El efecto Rubi no sirve para ganar el derbi
Joaquín, Borja Iglesias y Sidnei tras acabar el partido / Foto: LaLiga

El Real Betis ha caído en el gran derbi sevillano por un gol a dos al no poder superar a un rival que se ha mostrado superior en varias facetas del encuentro.

El conjunto dirigido por Rubi comenzó el partido de manera intensa, con un Álex Moreno muy participativo, que a la larga sería uno de los jugadores más destacados del conjunto verdiblanco.

El Sevilla enseñó antes los dientes con dos llegadas peligrosas de Nolito y De Jong. El equipo de Lopetegui se sentía cómodo arriba, y sus jugadores empezaban a destacar.

En el minuto 13 de juego, Ocampos cogió un rechace dentro del área bética, y el argentino fusiló el esférico, anotando el primer tanto del partido. Joel no estuvo muy acertado, y quizás pudo hacer algo más.

El Betis entró en un estado donde no era capaz de dar dos pases, y el Sevilla lo aprovechó. Creaba varias acciones de peligro y Banega estuvo a punto de anotar el segundo, pero el disparo se fue arriba. Hasta el minuto 20, el conjunto verdiblanco no dio señal de peligro. En una jugada de estrategia, Bartra la puso atrás y el balón le quedó franco a Fekir que este, a media volea, la echara arriba. Fue la oportunidad más clara para los béticos en lo que iba de partido.

A partir de ahí el Betis mejoró, y tras una fuerte presión de Loren a Vaclik, el portero no logró despejar con contundencia, quedando el balón suelto para Fekir, aunque este no aprovechó la ocasión y la defensa sevillista cortó la jugada.

Antes de finalizar la primera mitad, el Betis conseguía el empate mediante un gol de Loren Morón. El tanto llegó tras un buen pase de Fekir desde la banda izquierda, el balón llegaba a Emerson que, con un remate de cabeza, la ponía para el delantero, y este fusilaba.

El primer tramo concluía con la sensación de un Sevilla mejor colocado en el campo y con un Betis perdido tácticamente, sólo creando peligro a través de individualidades de sus mejores futbolistas.

Mejoría insuficiente

La segunda mitad comenzaba como la primera. Con un conjunto local apretando y llegando con peligro arriba. Álex Moreno seguía siendo determinante por banda izquierda y tras una buena jugada, su centro terminaría en la cabeza de Loren, que este con un remate forzado, no pudo dirigir el balón a puerta.

El técnico sevillista no lo veía claro y dio entrada a Franco Vázquez, sustituyendo a un desapercibido Óliver Torres.

El equipo visitante mejoró, y en el minuto 55 De Jong anotaba el segundo para los rojiblancos tras un buen pase de Éver Banega.

El Betis de nuevo a luchar contracorriente y mientras, los rivales a punto de anotar el tercero con un remate de nuevo del holandés que se marchaba fuera. El delantero sevillista realizó un gran partido moviéndose bien arriba y dando oxígeno a su equipo.

Rubi empezaba a mover el banquillo y daba entrada a Joaquín por Feddal.

El portuense realizó una gran jugada al poco de pisar el campo. Se deshizo de varios rivales y su centro terminó en la cabeza del lateral izquierdo del Betis, que estuvo a punto de anotar el empate, pero Vaclik, con una gran parada, evitó el tanto bético.

El Betis lo seguía intentando, y el entrenador metía más carne en el asador, dando entrada a Tello por Bartra en el 70, y a Borja Iglesias por Guardado en el 76.

El equipo quedaba con Canales como único organizador verdiblanco y prácticamente todos arriba, aunque no sirvió de mucho.

Los locales no dispusieron de muchas más oportunidades claras. Sólo un penalti protestado por Fekir, que el árbitro decidió no pitar, y un remate de Loren al lateral del palo.

El último arreón bético no valió para nada, y los tres puntos se van para un Sevilla que se coloca en puestos de Liga de Campeones.

Los de Rubi quedan muy tocados, y está por ver si el actual técnico seguirá ejerciendo como entrenador del Real Betis.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo