Edgar González, uno
de los predilectos de la afición del Oviedo
Fotografía: LALIGA

El jugador bético, cedido en las filas de Oviedo, está cuajando un notable inicio de temporada y exprimiendo al máximo su experiencia en Segunda División. Tanto es así, que ha sido galardonado con el premio jugador cinco estrellas de la afición, tras las buenas actuaciones que viene mostrando desde que empezó La Liga. El pivote se ha hecho con un hueco en el once titular, pese a las alternativas que maneja su entrenador en su posición. De hecho, Edgar es el jugador de la plantilla que más minutos ha disputado de todos los que la conforman, con un total de 1527 minutos repartidos en diecisiete partidos de Liga.

El catalán ha ocupado la posición de mediocentro defensivo en la mayoría de los partidos, aunque también se está desempeñando como central, posición en la que jugaba en el filial bético. Pese a ocupar una posición retrasada del campo, ha logrado estrenarse como goleador y suma dos asistencias para su equipo.

Respecto a la faceta defensiva, la progresión del canterano es palpable. Edgar recupera una media de cinco balones por partido, y es un fijo en el doble pivote de su equipo, en el que va alternando de compañero. Probablemente, porque como ya ocurría cuando vestía de verdiblanco, Edgar es el encargado de sacar el balón jugado desde atrás cuando su equipo decide hacerlo, y su contacto con el balón y su efectividad de pase se sitúa en números brillantes. No obstante, el propio jugador reconoció hace varias semanas que debía mejorar a la hora de elegir qué faltas cometer y en qué momentos, para evitar la cantidad de tarjetas que había recibido hasta el momento (ya acumula nueve). Desde ese momento, el jugador lleva cuatro partidos sin recibir amonestación, y ha logrado retrasar su suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

Edgar compareció ante los medios de prensa recientemente para manifestar su felicidad en el club ovetense y en la ciudad asturiana. En su discurso se mostró comprometido con el club que defiende y acepta con madurez su rol de jugador predilecto de la afición. Además, reafirmó estar aprovechando al máximo su experiencia, lo cual hace ilusionarse al bético, que ve ya en la cesión de su canterano una experiencia similar a la vivida con Fabián en Elche, que tantas alegrías provocó a la grada verdiblanca y tanto beneficio generó al club.

VAVEL Logo