Análisis del rival: Partido trampa ante el Albacete

Visita el Albacete, un equipo sin responsabilidades de ascenso pero con carácter y armas suficientes. El Sporting ante el reto de continuar con la racha en casa.

Análisis del rival: Partido trampa ante el Albacete
Zozulya jugador del Albacete. Foto: LaLiga

A priori puede ser un partido fácil para los de Rubén Baraja dada la mala racha de encuentros sin ganar que acumulan los manchegos (cinco partidos), pero nada más lejos de la realidad. Analizamos las claves del Albacete que dirige Enrique Martín.

Habiendo cumplido el objetivo de la permanencia tras el ascenso de la temporada pasada y colocándose en una posición tranquila en la presente, su ambición es la de intentar dar la sorpresa en las seis jornadas restantes y ello pasa por conseguir sacar puntos en El Molinón Enrique Castro "Quini".

Es uno de los equipos más irregulares de la liga (sólo consiguió dos partidos consecutivos ganando), no obstante cuenta con numerosas armas para contrarrestar los puntos fuertes del Sporting sobre todo desde la llegada de su actual entrenador tras la destitución de Aira al caer 5-1 ante el Numancia en Los Pajaritos.

El primero de ellos es el balón parado, dada su fortaleza en el juego aéreo, con jugadores como Zozulya y Gaffor, ambos marcaron en el Carlos Belmonte ante el equipo rojiblanco dirigido en aquel momento por Paco Herrera.

Basa su juego en un entramado defensivo, con tres centrales y dos carrileros bastante largos y un centro del campo con jugadores de mucha experiencia como Dani Rodríguez, Erice y Susaeta. Los de Martín buscan no encajar (a pesar de su clasificación no encajan muchos goles), para dejar paso a una salida rápida con su jugadores más rápidos como Aridane ó Béla.

Las incorporaciones al ataque de su segundo máximo goleador, Dani Rodríguez, que a pesar de canalizar la creación del juego, suele descolgarse con facilidad y llegar a posiciones de disparo desde la frontal, o buscar remates.

Pero sin duda su mayor peligro radica en el Ucraniano Roman Zozulya, que no es indiscutible en la alineación pero si un jugador de mucha brega que sin duda dará trabajo a la zaga sportinguista. Usa muy bien su cuerpo y suele ver con facilidad los espacios libres en el área de los que aprovecha cada resquicio.

En resumidas cuentas el Albacete Balonpié es un rival a tener en cuenta, con peligro por alto, al que es difícil marcar por su aguerrido sistema defensivo, pero sobre todo, un equipo que sabe que todo lo que consiga de aquí al final de la temporada es un premio para ellos, lo más peligroso es la ausencia de responsabilidad que en estas últimas jornadas hace que las piernas estén más ligeras y las ideas claras.