Caras alegres en Can Barça cuando uno de los 'cocos' de la Liga cae en Montjuic tras un gran fútbol de los hombres de Xavi Hernández. El regreso del estilo del que tanto habló el entrenador de Terrassa aterriza como una bendición en los blaugrana para vencer a un Atlético de Madrid irreconocible, con un pequeño tramo en el ocaso del encuentro productivo y superado en todo momento por las intercepciones y ocasiones continuas por parte del FC Barcelona.

De Jong y Pedri salieron por la puerta grande de Montjuic. Opacados por el atronador gol de Joao Félix, quien fue MVP del encuentro, los dos centrocampistas demostraron ser el Alma Mater de un equipo desesperado por el regreso de ambos jugadores tras la grave lesión de Gavi, el futbolista con más recuperaciones del club. El rendimiento de los dos futbolistas llegó a su culmen con el complemento perfecto que ambos encontraron en Ilkay Gundogan. El alemán confirmó el regreso al máximo nivel de sus compañeros, y supo paliar en todo momento las necesidades del equipo.

 

Araújo, Káiser total junto a Jules Koundé

Koundé y Araújo celebrando el gol | FC Barcelona
Koundé y Araújo celebrando el gol | FC Barcelona

La defensa del FC Barcelona volvió a dar síntomas de lo que fue la temporada pasada. Una nueva actuación impecable de Ronald Araújo y Jules Koundé, junto al espectacular partido de Iñaki Peña, suman una nueva portería a cero tras un comienzo de temporada convulso para los hombres de la defensa. Salvo las dos anexas acciones a balón parado, que otorgaron al Atlético de Madrid el malogrado tiro libre de Memphis Depay, ambos defensas supieron paliar la ofensiva atlética con valiosos cortes al límite, acompañados también de un gran repliegue del equipo, lo más valioso, posiblemente, del encuentro.

La actuación de Andreas Christensen también contribuyó a la eficaz propuesta defensiva de los hombres de Xavi Hernández. El danés estuvo acertado en la salida de balón, con un solo error en sus 58 intentos de pase en todo el partido. El ex del Chelsea salió de última hora en el once inicial tras las molestas de Íñigo Martínez en el calentamiento previo al encuentro.

Pedri, Gundogan y De Jong, los tres mosqueteros

Pedri, Gundogan y De Jong en el encuentro | FC Barcelona
Pedri, Gundogan y De Jong en el encuentro | FC Barcelona

El juego del FC Barcelona estuvo dirigido por los tres arquitectos de Xavi Hernández. Sin duda, es el mejor encuentro de la temporada para los tres futbolistas. De Jong y Pedri necesitaban un partido así para confirmar el regreso de ambos al máximo nivel tras sus respectivas lesiones. El Barça agradeció la llegada de ambos como el que ve llover en el desierto. La ausencia de los dos jugadores sumió al FC Barcelona a una crisis en su juego en la que hasta el puesto de Xavi llegó a peligrar. El anterior partido ante el Rayo Vallecano fue el escalón necesario para regresar al máximo nivel competitivo por parte del español y del holandés.

Pedri generó en todos los aspectos. Su partido fue sobresaliente tanto en la tarea ofensiva como en los momentos en los que tuvo que bajar al barro. Muy atento junto a sus compañeros a la hora de cubrir huecos en el repliegue, el canario fue un seguro de vida en la salida de balón culé. Supo desarmar el entramado colchonero y estuvo preciso en el pase tras tres encuentros grises que marcaron su regreso. Lo más destacado del futbolista junto a su contribución ofensiva fueron valiosas las recuperaciones que consiguió para su club.

De Jong fue la conexión fundamental entre la defensa y el ataque. Volvemos a ver al Frenkie que forzó su fichaje por el Barça con su estilo de juego. "Con De Jong volvemos a tener el balón y somos imbatibles", declaró Laporta en la previa del encuentro. No se confundía. El Barça solo ha dejado escapar cuatro puntos en Liga con el holandés en el campo, y ha perdido 10 todo el tiempo que estuvo fuera. No necesita argumentos. Su regreso ha sido impecable y ha jugado los 90 minutos de los tres encuentros en los que ha estado presente. Un seguro de vida que regresa de la mejor manera a Can Barça.

Gundogan otorgó la libertad que De Jong llevaba pidiendo a gritos en el FC Barcelona desde su llegada. El alemán rápido comprendió que podría ser el complemento perfecto para el holandés, y así fue. Xavi ha dado con la tecla y, pese a la deficiente temporada hasta ahora del ex del Manchester City, concretó un gran partido en comunión con sus compañeros de baile. 

Lewandowski, quién te ha visto y quién te ve

Lewandowski ante el Cádiz en Liga | Getty Images
Lewandowski ante el Cádiz en Liga | Getty Images

La situación es crítica con el delantero polaco. Cada vez deja aún más claro que su bajón futbolístico no es una casualidad, no es un mero espejismo. El encuentro del delantero fue, una vez más, desafortunado en cuanto a portería, y su contribución cada vez es menor a un juego, el del Barça, que exige toda la rapidez del mundo. Su propuesta deja de casar con la propuesta de Xavi Hernández.

Perdido en tareas ofensivas, más lento y perezoso que otros años, no firmó un buen encuentro. Muchos aficionados repetían sin cesar en su cabeza un escenario en el que el Lewandowski que ayer disputó el encuentro fuera la versión del polaco de hace dos años. "Si este Lewandowski es el de hace dos años, el partido se va 4-0 en el descanso", relataban desde SER Catalunya en la tertulia de ayer. El gol es algo fundamental para el Barça en una temporada en la que el Real Madrid es una apisonadora y Bellingham no cesa de producir tantos en la zaga merengue, líderes junto al Girona de Míchel. Lewandowski forjó media liga con su faceta anotadora pero, en la presente campaña, ni está ni se le espera.

Joao Félix, liberado

Joao Félix celebrando el gol | FC Barcelona
Joao Félix celebrando el gol | FC Barcelona

Joao Félix terminó con su racha de dos meses sin anotar el encuentro anterior ante el Porto en la UEFA Champions League. El Barça y la afición demandaban más del luso, cuyo gol fue el que decantó la balanza ante el Atlético de Madrid, equipo al que todavía pertenece. El romanticismo estaba garantizado, pero no encontró un mundo de color al recibir a sus ex compañeros. Joao fue un quebradero de cabeza para los rojiblancos junto a Cancelo, a pesar de que los de Simeone supieron achicar mejor el agua por su banda que por la de Raphinha y Jules Koundé, con un Riquelme que no salió al término de los 45 minutos de regreso al terreno de juego.

El único 'pero' para Joao Félix en el encuentro es un punto común en todos los encuentros que disputa como titular con la elástica blaugrana. A partir del minuto 65, su rendimiento comienza a decrecer bruscamente y provoca también que su contribución no sea la deseada y la exigida. Fue sustituido en el minuto 77 con molestias en su pierna izquierda para dar entrada a Ferrán Torres y a Lamine Yamal.

VAVEL Logo