El pilar del Sporting se fractura
Foto: LaLiga

El pilar del Sporting se fractura

La lesión de Diego Mariño, sumada a la dolorosa derrota en Mallorca, ha abocado al Sporting a una situación de incertidumbre y desilusión en los últimos partidos de la temporada.

sergioalero
Sergio A. Rodríguez

La proeza era difícil de lograr. Un rival con una trayectoria casi inmaculada en su estadio no hacía presagiar un buen resultado. Y así fue. La falta de riesgo del Sporting ha puesto precisamente en riesgo toda la temporada. Y, junto a ello, la peor de las noticias para la figura más destacada de la campaña rojiblanca: la fractura de clavícula de Diego Mariño.

El portero gallego, hasta el momento único jugador que había disputado todos lo minutos de juego transcurridos durante el presente curso, ha tenido que decir adiós al mismo en la peor de las situaciones. Corría el minuto 65 de partido cuando, en un despeje en el que los locales pidieron penalti del guardameta, Mariño se precipitó en una mala posición que le hizo tener que ser atendido de inmediato por los médicos. Rápidamente se le vendó y tuvo que ser sustituido por Dani Martín.

Las sensaciones durante el abandono del terreno por parte del vigués ya auguraban un trágico desenlace. Así lo confirmarían las pruebas realizadas posteriormente: fractura de clavícula y adiós a una temporada espectacular del arquero. Sumado a ello, los cantos de sirena que han circulado en torno a su figura en las últimas semanas hacen que muchos incluso piensen que este ha sido su último partido con el Sporting.

De todas formas, dos cosas quedaron patentes al acabar el desastroso partido en Son Moix: que Mariño es sportinguista como el que más, tal y como mostró entre lágrimas por no poder ayudar al equipo en la recta final de la competición, y que tiene un sustituto de garantías, pues Dani Martín tuvo que intervenir providencialmente nada más saltar al campo balear ante un chut de los bermellones.

Se calcula por los doctores del Sporting que el gallego podría recuperarse para la próxima pretemporada, a expensas de si esta será en Segunda División o, si salta la sorpresa, se produce en la élite del fútbol español. De momento, está en manos de los asturianos hacer olvidar este gran percance o agregarlo a la lista de malas noticias que se parecen estar acumulando en estos últimos días.

VAVEL Logo
CHAT