Las nueve Copas de Europa, en alineaciones
Fotomontaje: Miguel Balderas | VAVEL.

El Real Madrid ha jugado 12 finales de Copa de Europa; ha perdido tres. Con la final del 24 de mayo, el conjunto merengue llegará a 372 partidos jugados en dicha competencia. Y todo se resume a nueve de ellos. Los nueve campeonatos que distinguen al Real Madrid sobre cualquier otro equipo europeo. Esos nueve trofeos, que tras 12 años de larga y agónica espera, se pueden incrementar.

58, es el número de jugadores que han participado con el Real Madrid en alguna final de Copa de Europa. Son 58 los futbolistas que han llevado al equipo madridista a ser el más reconocido a nivel internacional. Han sido 58 que se han dejado la vida en el campo para hacer del Real Madrid el equipo más exitoso de la historia.

Todo empezó un 13 de junio de 1956. 38.239 espectadores atestiguaron la primera final de Copa de Europa en el Parque de los Príncipes. Era el inicio del mito.

La Primera

Para el debut en Europa, el Madrid tenía 24 jugadores registrados. Una importante mezcla entre veteranos y jóvenes para encarar, por primera vez, la justa europea. Villalonga era el entrenador y tuvo las altas de jugadores promesas como Castaño, Marsal, Rubio y Wilson.

Para la final, varios de los jugadores más habituales no estuvieron. Joaquin Navarro, experimentado central de 34 años, fue uno de ellos. Jugó hasta 18 partidos durante esa temporada; el argentino Roque Olson, jugó 15, así como Heliodoro Castaño, que participó en 13.

En su lugar, Joseíto, que había más o menos alternado titularidad con Castaño, Atienza, quien apenas había jugado 5 partidos, así como el joven de 21 años, Ramón Marsal, fueron los elegidos para complementar el cuadro.

El Real Madrid derrotó al Stade de Reims que se adelantó por medio de Leblond y Templin, pero Di Stéfano acortó distancias. Rial empató al 30, pero ya en la segunda mitad, Hidalgo puso arriba a los franceses al 62'. Marquitos empató al 67' y Rial marcó el 4-3 definitivo al 79'.

Juanito Alonso al arco; una línea de tres formada por Atienza como lateral derecho, Marquitos al centro y Lesmes por izquierda; Miguel Muñoz y José María Zágarra en la medular; en la delantera, Joseíto y Paco Gento por las bandas, así como Marsal y Héctor Rial acompañando a Alfredo Di Stéfano.

La Segunda

Para la 1956/57, en busca de refrendar el título europeo, Santiago Bernabéu fichó a Raymond Kopa, quien había enfrentado al Real Madrid con el Stade de Reims, Santisteban y un prometedor joven de 19 años llamado Antonio Ruíz. Casi al culminar la temporada, también ficharon a Manuel Torres, proveniente del Zaragoza. Por otro lado, Castaño, Rubio y Wilson, contratados una temporada antes, abandonaron el club.

Durante la temporada, la lesión de Rial lo alejó de las canchas desde septiembre de 1956 a abril de 1957. Llegó para disputar desde las semifinales. Miguel Muñoz le ganó la partida a Juan Santisteban, así como Torres banqueó a Atienza. En la delantera, Marsal acabó siendo opacado por Mateos también.

Di Stéfano de penal al 69' y Paco Gento al 75', dieron la segunda Copa de Europa al equipo merengue que derrotó contundentemente a la Fiorentina.

Villalonga alineó algo parecido que la final pasada. Juanito Alonso de portero; Manuel Torres, Marquitos y Lesmes en la defensa; Miguel Muñoz haciendo pareja con Zárraga en la contención; la magia de Reymond Kopa y la velocidad de Paco Gento por las bandas, acompañaban a la delantera formada por Enrique Mateos, Héctor Rial y Alfredo Di Stéfano.

La Tercera

Para la temporada 1957/58, Villalonga dejó el cargo de entrenador y el puesto lo asumió Luis Carniglia. Se fichó a un uruguayo que era considerado de los mejores defensas del mundo, José Emilio Santamaría y a un arquero para hacer competencia con Juanito Alonso: Rogelio Domínguez.

A Carniglia no le gustaba especular, así que a lo largo de la temporada, casi siempre se mantuvieron los mismos jugadores en el once titular. La única variante de su once predilecto, fue la inclusión de Joseíto (7 partidos) en lugar de Ramón Marsal (25 partidos). Héroes de las Copas pasadas como Marquitos y el veterano Miguel Muñoz, se quedaban sin jugar.

La final fue contra el poderoso Milán de Maldini y Schiaffino, quien puso el 0-1 al 59'. Y entre el 70' y 80', se dieron tres goles: el empate de Di Stéfano al 74', otra anotación italiana por parte de Grilló al 77' y el empate de Rial al 79'. En tiempos extras, Gento sentenció y dio al Real Madrid su Tercera Copa de Europa al hilo.

