Sudáfrica 2010: España – Portugal, una historia sin fin
David Villa marcando el gol que dio a victoria a España frente a Portugal. / Fuente: FIFA

Sudáfrica 2010: España – Portugal, una historia sin fin

España y Portugal son las protagonistas de una historia de superación futbolística que comenzó hace ocho años.

JuanjoMego
Juan José Mego

Ambas selecciones se enfrentarán este viernes 15 de junio con motivo del debut de ambas en el Mundial de Rusia. La cita será en Sochi a las 20:00 horas, pero esta historia no es otra cosa que un capítulo más que comenzó hace ocho años en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Los ojos estaban puestos en el Mundial más llamativo hasta entonces, bien fue porque fue el primero que se celebró en el continente africano o porque el sonido de las vuvuzelas a pleno pulmón durante los 90 minutos de juego era algo nuevo hasta entonces.

España llegaba tras ganar la Eurocopa dos años antes (2008), siendo candidata número uno a ganar el Mundial por su juego desplegado que estaba marcando una época en la historia del fútbol. Además, contaba con una generación de futbolistas considerada años más tarde la generación de oro del fútbol español.

Portugal era la primera piedra en el camino hacia ganar el Mundial

Por otro lado, estaba Portugal, una selección que venía de dos campeonatos compitiendo al máximo nivel y siendo aspirantes a hacer algo grande en Portugal. Venía de hacer un cuarto puesto en el Mundial de Alemania 2006 y de caer frente a Alemania en cuartos de final en la Eurocopa de Austria y Suiza.

Muchos consideraban a esta selección de Portugal el inicio de una nueva generación de futbolistas encabezada por un joven balón de oro, Cristiano Ronaldo. Contaba a sus 25 años con el peso de ser la cabeza visible de una selección que aspiraba a ser algo grande. Portugal siempre ha sido una selección difícil de enfrentar, su fase de grupos fue como se supondría que iría, Brasil quedando líder de su grupo y Portugal segunda, Portugal sabía lo que se venía en octavos.

Pepe Reina: ¿Y si no pasamos de grupos?

España tuvo un Mundial de épica griega, y la fase de grupos no iba a ser menos. Todo el Mundo a día de hoy recuerda a Suiza, y seguramente hoy en día muchos se preguntan cómo España pudo perder ese partido. Pero tras el fiasco del primer encuentro, España pudo reconducir el camino quedando primera de grupo y desatando la vuelta a la euforia por su juego. La confianza era absoluta en el equipo, pero en octavos comenzaba otro Mundial para España.

Un 29 de junio de 2010 en el Cape Town Stadium de Ciudad del Cabo, España y Portugal se enfrentaban por una plaza en los cuartos de final. El partido sería como se predijo, difícil, con pocos goles (1-0), y con pocas ocasiones de gol que deberían ser aprovechadas. El devenir del partido estaba claro, con una España teniendo la posesión con ese medio campo de ensueño con Xavi, Alonso, Busquets e Iniesta, y con un ataque que abarcaba varios sistemas de juego y no se centraba en un delantero de área, esa dupla de atacantes españoles era la formada por Torres y Villa.

Portugal tenía claro cómo debía jugarle a España, fuertes en defensa y salir a la contra lo más rápido posible. Y sobre todo una premisa estaba clara, meter el balón dentro de la portería en cuanto se tenga ocasión, no desaprovechar las seguramente pocas ocasiones que iban a tener. Y así fue, con una Portugal jugando con un nuevo puro de referencia como Hugo Almeida, aprovechando los contragolpes tras robo de un mediocampo totalmente preparado expresamente para enfrentar a España con Meireles, Pepe y Simao. Y por supuesto sacando la mayor ventaja de su jugador franquicia Cristiano Ronaldo. Todos recordamos aún aquel libre directo lanzado por Cristiano en el que el balón le hizo mil extraños a Iker, pero no acabo en gol.

En un partido atado con pocas ocasiones apareció la inteligencia de los mediocampistas españoles, Iniesta y Xavi, pase de espaldas con el tacón para que Villa rompa la telaraña de Portugal en el minuto 63.

David Villa tras marcar el gol frente a Portugal en el Mundial 2010. / Fuente: FIFA.
La selección española celebrando el gol frente a Portugal en el Mundial 2010. / Fuente: FIFA.

Portugal a pesar del gol que parecía romper sus esperanzas no tiró el partido, de hecho, tuvo una clara ocasión, aunque de rebote para marcar el empate. Puyol con un desvío tras tocar el balón, casi se mete un gol en propia puerta. Pero todas las esperanzas de Portugal se acabaron cuando en el minuto 89 de partido Ricardo Costa era expulsado.

Cristiano tras el gol de España en el Mundial 2010. De fondo Carlos Queiroz / Fuente: 2010.

España pasaría a cuartos de final donde esperaría Paraguay y estaría a solo tres partidos de coronarse Campeona del Mundo.

 

 

VAVEL Logo