembre. En los pies (y en la cabeza) del conjunto de Rodri está usar esa presión para vencer al rival. Lo mejor de todo es que, al final, es un clima idóneo para ver un partido competitivo, lleno de emociones y goles. Que así sea, pues.

VAVEL Logo