Baraja ya conoce su sanción, y será de cuatro partidos

El míster rojiblanco conocía esta tarde de miércoles la sanción por no dejar realizar un saque de banda al jugador del Barcelona B, durá sanción de cuatro partidos en los que no se sentará en los banquillos.

Baraja ya conoce su sanción, y será de cuatro partidos
Baraja ya conoce su sanción, y será de cuatro partidos // LaLiga123

El entrenador vallisoletano ya conoce el tiempo que no se sentará a dirigir al equipo y será por cuatro partidos. Los asturianos están jugandose el todo por el todo y en el anterior partido en casa y tras el mal encuentro realizado, Baraja no dejó realizar un saque de banda a un jugador rival y fue expuslsado.

Nunca antes se le había visto al míster ejecutar una acción como esta, y tal vez los nervios del partido, el mal juego del equipo y todo lo que se están jugando en estas últimas jornadas han propiciado es acción a priori, innecesaria. También hay que decir que es una escena poco habitual en el mundo del fútbol, de ahí la dureza de la sanción.

Granada, Tenerife y Córdoba son tres de los cuatro partidos que el míster deberá de cumplir de sanción, y en caso de no ascender de manera directa tampoco podría sentarse el primer partido de los playoff. En caso de ascender de manera directa la sanción se trapasaría a la siguiente campaña, en cuyo caso no podría estar en el banquillo el primer partido de liga sea con el Sporting o no.

El próximo partido que disputará el equipo este próximo viernes será contra el Tenerife y en que el Baraja será el primer encuentro que no se siente en el banquillo. Los asturianos no van a poder fallar de nuevo si quieren llegar a las útlimas dos jornadas con opciones de pasar al Huesca, si los aragoneses fallan en dos encuentros.

Encuentro en el que el equipo se va a encontrar dirigido por su segundo entrenador y Baraja mirando desde la grada debido a la sanción impuesta. Siempre es un problema no tener al entrenador en el banquillo y más en estos momentos en los que el equipo se juega tanto y sin oportunidad de fallo.