El tiempo de añadido fulmina al Burgos CF

Cruel desenlace en el partido de presentación del Burgos CF ante su afición contra un rival de Primera Divisón como es la Real Sociedad. Los blanquinegros remontaron un 0-2 en contra, pero el gol de Oyarzabal en el minuto 91 mató todas las ilusiones de haber sacado un resultado positivo.

El tiempo de añadido fulmina al Burgos CF
Partido de presentación BCF vs RSO / Foto: Burgos CF

El Burgos CF se presentaba ante su afición en un partido que deparó mucha emoción y muchos goles. La visita de un Primera División como es la Real Sociedad despertó todavía más la ilusión. Los espectadores fueron testigos de un gran espectáculo y de ver como en muchos tramos del encuentro un equipo de Segunda B como el Burgos CF tuteaba a un equipo de la categoría élite del fútbol español. 

Los dos equipos se respetaron durante los primeros 10 minutos hasta que el equipo de mayor categoría cogió las riendas del encuentro, mientras tanto el conjunto local se replegaba bien en defensa, estando las líneas bien juntas y presionando cualquier intento de peligro donostiarra. El Burgos se mostraba más cómodo defendiendo que atacando porque fue notoria la falta de pegada de los locales en numerosos tramos de la Primera División.

Llegados al minuto 20, el marcador se iba a desequilibrar en favor del equipo visitante con un espectacular remate de cabeza de Agirretxe a centro de De la Bella. El gol encajado no amedrentó el carácter de los burgalesistas, que mantuvieron su propuesta de juego de elaboración. Pero, la Real Sociedad seguía teniendo el control del juego. En el minuto 36, llegaria la ocasión más clara de los locales aunque el centro de Andrés no encontró la cabeza de Cusi que estaba en una muy buena posición de remate. El resultado no se movería más en la primera parte y dominio de la Real en el juego y en el marcador se llegó al paso por los vestuarios.

En la reanudación, la Real vio como su ventaja en el marcador se ampliaba por medio del flamante fichaje Januzaj que batió a Saizar mediante una exquisita vaselina. El 0-2 supuso un jarro de agua fría para los locales. Sin embargo, cuando menos se esperaba, y quizá cuando menos lo merecía, un error de la defensa txurri-urdin, permitió a Abel batir la portería defendida por Toño. El Burgos CF recortaba distancias en el marcador cuando no se había cumplido todavía la hora de partido.

No obstante, tras el 1-2 el partido se enfrió bastante. Ambos equipos guardaban sus armas y los minutos pasaban sin que ninguno de los dos hiciese méritos para marcar. Cuando quedaban 12 minutos para llegar al minuto 90, el técnico Patxi Salinas realizó ocho cambios a la vez, dando minutos a varios canteranos. De hecho, en el minuto 86, el Burgos conseguía el gol del empate en centro de Manzano que fue rematado con un buen testarazo por Pablo. El 2-2 hizo levantar a los espectadores de sus butacas y cantaban sin cesar y dando ánimos para que el empate supiera como una victoria. Pero el desenlace fue bastante cruel y la Real Sociedad marcó en el minuto 91 por mediación de Oyarzabal que remataba en boca de gol aprovechando un rechace del portero local.

Sin embargo, el público se quedó con lo positivo de una plantilla que demuestra tener mimbres para competir, da igual que el rival tenga enfrente. Pero tanto la afición como dentro del club saben que falta por llegar un cazador de goles. Si lo consiguen, el equipo puede convertirse en uno de los gallitos del grupo 2. 

Segunda División B grupo 2