El once de Carniglia fue formado por Alonso en el arco; Atienza, Santamaría y Lesmes en la defensa; Santisteban y José María Zágarra como mediocampistas y arriba el quinteto de miedo: Kopa y Gento a las bandas con Di Stéfano acompañando a Joseíto y Héctor Rial.

La Cuarta

Hubo un casi bastante peculiar en la temporada 1958/59. Debido a la enfermedad de Luis Carniglia, el exjugador y en ese momento entrenador del Plus Ultra (Real Madrid B), Miguel Muñoz asumió el cargo de entrenador por 7 partidos. Dos de ellos, en Copa de Europa contra el Atlético.

Domínguez, pese a jugar mucho menos que la pasada temporada, le ganó la partida a Juanito Alonso. Lesmes fue enviado al banquillo por Antonio Ruiz, joven de apenas 21 años. Y, pese a cualquier pronóstico, Enrique Mateos fue puesto en el once en lugar de Puskas.

La apuesta le resultó al entrenador argentino, ya que Mateos convirtió el primer gol del partido apenas al minuto de juego. Encaminó al Real Madrid para que Di Stéfano anotara el definitivo 2-0 contra el Stade de Reims al 47'.

Domínguez en la portería; Marquitos, Santamaría y Zárraga en la zaga; Santisteban y Antonio Ruiz en la medular; Kopa y Gento a las bandas y Mateos, Rial y Di Stéfano arriba. Una alineación un tanto similar a la pasada.

La Quinta

El no poner a Pukas en la final sentenció el final para Carniglia en el banquillo del Real Madrid. A Bernabéu no le gustó para nada esa decisión pese a ganar el torneo. En su lugar fichó a Fleitas, un paraguayo que pese a tener una grandiosa temporada, no la culminó. Algunos dicen que no se llevaba bien con los "pesos pesados" del equipo y eso originió su salida. El mítico Miguel Muñoz tomó las riendas para dirigir el último partido de Liga y lo que restaba de Copa de Europa.

Para esa temporada llegaron los brasileños Canario y Didi, Pachín desde el Osasuna, así como Luis Del Sol, proveniente del Betis, quien llegó a finales de temporada. Otros jugadores como Felo, Vidal y el húngaro Kaszas también levantaron expectación. Por otro lado, Raymond Kopa regresó al Stade de Reims, Joseíto y Marsal se fueron en pack al Levante.

El puesto que pertenecía a Miche, fue tomado por Pachín a final de temporada por sus buenas actuaciones en semifinales. Santisteban y Zárraga le ganaron la partida al mediocampo que había puesto Fleitas en más ocasiones: Antonio Ruíz y José María Vidal. Canario y Del Sol, finalmente iniciaron en lugar de Chus Herrera y Didi.

En la final enfrenatron al Eintrancht Frankfurt. En un partido sin precedentes, Ferenc Puskas anotó un poker de goles, Di Stéfano hizo tres. Un claro 7-3 sobre los alemanes.

Miguel Muñoz se convirtió, y sigue siendo hasta ahora, en el único en ganar Copa de Europa siendo jugador y entrenador del Real Madrid. Alineó a Domínguez en el arco; Marquitos por derecha, Pachín al centro y Santamaría por izquierda; Santisteban y Zárraga en el medioc campo; Canario y Paco Gento como extremos acompañando a Luis Del Sol, Ferenc Puskas y Alfredo Di Stéfano arriba.

La Sexta

Pasaron 6 años para que el Real Madrid ganara otra Copa de Europa. Era la temporada 1965/66. Miguel Muñoz seguía como entrenador. Esa temporada llegó un prometedor jugador de 22 años llamado Manuel Velázquez, quien se ganó la titularidad desde el principio.

Araquistán corrió con suerte y pese a no haber jugado un solo partido en toda la temporada, una lesión de Antonio Betancort, hizo que atajara en los últimos dos partidos en Europa. La experiencia de Pachín le ganó a la buena temporada que había tenido Vicente Miera hasta la final. Y Serena, quien había alternado participaciones con Félix Ruiz, también fue el titular.

El Partizán estaba del otro lado. Los puso arriba Vasovic al 55' y Amancio tras dos grandes regates sobre un defensor, empató al 70'; seis minutos después, Fernando Serena, con una volea desde fuera del área, le dio el partido al Real Madrid.

Muñoz mandó al campo a Araquistán; ya se usaba línea de cuatro, así que Pachín y Sanchís en los laterales acompañaban a De Felipe y Zoco en la central. Pirri y Velázquez estuvieron en la medular. Arriba: Serena y Gento como extremos junto a Grosso y Amancio como delanteros.

