El Almería no consigue reinar en la locura
Fuente: LaLiga1|2|3

El Almería sacó un valioso punto en la visita al estadio del líder de Segunda División. Quién iba a decir que lograr un empate frente al Huesca iba a acabar sabiéndole a poco al club rojiblanco antes del partido. Un partido sacudido por la polémica y en el que el conjunto oscense acabaría jugando con dos futbolistas menos en el campo. El colegiado expulsó a Pulido y a Melero, ambos por roja directa. Decisiones que protestó el Alcoraz con vehemencia al considerar que se trató de errores arbitrales. El Huesca consiguió remontar el tempranero gol de Soleri, que por fin ha visto puerta con su nuevo equipo. Los de Rubi llevaron el peso del partido sin llegar a inquietar la meta de René en muchas ocasiones. La superioridad numérica permitió a los de Lucas Alcaraz encontrar más espacios para poder buscar el empate, que consumaría Soleri certificando su doblete. Pese a quedarse con otro jugador más sobre el terreno, el conjunto indálico no supo imponerse en ataque a los aragoneses, que jugaron con el tiempo para poder salir vivos de un partido con demasiada implicación arbitral. El colegiado no supo llevar el control del partido y acabó cortando el juego constantemente.

En lo que a fútbol refiere, la primera parte comenzó con un Almería muy ofensivo que buscó el gol desde el primer minuto. Soleri pudo adelantar a los suyos nada más iniciarse el encuentro. Pero, pese a perfilarse a su pierna derecha en el mano a mano, no supo batir a Remiro. No perdonó el italiano en la segunda oportunidad que tuvo. El jugador cedido por la Roma aprovechó un rechace, tras disparo de Alcaraz, para adelantar de cabeza al Almería. El plan de Lucas había salido a la perfección y los rojiblancos cerraron filas para esperar al Huesca en campo propio. Los azulgranas tuvieron el control del partido durante la mayor parte del primer tiempo y su dominio se tradujo en el empate, con fortuna, pues Morcillo desvió un balón a su portería cuando se dirigía a las manos de René. Con empate a uno en el marcador se llegó al descanso de una primera parte de muchas interrupciones y con el partido abierto.

La segunda mitad comenzó como la primera, con un Almería incisivo que quería pillar desprevenido al Huesca. Nada más comenzar se produjo una jugada polémica por partida doble. Primero porque el juez de línea se equivocó al no señalar fuera de juego de Edoardo Soleri; segundo porque en el transcurso de la jugada se produciría un claro derribo al delantero romano en el área que, al no haber pitado offside, incurría en penalti. Pocos minutos después Alcaraz pudo adelantar desde fuera del área a los andaluces, pero su disparo lo acabó bloqueando un defensor oscense. El Almería no aprovechó su ocasión y Ávila sacó ventaja de ello para adelantar al Huesca en el marcador, con un disparo raso al palo izquierdo de René. Los de Rubi habían consumado la remontaba y estaban demostrando su superioridad en el terreno de juego. Pero la expulsión de Pulido, que recibió la roja directa por una entrada fea a Sulayman, cambió los planes de líder. Los locales intentaron que corriera el tiempo interrumpiendo el juego constantemente. Cuando más parecía que la victoria iba a quedarse en casa, Soleri marcó en una jugada embarullada para conseguir el empate, que sería definitivo. Pese a ser un resultado que el Almería hubiera firmado desde el principio, el Huesca se quedó con otro jugador menos en el 85, por un codazo de Melero a Alcaraz. Por lo que el empate acabó sabiendo poco a los almerienses, que se convierten en el cuarto equipo que consigue puntuar en El Alcoraz.

VAVEL Logo