El caso Barrada continúa
Barrada en un entrenamiento con el conjunto tarraconense. FOTO: NÀSTIC

El caso Barrada continúa

El Nàstic de Tarragona abre un expediente a Abdel Barrada por llegar tarde a los entrenamientos y por sobrepeso. El club catalán se pone en manos de sus servicios jurídicos y contacta con la AFE.

contentsphere96
Alejandro Miramontes Bru

A principios del mes de Abril el diario “Més Tarragona” comunicaba la rescisión de contrato del jugador marroquí nacido en Francia. El conjunto catalán no estaba satisfecho con las recientes actuaciones ni con el comportamiento del jugador al que ficharon el pasado mercado de invierno. El club tenía depositada en él plena confianza para que se convirtiera en una de las piezas claves para evitar el descenso de categoría. El jugador solamente ha disputado cuatro partidos desde su llegada, suma en total 142 minutos de juego y no ha anotado ni dado ninguna asistencia.

Tanto la directiva como el Consell d’Administració del club se negaban a seguir viendo cómo el futbolista cedido al Nàstic hasta final de temporada por el Antalyaspor Kulübü rendía a un nivel tremendamente bajo y su mal comportamiento en los entrenamientos. Barrada llegó incluso a tener algún que otro enfrentamiento con sus propios compañeros de equipo.

Todos los indicios parecían señalar que el jugador abandonaría pronto la disciplina grana. El fin de semana antes del choque frente al Real Zaragoza, tras ser comunicado que su contrato iba a ser rescindido, recogió sus pertinencias del estadio y preparaba ya todo para marchar y finalizar su etapa como jugador grana.

A la semana siguiente del partido frente al Zaragoza se pudo ver al jugador Abdel Barrada entrenando con el resto del equipo en las instalaciones del Club Gimnàstic de Tarragona. Ni periodistas ni aficionados sabían qué ocurría después de haber leído y asumido la noticia relacionada con la rescisión de contrato del marroquí.

A día 17 de Abril el Nàstic de Tarragona abre un expediente a Barrada por llegar tarde en varias ocasiones a los entrenamientos y por no cuidar su estado de forma y sufrir sobrepeso. El conjunto tarraconense se ha puesto en contacto con la AFE con la finalidad de rescindir el contrato del futbolista por estos últimos dos motivos. Según la consulta de “Tarragona Ràdio” a la AFE, la Asociación de Futbolistas Españoles; llegar tarde entre 2 y 12 minutos tarde al entrenamiento no es suficiente motivo para despedir a un futbolista. Por otro lado, el sobrepeso no puede ser motivo de rescisión de contrato sin ningún informe médico que se lo corrobore al futbolista, el Nàstic en ningún momento ha facilitado a Barrada dicho informe que le comunique su estado de forma.

El Nàstic trasladó a la AFE la posibilidad de acabar contrato con el jugador pagándole solamente el trabajo realizado hasta la fecha, el club se niega rotundamente a abonar el salario pactado hasta final de temporada.

El jugador lleva una semana sin entrenar con el resto del equipo y está a la espera del comunicado final de la AFE. Todo parece indicar que se está ejercitando de forma individual mientras tanto, tratando de recuperar su estado de forma. El Nàstic le quiere fuera cuanto antes y el jugador marroquí quiere cumplir contrato o en caso de rescindir con el club recibir el salario pactado hasta final de temporada. El club espera solucionar este tema en las próximas semanas y según fuentes cercanas al club el Nàstic ha decidido no pronunciarse públicamente.

VAVEL Logo
CHAT