El rival: El Olympique de Lyon, primer escollo culé
Nabil Fekir, una de las figuras del conjunto lyonaisse. FOTO: Mundo Deportivo

El rival: El Olympique de Lyon, primer escollo culé

El sorteo de los octavos de final de la UEFA Champions League celebrado este lunes ha deparado, entre otros, el enfrentamiento entre dos viejos conocidos, Olympique de Lyon y FC Barcelona

oscar-llena-fernandez
Oscar Llena Fernandez

Tras solventar con creces sus compromisos en la fase de grupos de la UEFA Champions League ante Tottenham, Inter de Milán y PSV, el FC Barcelona de Ernesto Valverde ha conocido este lunes a su rival en los octavos de final de la competición europea. La suerte ha deparado que los azulgrana se enfrenten a un viejo conocido, el Olympique de Lyon, que terminó segundo en su grupo tras la disputa de la última jornada. En un bombo con equipos de la talla del Manchester United o Liverpool, el Barcelona, según los pronósticos, no se ha visto perjudicado, pero deberá pelear para deshacerse del atrevido conjunto francés.

Los lyonaisses, clasificados en el último momento

El Olympique de Lyon se clasificó in extremis para los octavos de final de la UEFA Champions League tras superar una combativa fase de grupos ante Manchester City, Shakhtar Donetsk y Hoffenheim. El conjunto dirigido por Bruno Genésio, con sólo una victoria y cinco empates en seis partidos, ha sumado 8 puntos, que le han servido para conseguir el billeta hacia los octavos de final de forma invicta. De hecho, la única victoria cosechada por los de Gerland, fue ante el favorito del grupo y uno de los grandes de la competición, el Manchester City de Pep Guardiola, venciendo por 2 goles a 1 en su fortín, el Groupama Stadium

Tras su andadura por el grupo F, que solventaron gracias a un empate en tierras ucranianas ante el Shakhtar Donetsk, el conjunto lyonais se ha visto emparejado en los octavos de final con otro de los favoritos a alzarse con la orejuda: nada más y nada menos que el Fútbol Club Barcelona.

Fútbol ofensivo con la velocidad como estandarte

Comandados por su referencia en ataque, el joven talentoso Nabil Fekir, los hombres del francés Bruno Genésio, que encara su tercera temporada en el banquillo lionés, plantean un fútbol atractivo a través de algunas de las joyas del mercado francés. Con la velocidad y la calidad como estandarte, el juego ofensivo y atrevido ha servido a los franceses para plantar cara a uno de los favoritos de la presente edición de la Champions League, el Manchester City, al que sorprendieron venciendo en casa en una soberbia actuación.

En un sistema ofensivo, que incluye variantes como el 4-3-1-2, el 3--5-2 o el 5-3-2, el conjunto de Genésio se adapta a las circunstancias con un planteamiento atrevido que luce la velocidad y el contraataque como emblemas. Su estrella,  Nabil Fekir, actúa como enganche por detrás de la consolidada pareja formada por Memphis Depay y Bertrand Traoré, con los que se alterna el otro goleador, Maxwel Cornet, y que actúan en punta aprovechando su velocidad en transiciones ofensivas. Depay, destacado en su etapa en el Manchester United por su juego en la banda, se ha perfilado hacía una posición céntrica que le permite abarcar todas las zonas del equipo. En un sistema que admite múltiples versiones, la profundidad de los laterales Teté y Mendy resulta fundamental para dotar de velocidad al conjunto lionés.

En el centro del campo, los ya consolidados Aouar y Lucas Tousart ejercen como creadores de juego junto a Fekir. Atrás, la linea de tres ya consolidada, que Genésio apuesta a veces por convertir en cuatro hombres, está formada por  Jason Denayer, Marçal y Marcelo. En la meta, otro consolidado portugués, Anthony Lopes, es el encargado de poner el candado ante las llegadas rivales. En una fase de grupos en la que el empate ha sido su punto fuerte, la zaga francesa, ha encajado tanto como su equipo ha marcado, por lo que la fragilidad defensiva es uno de los puntos débiles de los de Genésio.

Sin embargo, la facilidad por encajar, contrasta con la facilidad por llegar a la meta rival, pues la velocidad y los contragolpes del conjunto francés se convierten en un mal de cabeza para sus contrincantes.

Los precedentes del Barça

Barça y Olympique de Lyon se vieron por última vez las caras en 2009, también en los octavos de final de la UEFA Champions League. Por aquel entonces, el conjunto azulgrana comenzaba su camino hacia la que seria su tercera orejuda con Pep Guardiola en el banquillo.

En la ida, los franceses resistieron el poderío azulgrana, y consiguieron llevar al Camp Nou la eliminatoria igualada, con 1 a 1 en el marcador. Juninho Pernambucano, estrella del equipo entonces junto a los Karim Benzema y compañía, adelantaba a los de Gerland con un golazo de falta con su firma. En el minuto 70, Samuel Eto'o dejaría empatada la eliminatoria, que se decidiría en el feudo azulgrana. Ahí, los de Pep Guardiola encarrilaron el pase goleando a su rival por un contundente 5 a 2, que significaba el primer paso hacia la conquista del título europeo.

Antes, franceses y culés se habían enfrentado también en la 2007/2008 y en la 2001/2002. En la última edición, los azulgrana también se impusieron, con condiciones semejantes a la temporada de Pep Guardiola en el banquillo. Con Frank Rikjaard, el conjunto culé también sufrió para sacar adelante el choque en el campo galo. Tan sólo consiguieron sacar un empate a dos del estadio de Gerland, fortín de los lioneses. En el Camp Nou, los azulgrana remataron la faena imponiéndose por 3 a 0 y certificando su pase a los cuartos de final.

Del primer cruce entre ambos conjuntos, en la 2001/2002 también salió victorioso el Barcelona, que se impuso tanto en la ida como en la vuelta, en los encuentros celebrados en la fase de grupos. En el Camp Nou, el conjunto dirigido por Carles Reixach se impuso por 2 goles a 0, mientras que en el feudo del Olympique,  solventaron el choque sufriendo, por 2 goles a 3.

VAVEL Logo
CHAT