El Adarve tumba al Celta B
Fran protege la pelota ante la presión de un defensa del Celta B / Foto: Unión Adarve

El Unión Adarve sigue asombrando al fútbol de bronce español una semana más. Después de haber sido mejor en el Cerro del Espino que el filial del Atlético de Madrid, y volverse de manos vacías, el humilde conjunto del Barrio del Pilar volvía a jugar en casa tras la suspensión del duelo que les enfrentaba el 7 de enero al Valladolid B por el temporal de nieve.

Los madrileños han hecho de su casa un fortín donde están asentando su 'tranquila' situación clasificatoria, ahora mismo seis puntos por encima de la promoción de descenso y siete por encima de un histórico como el Toledo, sumido en la zona de descenso con 20 puntos. En la mañana del soleado domingo, los de Víctor Cea volvieron a sumar tres importantes puntos ante un equipo de la zona alta de la clasificación, que se aleja de la pelea por entrar en la fase de ascenso tras su derrota y el triunfo del Navalcarnero contra el líder.

Fue un partido tenso, donde se notó la necesidad por sumar los tres puntos por ambas partes. El primer tiempo transcurrió sin que ninguno de los dos equipos fuera capaz de imponer su estilo, y la pelota volaba más de lo que se movía por el césped del Vicente del Bosque. Un duelo en el que nadie quería equivocarse ni perder su sitio.

Tardaron en llegar las primeras ocasiones, pero cuando llegaron fueron para los locales. Jesús lo probaba desde su propio campo en una ocasión que salió cerca de la portería del cántabro Dani Sotres. Posteriormente, un cabezazo de Garrido que se marchó por encima del larguero, en la que era la ocasión más clara del primer tiempo.

Otra vez con uno menos

El Adarve movió el banquillo en el descanso con la entrada de Cassano por Olmedo. El conjunto madrileño empezaba a embotellar al Celta de Vigo B en su área con peligro de verdad, como el que llevaría un remate de Garci que terminó fuera tras un primer intento de Gianni desde la esquina del área que Sotres despejó como pudo.

Sin embargo, los rojinegros vieron como se quedaban con uno menos por la expulsión de Héctor Gómez en el minuto 70 por doble amarilla. El capitán rojinegro sacó el codo de forma temeraria en una disputa de balón y el extremeño Hernández Maeso le mostró la segunda cartulina, que dejaba a los suyos con uno menos en el tramo final de encuentro a pesar de haber sido superiores.

Los de Rubén Albés no quisieron ir a por el partido a pesar de la superioridad numérica con la que contaban, y daban la sensación de dar por bueno el empate antes que pensar en arriesgar para ir a por el triunfo. El ritmo del encuentro decayó y todo se limitó a esperar que en alguna acción alguien tuviera la inspiración necesaria o hubiera un error grave del rival.

En esa tesitura fue el Adarve el que obtuvo el premio por lo visto durante el choque. Iván Mateo recibió en largo, amagó en varias ocasiones con disparar para ir abriendo camino hacia la portería, y tras encontrar el hueco, la puso lejos del alcance de Dani Sotres para darle los tres puntos a su equipo y firmar una victoria necesaria, que ofrece una tranquilidad importante a la situación clasificatoria del Adarve.

Con estos tres puntos, el conjunto madrileño se mantiene en mitad de la tabla, con seis puntos sobre la promoción de descenso y siete sobre el descenso directo, y la semana que viene visitará el campo del Rápido de Bouzas. Por su parte, el Celta B recibirá al Atlético de Madrid B, y se aleja de la pelea por entrar en las cuatro primeras posiciones de la clasificación. Los gallegos son sextos, con 34 puntos, a cuatro de la zona de ascenso, y a la espera de que el Rápido de Bouzas dispute su encuentro aplazado por el temporal de nieve contra el Guijuelo para ver si la distancia de puntos con los playoffs de ascenso aumenta.

VAVEL Logo