El desorden pasa factura al Granada CF contra el Villarreal
Yangel Herrera peleando un balón con Vicente Iborra. Foto: LaLiga Santander.

Granada CF y Villarreal CF se enfrentaron en el duelo correspondiente a la trigésimo jornada de LaLiga Santander. Con la pugna por los puestos europeos más viva que nunca, granadinos y groguets ansiaban conseguir la victoria, y los correspondientes tres puntos, para ponerse en la séptima posición y, de esa forma, dejar encarrilada una plaza a Europa –a la espera del devenir del encuentro del Valencia-.

Comenzaba el encuentro con un tanteo entre ambos conjuntos donde, de forma poderosa, el Granada se hizo con la posesión y los primeros acercamientos a portería contraria. A los tres primeros minutos de juego, el Granada tuvo su jugada más clara durante toda la primera parte. Un centro desde la banda izquierda que se paseó por el área chica amarilla acabó en una volea de Soldado, que se encontraba solo, y que puso en serios apuros a Sergio Asenjo, que palmeó ese chut y mandó el balón a córner.

Interponiendo el Granada su poderío en los primeros minutos, donde el control y protagonismo fueron ligados con los andaluces, el equipo se mostraba sólido a la hora de defender y mover el esférico, a la vez que el Villarreal no podía hacer nada al respecto, encontrándose maniatado.

Sin embargo, en un pase en profundidad por parte de Rubén Peña a Gerard Moreno, que le ganó la espalda a Carlos Neva, el killer amarillo colocó el balón al segundo palo de Rui Silva, no pudiendo hacer este nada. Se adelantaron los visitantes con un tempranero gol que sorprendió a los pupilos de Diego Martínez.

Tras el gol, el equipo granadinista intentó la igualada lo más rápido posible. Sin mucho éxito, el Villarreal comenzó a recuperar la posesión. Tras diversas idas y venidas sin peligro en ambos bandos, los ataques se mostraron sin aparente peligro para las zagas rojiblancas y amarillas. Se vivieron a lo largo de la primera parte bastantes faltas, no produciéndose muchos pases seguidos por los insistentes cortes por culpa de las entradas.

El Villarreal también tuvo una ocasión clara llegando al ecuador del choque. Tras un tiro seco que rebotó en un futbolista del Granada, el balón tomó forma de parábola y cayó al larguero, estando a punto de convertir otro tanto más los visitantes en el marcador. Decayó  la velocidad del juego en ambos bandos, ninguno de los dos equipos crearon más peligro en puerta contraria.

Comenzó la segunda parte con un Granada más atrevido, gracias en parte a la entrada de Darwin Machís al terreno de juego, que dio frescor, rapidez y picardía a una equipo que se mostraba en partes del juego muy apagado. Reformulando la formación con un 4-2-3-1 dejando solo en punta a Carlos Fernández, el conjunto local hilvanó diversas jugadas sueltas predecibles que no generaron abundante daño en la meta de Sergio Asenjo.

No obstante, el Villarreal recuperaba a plazos la posesión del balón, dejando con bastantes dificultades a los de Diego Martínez en esos momentos para anotar el ansiado gol del empate. El Villarreal, que se mostraba aparentemente tranquilo, tuvo que ponerse el mono de trabajo llegando al ecuador de la segunda parte, donde las jugadas aisladas anteriores se convirtieron en un asedio sobre los palos del cancerbero visitante.

Esperando los groguets varios contraataques para sentenciar el encuentro, un chut casi a puerta vacía por parte de Paco Alcácer dejo tiritando al banquillo nazarí. Pasito a pasito –como refleja el técnico del conjunto granadino-, el equipo capitaneado por Víctor Díaz reanudó sus avances con el fin de intentar lograr las tablas en el electrónico. Rozando el final del choque, diversos sosegados ataques de ambos equipos fueron sentenciando el partido –aunque algunos más claros por parte del Granada, como el córner que casi remató Rui Silva-.

Sin mucho más, el encuentro finalizó con un 0-1 que deja al Villarreal CF casi asentado en puestos europeos para la próxima temporada. Mientras, el Granada CF se va alejando de entrar en dichos puestos y queda en mitad de la tabla, en tierra de nadie.

Ficha técnica

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz (Foulquier 83´), Germán, Duarte, Neva (Gil Dias 77´); Puertas, Eteki (Antoñín 60´), Herrera, Fede Vico (Azeez 60´); Carlos Fernández, Soldado (Machís 45´). 

Villarreal CF: Asenjo; Rubén Peña (Mario Gaspar 80´), Albiol, Sofian, Alberto Moreno; Iborra, Morlanes (Anguissa 55´), Ontiveros (Chukwueze 63´), Moi Gómez; Gerard Moreno (Cazorla 80´), Bacca (Alcácer 55´). 

Goles: 0-1 Gerard Moreno.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (comité balear). Ha amonestado  a los visitantes Alberto Moreno, Chukwueze, Asenjo.

VAVEL Logo