Los palos y la muralla holandesa acaban con el europeo de la sub-17
Las chicas de Holanda festejan su gol ante la decepción de las españolas / Foto: vídeo de RTVE.es

Los palos y la muralla holandesa acaban con el europeo de la sub-17

La Selección Española sub-17 cayó en las semifinales del Campeonato de Europa en Bulgaria después de perder con un injusto resultado de 3-1 a favor de una Holanda que armó una fuerte defensa atrás para dejar a España la posesión, traducida en ocasiones pero no en goles. Dos disparos al larguero y uno al poste declinaron las posibilidades de remontar. Las chicas de Toña Is se despiden, pero con la cabeza alta.

ivan-sevilla-fernandez
Iván Sevilla Fernández

La crueldad del fútbol también se sufre desde que los jóvenes y las jóvenes promesas comienzan su andadura en este deporte. Esta vez, en el Campeonato de Europa celebrado en Bulgaria, le ha tocado a la Selección Española Femenina sub-17 padecer la injusticia de jugar bien, crear peligro, chutar a puerta y no encontrarse con el premio. Porque los goles mandan en cada partido, a pesar de tener la posesión, las ganas y la máxima entrega posible. Justo lo que desplegaron sobre el verde las chicas de Toña Is en las semifinales ante Holanda, un equipo de altura que arrebató el sueño nacional.

Lo hizo a base de poco juego con la pelota y mucho ajuste de líneas, con una muralla montada frente al conjunto español. Tras la goleada a Portugal (0-6) y no haber encajado un solo gol en todo el europeo, el técnico holandés sabía dónde estaba la clave del triunfo. Se sirvieron de su físico, la táctica y un ataque lo más directo posible para lograr el pase a la gran final, que disputarán ante Alemania, a la que ya habían ganado antes de enfrentarse a España en Kaliakra. 

Dominio, larguero y gol 'psicológico'

La sub-17 española salió como debía, con intención de anular toda salida desde atrás de las holandesas y pronto logró hacerse con el esférico para llevar la iniciativa. Así, la primera media hora fue de dominio absoluto, mientras poco a poco Holanda quedaba más replegada. Eso sí, no cabían errores en la semifinal, pues se pagarían caros. El partido estaba peligroso y a España le tocó la cara oculta de la moneda, pues con las jugadoras bien arriba para hallar algún resquicio en la defensa rival, a la contra podía ser letal el combinado holandés.

Martínez Salinas y Esther Laborde ponían velocidad en ambas bandas, junto a los intentos ofensivos de Paralluelo o la delantera Carrillo. No obstante, llegó el primer aviso al contragolpe, al que respondió la selección por medio de su chica más adelantada. Chut desviado y luego, otro de Salinas alto, antes de la mejor jugada de España. Asistía desde la izquierda Salma para el remate al larguero de Paola Hernández. Era el minuto 39 y en el saque de puerta consecuente, una desafortunada peinada hacia atrás de Silvia Lloris propiciaba el tanto de De Keuzer, tras el despiste de la zaga. Definición abajo. Gol 'psicológico' tras la ocasión española y lesión de la misma autora. 

Más palos, otro error y 'golazo' de Lloris

Tocaba remar, pero la colegiada del encuentro detenía el ansia español cortando una salida peligrosa a la contra de la propia Lloris. Descanso para idear la remontada de las chicas. Así, tras la reanudación, el objetivo estaba claro: balones a Salma Paralluelo, la jugadora con más altura y zancada para generar peligro por banda. Hasta en tres ocasiones seguidas funcionó esa jugada, pero aparecieron, otra vez, los palos, para ahogar las esperanzas de España. Carrillo remató al poste y después, Salinas se topó con el larguero. También Eva Alonso chutó alto en otra acción. 

Desde luego, el asedio no se transformó en goles y cuando la bola no quiere entrar... Al final, las de Toña Is pagaron los escasos errores que tuvieron en defensa. Holanda volvió a plantarse en la frontal, a Stiekema le pusieron un balón bombeado fabuloso y voleó arriba para batir a la meta española. Otra vez el tanto holandés llegaba tras las oportunidades de España. Otro mazazo psicológico en el minuto 60 que acabaría siendo letal, a pesar de todavía quedar tiempo para la remontada. La capitana Jana Fernández tiró de furia, se proyectó y animó a sus compañeras, pero Tromp sentenció en otro contragolpe. 

Ya en el descuento, Silvia Lloris chutó desde bien lejos para recortar unas distancias imposible de salvar más. 'Golazo' de la murciana, una de las mejores del campeonato con cuatro dianas, y final a la agonía. Pero eso sí, con mucho orgullo por haber llegado a semis, habiéndose dejado la piel. Hay talento, hay futuro, hay selección. 

VAVEL Logo