Anuario VAVEL Real Madrid 2018: una Fábrica de talento
Instalaciones de la Ciudad Deportiva del Real Madrid / Foto: Real Madrid

Anuario VAVEL Real Madrid 2018: una Fábrica de talento

alemartinez
Alejandro MartínezFernández

Cada año que pasa la cantera madridista sigue dando motivos para demostrar que se trata de una de las más prolíficas del mundo. Una temporada tras otra, la Fábrica continúa produciendo talento y catapultando a futbolistas al primer nivel mundial. Este 2018 no ha sido menos y varios jugadores salidos de las categorías inferiores blancas han logrado su sueño y han conseguido alcanzar la meta de jugar con el primer equipo.

La confianza de Solari

No ha sido hasta este último tramo de año cuando se ha disparado la participación de canteranos con la primera plantilla. Gran parte de culpa de esta circunstancia la ha tenido Santiago Solari. Desde que llegó el técnico argentino para suplir a Julen Lopetegui, ha tenido una confianza máxima en todos los jugadores de categorías inferiores. Su experiencia anterior en el Real Madrid Castilla y, por tanto, su mayor conocimiento de las capacidades de los que eran sus jugadores, ha contribuido a que su confianza en estos jóvenes futbolistas sea mucho mayor. Sin embargo, no solo ha tenido fe en ellos, sino que ha mostrado una valentía considerable al atreverse a disponerlos sobre el terreno de juego sin ningún tipo de temor a que no dieran la talla. En lugar de realizar experimentos con cambios de posiciones de jugadores más contrastados, Solari realizaba un simple cambio de jugador por jugador, aunque el que entrara fuera un canterano sin mucha experiencia.

Este cambio que, a priori resulta sencillo, ha sido un gran paso adelante a la hora de ir olvidando muy poco a poco la enorme crisis en la que estaba sumido el conjunto blanco antes de la llegada del nuevo entrenador. Esa confianza de Solari ha sido devuelta por parte de los canteranos en forma de minutos de calidad en el campo.

Marcos Llorente, la gran revelación

Llorente durante un partido ante el Levante en el Santiago Bernabéu/ Foto: Vavel
Llorente durante un partido ante el Levante en el Santiago Bernabéu/ Foto: Vavel

No era esta su primera temporada en el primer equipo, pero sí ha sido la primera vez que ha contado con la confianza de un entrenador. 2018 ha sido el gran año de un Marcos Llorente que está viviendo su auge en el equipo madridista. Tras un paso muy exitoso por el Alavés, donde se erigió como uno de los pilares del equipo vasco, volvió al Real Madrid dispuesto a ser un recambio de garantías para Casemiro. Sin embargo, ni Zidane ni Julen Lopetegui contaron con el mediocentro para nada. Se encontraba en el ostracismo absoluto, sin tener apenas minutos. Pero entonces, llegó el partido que marcó un antes y un después en su vida. Aunque, más que un partido, fueron los dos los que propiciaron que Llorente pase por este estado de forma. En primer lugar, la debacle de Eibar. El equipo vasco pasó por encima de un Real Madrid que jugó con Ceballos con centrocampista de contención. Un experimento que no salió nada bien.

Justo en el partido siguiente, Solari rectificó y decidió hacer lo más sencillo y que nadie se atrevía a hacer. Colocar a Llorente, único mediocentro defensivo disponible, para sustituir a Casemiro. Y lo hizo en un partido de Champions ante la Roma. El madrileño realizó un soberbio encuentro y a partir se ganó la titularidad para el resto de los partidos en los que el brasileño estuvo lesionado. Llorente demostró ser un ejemplo de profesionalidad manteniendo su físico al cien por cien durante todo el tiempo que estuvo sin jugar. Ahora, no tan solo se ha convertido en el recambio natural de Casemiro, sino que le va a disputar muy seriamente la titularidad.

Segundas espadas del primer equipo

Pero no solo ha sido Marcos Llorente el único que se ha hecho con un puesto en la primera plantilla. Han sido varios los canteranos en que han conseguido jugar con el primer equipo este año 2018. Algunos lo han hecho con ficha del primer equipo y otros con apariciones puntuales.

Reguilón controla el balón durante un encuentro de esta temporada/ Foto: Vavel
Reguilón controla el balón durante un encuentro de esta temporada/ Foto: Vavel

En el primer grupo se encuentran Reguilón y Vinicius. El brasileño era el gran reclamo del Bernabéu que lo pedía cada partido y, aunque no ha tenido los minutos deseados, ya demostrado cosas que apuntan a crack. No es un canterano exactamente, pero esta temporada ha pasado por el Real Madrid Castilla disputando varios partidos y marcando goles con el filial. Cada vez que pisa el terreno de juego los regates y el espectáculo están garantizados. Además, ya ha conseguido ver puerta con el conjunto blanco. Es la gran esperanza de futuro del madridismo.

Por su parte, Reguilón se ganó su ficha con la primera plantilla tras una pretemporada en la que sorprendió a todos. Julen Lopetegui lo subió al primer equipo, pero fue Solari el que más confianza depositó en él situándolo como el recambio natural de Marcelo. Velocidad en ataque y siempre bien posicionado en defensa. Un futbolista que ha cumplido de sobra en todos los partidos y que siempre garantiza una buena nota.

Otro de los grandes nombres de este tramo final ha sido Fede Valverde. El centrocampista ha sido una de las apariciones sorpresas teniendo minutos importantes en el mediocampo. Potencia, llegada desde segunda línea y calidad es la carta de presentación de un futbolista que, a pesar de haber sido internacional con Uruguay y de pasar de manera notable por el Deportivo, no había debutado con el primer equipo hasta esta temporada.

En el grupo de las apariciones más puntuales sobresale un nombre: Javi Sánchez. Ante la plaga de lesiones que asoló a la zaga blanca, Solari se vio obligado a tirar de la cantera. Ahí encontró a un hombre que había estado bajo sus órdenes semanas antes de su llegada al primer equipo y no tuvo ningún reparo en darle la responsabilidad de ser el central de todo un Real Madrid. Javi Sánchez ha demostrado estar capacitado para ser en el futuro el zaguero titular del equipo blanco y gracias a sus actuaciones ha hecho replantearse a la directiva la posibilidad de no comprar a otro defensa para seguir confiando en el canterano.

Javi Sánchez en un partido con el filial del Real Madrid/ Foto: Vavel
Javi Sánchez en un partido con el filial del Real Madrid/ Foto: Vavel

Además de todos ellos, este 2018 han debutado con el primer equipo el portero Luca, que lo hizo en mayo en el final de la temporada pasada ante el Villarreal, y Fran García, Fidalgo y Cristo, que lo hicieron en la eliminatoria copera frente al Melilla en diciembre, logrando el último de ellos anotar un gol en el encuentro de ida.

VAVEL Logo