La Séptima

32 años se resistió la Copa de Europa al Real Madrid. En ese tiempo ya era llamada Champions League. Jupp Heynckes era el entrenador. Esa temporada llegaron Karanka, Morientes, Karembeu, Savio, entre otros. Habían abandonado el club Paco Buyo, por su retiro, Luis Milla, Alkorta, Petkovic, y Lasa.

Karembeu y Morientes lograron hacerse de un lugar en el cuadro titular tras las bajas de juego de Jaime Sánchez y Davor Suker, respectivamente.

La final fue ante la todopoderosa Juventus de Zidane, Del Piero, Inzaghi, Davids, Deschamps, Montero, etc. Sin embargo, un jugador que estaba tocado y que en toda la competición no había convertido gol, acabó con los 32 años de sequía. Pedja Mijatovic al 66', agarró un rebote tras un tiro de Robero Carlos y anotó el único tanto del encuentro.

Jupp Heynckess alineó con un 4-4-2. Illgner en el arco. Panucci y Roberto Carlos como laterales y Fernando Hierro y Manuel Sanchís como centrales. Karembeu y Redondo en la contención; Seedorf por derecha y Raúl, aunque tirándose al centro constantemente, apareció por izquierda. Fernando Morientes y Mijatovic fueron los atacantes.

La Octava

Dos años después, Toshack apenas pudo con la presión del Real Madrid y fue sustituido. Vicente del Bosque tomó la riendas de un equipo que había tenido como altas a Michel Salgado, Helguera, McManaman, Anelca, entre otros. Y de bajas, a Panucci, Mijatovic y Suker, por mencionar algunos.

Las malas actuaciones de Albano Bizarri y una serie de lesiones de Bodo Illgner hicieron a Del Bosque decantarse por Iker Casillas, de apenas de 18 años, para ser el guardameta durante la temporada.

La lesión de Hierro y el regreso tardía de Julio César también tras una lesión, abrió paso a que Iván Campo y Karanka se aseguraran un lugar en la final. Anelka, en la recta final, se ganó un lugar sobre el mediocampista Savio.

La final se dio contra el Valencia. Quien pese a cualquier sorpresa, era favorito. Tenían jugadores como Mendieta, Kily González, Gerard, Angulo, "Piojo" López, Albelda, etc. Sin embargo, la inexperiencia en Europa condenó a los naranjas. Morientes al 39', McManaman con una gran volea al 67' y Raúl a 15' del final, dieron al Real Madrid su segunda Champions en tres años.

Del Bosque alineó con Iker Casillas en la portería; Salgado y Roberto Carlos como carrileros; Karanka, Iván Campo y Helguera como centrales. McManaman y Redondo en la medular. Raúl como enganche de Morientes y Anelka.

La Novena

Zinedine Zidane fue, nada más y nada menos, el fichaje estrella del equipo. Llegó para ganar la Champions League, el único título que se le había negado hasta el momento. Sanchís e Illgner también fueron baja.

Un joven de 21 años llamado Francisco Pavón fue la gran sorpresa de la temporada. Tal vez no por su gran juego, pero sí por ganarse la titularidad. Sin embargo no le alcanzó para llegar a Glasgow. En la medular, Solari tomó la alternativa semanas antes de la final debido a la lesión de Figo, quien no se sabía si jugaría hasta el último momento minutos antes del partido. Por esas fechas, Iker también cayó del once; César Sánchez se convirtió en el titular. De igual forma, cuando todo apuntaba para Guti siendo titular, al final Vicente se decantó por Morientes.

La historia la conocen todos. En un saque de banda desde medio campo, como solamente Roberto Carlos sabe y Raúl, con esa picardía que tanto le caracteriza, solamente cambió la dirección del balón a Butt para marcar el primer gol del partido al 8'. Sin embargo Lucio empató al 13' de cabeza. En el ocaso de la primera parte, Solari envió un pase a Roberto Carlos, quien mandó un centro altísimo. Cuando el balón iba en el aire, Zidane preparó la volea y la empalmó como pocos pueden. Una obra de arte que dio al Real Madrid la ventaja.

La otra jugada clave se dio al 68', César se rompió e Iker Casillas entró al quite. A partir del 70', el ataque del Bayer fue constante y agobiante para el Madrid. Casillas, con 20 años, paró todo lo que iba a portería. Todo. Sacó tres balones casi milagrosamente en los últimos 5 minutos del partido. Así el Real Madri ganó la Novena.

Del Bosque salió con César en el arco; Salgado como lateral derecho, Helguera y Hierro como centrales y Roberto Carlos como lateral izquierdo. Makelele y Solari en el centro del campo; Figo y Zidane tirados a las bandas. Arriba estaban Raúl y Morientes.

MEDIA: 1VOTES: 1
VAVEL Logo