Análisis post Sevilla vs Barcelona: una recompensa insuficiente
Los azulgranas ante el Benfica | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

El Barcelona ha viajado hasta el Ramón Sánchez Pizjuán para cerrar el fútbol del 2021 con el encuentro pendiente desde la cuarta jornada de LaLiga. Delante, un Sevilla confiado con poder arrebatarle el liderato al Real Madrid, mientras el Barça soñaba con tres puntos que les hicieran tomarse las uvas en puestos de Champions League.

Las bajas por lesión y Covid-19 han marcado ambas alineaciones, con Lopetegui teniendo que apostar Rafa Mir en punta y Xavi Hernández confiando, de nuevo, en el filial. El de Terrassa no ha dudado en reivindicar su confianza en los jóvenes talentos como Gavi, Abde o Juntglà, que se colgaban la titularidad, mientras Nico esperaba en el banquillo ser un gran revulsivo para el segundo tiempo.

La victoria sufrida del pasado sábado ante el Elche puso sobre la mesa las mejoras que el técnico catalán está consiguiendo con este equipo y eso ha hecho a la afición azulgrana confiar en que volver a la Ciudad Condal con puntos bajo el brazo era posible.

El Barça tienta pero no culmina

La capital andaluza ha recibido uno de los grandes encuentros de esta Liga Santander con una cortina de agua que ha enlentecido el juego en el césped. El Barça ha saltado al terreno de juego con las ideas claras, intentando buscar rápidamente la portería de Bono mediante Juntglà, aunque Koundé ha evitado correctamente el remate de cabeza del catalán.

El Sevilla se adelanta con el Papu

Mientras Busquets veía la quinta amarilla de la temporada, y deberá cumplir un encuentro de sanción, los catalanes han vuelto a intentarlo ante Bonu con una buena carrera por la izquierda de Jordi Alba que remataba Frenkie De Jong, aunque el colegiado ha señalado el fuera de juego. Los culés estaban intentando dar un paso adelante para mover la electrónica cuanto antes, aunque el Sevilla se resistía a ceder.

Los de Lopetegui han intentado levantar cabeza con una acción individual de Rafa Mir que entraba en los muros de Ter Stegen, aunque el colegiado ha anulado la acción por fuera de juego. Minutos después quien ha sorprendido ha sido Dembélé en una acción que ha leído bien Bono y, aunque Juntglà lo ha intentado, el Barça no ha culminado a tiempo. Y cuando mejor estaban los de la Ciudad Condal, un córner desde la derecha 'picado' por Rakitic ha permitido al Papu Gómez hacer el primero de la noche para el Sevilla.

Koundé, expulsado, deja al Sevilla con '10'

Dembélé se ha vestido de líder en el ataque azulgrana, con varios desequilibrios que desquiciaban la defensa del Sevilla. Con el Papu Gómez tumbando al francés y con Delaney amonestado tras una falta sobre Gavi, los catalanes han conseguido empatar el encuentro con una diana de Araujo de cabeza al córner centrado por Dembélé desde la derecha. 

Sin tiempo para más, ambos equipos se marchaban a vestuarios con el 1-1 en la electrónica del Sánchez Pizjuán, que seguía pasado por agua. El segundo tiempo ha arrancado sin cambios en ninguno de los dos equipos pero con ideas claras de Lopetegui de que los locales debían poner una marcha más si querían llevarse la victoria.

Abde seguía desequilibrando el juego por la banda izquierda y Papu Gómez hacía lo mismo para el Sevilla cuando Koundé, sin motivo aparente, ha agredido a Jordi Alba cerca del límite del terreno de juego y se ha marchado expulsado con cartulina roja directa, dejando a los de Lopetegui con diez hombres y en desventaja.

La cantera pide paso

El ambiente se ha caldeado en el Sánchez Pizjuán, con un Sevilla abocado a cometer duras faltas que no quería señalar Del Cerro Grande. Fruto de la polémica, Lopetegui ha retirado del campo a Rafa Mir y Rakitic para que entrasen En-Nesyri y Gudelj, mientras Dembélé volvía a disparar una buena 'rosca' buscando el segundo de los catalanes.

Juntglà, Nico, Gavi y Abde se reivindican una vez más

Xavi también ha optado por un doble cambio, retirando a Èric Garcia, con molestias, y Juntglà para que entrasen Lenglet y Nico a sustituirles. En una acción polémica, Gavi ha visto también la amarilla por un 'pisotón' a Fernando, que no merecía tanto castigo, y deberá cumplir su encuentro de sanción y ausentarse en Mallorca, en el primer encuentro del 2022 para el FC Barcelona.

El técnico del Barça seguía dando instrucciones activamente para ayudar a los suyos a cambiar el marcador, cuando un remate de cabeza limpio de Gavi a centro de Abde se ha marchado fuera por muy poco, haciendo que los culés volviesen a perdonar así una ocasión muy buena para alterar la electrónica.

Recompensa insuficiente

Tras las varias polémicas, Del Cerro Grande ha añadido seis minutos más al tiempo reglamentario que el Barça ha intentado aprovechar hasta el último suspiro. Dembélé por la banda derecha ha intentado coger el liderato de este ataque, ayudándose de los remates de Luuk De Jong dentro del área.

Xavi se desesperaba en la banda, viendo que su equipo estaba jugando bien pero sin culminar las acciones ofensivas de las que disponían. Sin tiempo para más, el colegiado ha señalado el final del encuentro con el 1-1 en la electrónica que ha repartido los puntos en juego en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Los catalanes se han marchado a casa con un sabor agridulce, sabiendo que habían hecho el trabajo muy bien y que la recompensa era insuficiente para tanto esfuerzo. Parece que el 'nuevo Barcelona' de Xavi Hernández empieza a despegar y, tras unos días de vacaciones, reaparecerán en Mallorca para empezar a recuperar posiciones en LaLiga.

VAVEL Logo