La Real Sociedad gana y olvida a Willian José (3-0)
Isak celebra su gol con la afición. Imagen:// Real Sociedad

La Real Sociedad vuelve a las buenas sensaciones. El conjunto vasco estuvo muy cómodo ante un pobre Mallorca que no tuvo opción. El partido fue de menos a más y la segunda parte fue un completo asedio txuriurdin. Los bermellones siguen sin ganar fuera de casa y los donostiarras se meten de nuevo en los puestos europeos.

El primer tiempo en el Reale Arena no fue muy intenso. El Mallorca comenzó bastante bien, haciendo daño a la Real en alguna jugada muy peligrosa. La más clara de los bermellones fue la que tuvo Lumor Agbenyenu a los 8 minutos de partido. El ghanés probó a Remiro desde la frontal del área con un tiro muy fuerte que se envenenó. El disparo cogió un gran efecto obligando al guardameta txuriurdin a sacar una gran mano. Los baleares a partir de ahí, no tuvieron muchas oportunidades más. La Real empezó a carburar y, con un muy buen Aihen por la banda comenzaba a crear peligro.

Los locales no llegaban pero sí lograban tener el dominio del esférico y llegar a zonas de ataque con él. Los más activos en el equipo realista estaban siendo Aihen, Oyarzabal, Portu e Isak. Este último fue el que dispondría de la más clara por parte de los donostiarras. El sueco controló en el área de maravilla con el pecho un centro desde el lateral para quedarse sólo ante Manolo Reina. Isak intentó acomodarse la bola a su pierna buena, la diestra, y eso le hizo perder tiempo de cara al remate final que el guardameta mallorquín atajó muy bien. Con esa oportunidad finalizó una primera parte en la que la Real fue de menos a más y el Mallorca tuvo alguna buena pero sin llegar a darle continuidad.

El segundo tiempo comenzó como finalizó el primero. Los locales estaban muy cómodos y los visitantes encerrados en su área. Con eso, no tardaron más de un minuto los txuriurdin en abrir la lata. Aihen metió un gran centro al área que le cayó a Portu. El murciano la dejó de cara para Alexander Isak que no falló en su cita al gol. Estallaba de alegría el Reale Arena y la plantilla realista al completo.

A partir de ahí, la Real siguió dominando con totalidad la pelota. El gol dejó tocado al Mallorca que se veían superado por unos vascos que iban a por el segundo. Imanol Alguacil realizó al 57' su primer cambio sacando del campo a Oyarzabal e introduciendo en él a Barrenetxea, un jugador que venía de hacerlo muy bien en Copa del Rey. Y en la siguiente jugada, tras la sustitución, el joven atacante txuriurdin originó el 2-0. El balón le cayó en la frontal y disparó, el esférico tocó en Fran Gámez. El jugador balear desvió la pelota para despistar a Manolo Reina que no pudo hacer nada ante ese gol en propia puerta desafortunado. 

El partido transcurrió igual entonces, la Real quería más y el Mallorca no lograba salir de su área. Al 68', Isak la tuvo en un jugadón. El sueco se movió muy bien en la línea de fondo y bailó con la pelota entre dos defensas bermellones. Superó a sus rivales y finalmente centró un balón que no acabó en nada. El Reale Arena estaba volcado con su equipo y con su delantero. La Real seguía gustándose y logró hacer el tercero. Januzaj hizo una gran jugada zafándose de varios rivales y se asoció con Aihen que la cedió para Odegaard. El noruego se sacó un gran disparo que Manolo Reina paró pero sin blocar. El rechace le cayó a Portu que a placer completó la goleada.

El final de encuentro estuvo marcado por buenas jugadas de Januzaj que se estaba gustando al igual que su equipo. El Mallorca tuvo alguna clara pero Remiro estuvo muy atento como en todo el partido. Muy bien el meta txuriurdin.

Imagen:// Real Sociedad
Imagen:// Real Sociedad

Tras esta jornada, la Real Sociedad se sitúa en 6ª posición con 34 puntos y a tan sólo 2 de Champions League. Los de Imanol Alguacil vuelven a la senda de las victorias en liga y recuperan las buenas sensaciones. El Mallorca por su parte, sigue sin ganar fuera de casa aunque se mantiene a 2 puntos del descenso. El conjunto balear tiene por delante tres encuentros clave contra rivales directos que tendrá que afrontar con intensidad para alejarse más aún de zonas peligrosas.

VAVEL Logo