Nihat, el emperador turco realista

Nihat Kahveci fue un delantero que jugó en la Real Sociedad durante cinco temporadas y se erigió en uno de los referentes. Marcó un total de 58 goles y formó una dupla temible con Darko Kovacevic.

Nihat, el emperador turco realista
Nihat celebra uno de sus goles en el Estadio de Anoeta. Foto: Rafa Rivas

Nihat Kahveci, apunten este nombre y recuerden sus goles en Anoeta.Muchos realistas se acordarán de ese delantero turco bajito que era un ratón del área "Sagua" le llamaban en las gradas de Anoeta por su velocidad y ser el más listo de la clase. Kovacevic y Nihat formaron una dupla de las mejores del campeonato y estuvieron a un paso de levantar la tercera liga realista en la temporada 2002-2003 pero un empate en Balaídos y la victoria del Real Madrid contra el Atlético les privó de un título que merecieron.

Aún perdiendo una Liga que tenían en el bolsillo el rendimiento de los entrenados por aquel entonces Raynald Denoueix superó las expectativas y compitieron contra todo pronóstico ante el Real Madrid, el equipo más exitoso en esa época en España y que ganó la novena "orejona" en ese año. Uno de los referentes de esa Real subcampeona de Liga fue el turco Nihat Kahveci, el máximo goleador realista en esa temporada con 23 goles que gracias a sus estadísticas personales casi dio una Liga a la Real. Este hito en el fútbol español se celebró por todo lo alto en San Sebastián, la fiesta duró un día entero y las calles se abarrotaron para agradecer a los jugadores su entrega y este hecho que agrandó al  club, después se organizó un concierto y una celebración en Anoeta para despedir a todos los integrantes de la plantilla y el staff técnico por quedar segundos, sólo por detrás de un Madrid de galácticos, los Zidane, Figo, Ronaldo, Roberto Carlos y los canteranos Raúl, Morientes y Casillas.

Marcó 58 goles con la camiseta txuri urdin en cinco temporadas

Etapa en la Real Sociedad

La Real fichó a este delantero turco de 22 años de edad procedente del Besiktas turco por 6,2 millones de euros.  Nihat se convirtió en un ídolo de masas desde el principio, y John Benjamín Toshack acertó de lleno en su fichaje visto lo visto.

El entrenador galés que entrenaba a la Real en la temporada 2001-2002, vio en su etapa en Turquía y entrenandole al "Ratón" del área, un atacante prometedor y de gran proyección internacional. No comenzó positiva su etapa como realista, porque entró al equipo tarde y le costó adaptarse al fútbol español. Su debut fue en Balaídos y disputo un total de 18 minutos sin éxito vistiendo la elástica realista porque la Real terminó ese partido perdiendo 3-1 y Nihat no pudo hacer nada para evitarlo. En esa temporada anotó un único gol en 11 jornadas, una cifra baja y se empezó a cuestionar su refuerzo.

Nihat ondeando la bandera para celebrar el subcampeonato en el 2003. | Foto: Getty Images
Nihat ondeando la bandera para celebrar el subcampeonato en el 2003. | Foto: Getty Images

Sin embargo, la siguiente temporada fue la de su explosión como delantero golpeador. Con Raynald Denoueix en el banquillo y un por delante para demostrar su calidad y olfato, formó un ataque con Kovacevic imparable y letal donde ambos marcaron un total de 23 goles el turco y 20 el serbio, entre los dos 43. Esa temporada fue inolvidable para muchos txuri urdin y sigue siendo una de las mayores gestas deportivas del club en el siglo XXI junto al ascenso de Segunda a Primera División, y la clasificación a la Champions League en la 2013-2014.

En el curso 2002-2003 no se celebró un título nacional pero la ciudad y el estadio se convirtieron en una celebración constante del subcampeonato, algo histórico para el club que hacia tiempo no peleaba por una Liga. La época de Nihat, Kovacevic, Aranzabal, Xabi Alonso, Javi de Pedro, Aitor López Rekarte, Aranburu y compañía junto al entrenador Raynald Denoueix entraron en la historia contemporánea del club por conseguir el subcampeonato y clasificar a la Real a la Champions League. Las siguientes temporadas el turco sus registros goleadores con 14 goles y 13 respectivamente en las dos próximos cursos el 2003-2004 y 2004-2005. En definitiva, los realistas disfrutaron de esa etapa gloriosa, y los aficionados volvieron a sonreír y pensar que ganar títulos era posible, arrebatando a los dos grandes del fútbol español, Real Madrid y FC Barcelona el trono en España. Nihat finalizó sus servicios en la Real anotando 58 goles desde el 2001 hasta el 2006, año en el que fichó por el Villarreal.

Lideró a Turquía en la Eurocopa 2008

La selección otomana llegó a la Eurocopa de 2008 celebrada en Austria y Suiza como una tapada pero con jugadores de talla mundial como Arda Turan ex jugador del Atlético de Madrid y Barcelona entre otros, Gokdeniz Karadeniz actual jugador del Rubin Kazan, Semih Şentürk delantero goleador ex del Fenerbahçe y Rüştü Reçber y Volkan Demirel dos porteros con experiencia europea. Pero el referente y líder de esta selección fue Nihat Kahveci el delantero realista que se convirtió en el capitán y héroe al meter por segunda vez en su historia a Turquía a cuartos de final ganando en el último partido de la fase de grupos a Républica Checa con dos goles suyos.

Nihat vestido de rojo defendiendo a la selección de su país. | Foto: Getty Images
Nihat vestido de rojo defendiendo a la selección de su país. | Foto: Getty Images

Nihat clasificó a su país hasta las semifinales, en la Eurocopa que levantó España

La historia de los otomanos no se acabó en cuartos de final. Siguieron gestando su particular cuento de ensueño eliminando a Portugal al vencer por 3-2 y hacer historia llegando hasta las semifinales, su mejor resulado en una Eurocopa. Fatih Terim consiguió sacar lo mejor de esta generación de futbolistas, y Nihat enseñó al mundo del fútbol su voracidad ofensiva y velocidad en ataque, por aquel entonces vestía de color amarillo al fichar por el Villarreal la anterior temporada.

Los turcos celebran el gol de Nihat que significó el pase a cuartos. | Foto: UEFA.com
Los turcos celebran el gol de Nihat que significó el pase a cuartos. | Foto: UEFA.com

La prensa turca y los analistas de fútbol destacaron la implicación de todos los jugadores, y a pesar de convertirse en la revelación fue una selección con mimbres para poder ser campeona de Europa ese año. Sin embargo, se enfrentó a la gigante Alemania, una de las potencias en Europa y naufragó en el intento a pesar de ser mejor durante la mayor parte del partido, en total 89 minutos estuvieron dominando y peligrando la final para los alemanes. Dos minutos de desconcentración y entregar a los alemanes espacio en el campo, valió para ser eliminados en semifinales y no acceder a la gran final en el Ernst Happel de Viena.

Lahm celebra su gol que eliminó a Turquía a un paso de la final. | Foto: UEFA.com
Lahm celebra su gol que eliminó a Turquía a un paso de la final. | Foto: UEFA.com