La reacción no se hizo esperar

Las armeras vuelven a la senda de la victoria tras derrotar ayer al Zarautz con dos tantos en la segunda parte tras un dominio total del encuentro.

La reacción no se hizo esperar
La reacción no se hizo esperar

La semana pasada el primer equipo femenino del Eibar cayó derrotado ante Osasuna femenino. Ayer se podría haber pensado perfectamente que aún seguían invictas, pues el juego desplegado fue digno de un equipo que actualmente está segundo en la clasificación, a dos puntos del líder, el EF Logroñés.

Y es que el cuadro eibarrés planteó un partido en campo rival desde el inicio, dominando prácticamente durante todo el primer tiempo, teniendo buenas ocasiones para adelantarse en el marcador y haciendo olvidar a cualquiera la que fue la primera derrota de la temporada en la octava jornada. A lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos, el cuadro local tuvo numerosas ocasiones, sobre todo por medio de la que se convertiría en la autora del segundo gol, Idoia.

Pese a la insistencia de las chicas dirigidas por Xuban Peña, el gol no llegó hasta el minuto 78', cuando Irantzu abrió la lata. Minutos después, Idoia haría el segundo para sentenciar un partido merecido, tras regatear con un gran movimiento a la portera rival y definir a la perfección. Hasta el final las chicas supieron manejar el resultado a su antojo y mantenerlo, consiguiendo así otros tres puntos para el casillero que les colocan a tres puntos del tercer clasificado, el Athletic Club B femenino.

Durante todo el encuentro las armeras fueron superiores a su rival, jugando con un fútbol de toque, preciso, y buscando siempre la manera de elaborar una jugada que acabase con ocasión. Es la séptima victoria de la temporada en nueve jornadas, cifras que invitan a pensar en positivo, y es que las chicas de Xuban no se achican ante ninguno de los conjuntos a los que se enfrentan. 

En el próximo encuentro se medirán al Pauldarrak, fuera de casa, equipo que se posiciona en la undécima posición y que sólo suma seis puntos, 16 puntos menos que los que tienen las armeras. Es una buena oportunidad para que las chicas de Xuban se acerquen aún más al equipo que va líder, o que por lo menos no le pierdan la pista.