El Almería B mete la quinta

El filial rojiblanco se impone por tres goles a uno al Huétor Tájar y establece una racha de cinco partidos consecutivos saboreando las mieles del triunfo. Nano, por partida doble, y Sillero fueron los autores de los tantos. Al final, el cuadro visitante, gracias a un gol en propia puerta, maquilló el resultado.

El Almería B mete la quinta
Los jugadores del Almería B celebran uno de los tantos conseguidos. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)
Almería B
3 1
Huétor Tájar
Almería B: Casitas, Navas, Igor Engonga, Garrido, Iván Martos, Mario Abenza, Segura, Gaspar (Pérez, minuto 75), Rubén Sánchez (Chema, minuto 53), Nano y Sillero (Mamadou, minuto 78).
Huétor Tájar: Duesca, David Aguilar, Gadea, Raúl (Joaquín, minuto 53), Quevedo, Fran (Tetillas, minuto 53), Heras, Jorge, Cobo, Mario (Adri, minuto 68) y Manu Daza.
MARCADOR: 1-0, min. 35, Nano. 2-0, min. 58, Nano. 3-0, min. 76, Sillero. 3-1, min. 83, Manu Daza.
ÁRBITRO: Jorge Villanúa Gaona, del comité andaluz. Amonestó a Mario Abenza, Rubén Sánchez, Navas y Segura, del Almería B, así como a Quevedo, Cobo y Joaquín, del Huétor Tájar.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décima jornada de Liga del Grupo IX de Tercera División disputado entre el Almería y el Huétor Tájar en el Anexo al Estadio de los Juegos Mediterráneos ante unos 200 espectadores.

El filial de la Unión Deportiva Almería continúa con su progresión en el Grupo IX de Tercera División. Los rojiblancos sumaron ante el Huétor Tájar (3-1) su quinto triunfo consecutivo de la temporada, que les afianza en la parte alta de la tabla clasificatoria, concretamente en el segundo puesto, a un punto del líder, el Antequera.

Siete encuentros sin perder acumulan los de Fran Fernández, que en en líneas generales fueron superiores a su rival no solo en el electrónico, sino también en el juego. No obstante, la primera mitad se antojó muy disputada y sin un dominador claro.

Se sucedían las alternativas, pero los locales impondrían su ley de manera progresiva y rebasada la media hora del choque iba a llegar el primer tanto de la tarde. El autor, Nano, que aprovechó un centro de Gaspar Panadero para adelantarse a la defensa y enviar el cuero al fondo de las mallas.

Nano celebra su primer gol ante el Huétor Tájar. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

Pero, no contento con ello, el cuadro almeriense iba a verse espoleado y no frenó su ímpetu por aumentar la renta, algo que solo pudo hacer el pitido final del colegiado. Antes, tres oportunidades más que claras para que el marcador no se hubiese ido con el "1" al tiempo de descanso. Finalmente no fue así y los unionistas aprovecharon los quince minutos de receso para corregir errores y dar las directrices apropiadas de cara al segundo asalto.

Un segundo tiempo que siguió por los mismos derroteros que el primero, a pesar de las intentonas de los visitantes por replicar el tanto inicial de Nano. Pero, nada más lejos de la realidad, se toparon con el segundo para los del Anexo en un jugada casi calcada a la diana que abrió la lata; los protagonistas y la ejecución, los mismos: Gaspar envía un centro medido para que Nano se eche al zurrón el segundo gol en su cuenta particular.

Gaspar, uno de los protagonistas del encuentro, dio dos asistencias. (FOTO: Diego Carmona - VAVEL)

Las ansias de los granadinos por remontar se vieron mitigadas y, posteriormente, frenadas de seco con la sentencia del envite. Jesús Sillero no faltó a su cita con el gol al rematar un centro de Chema desde la izquierda despejado por un disparo en primera instancia de Chema. El delantero sevillano tiró de oportunismo y , con su décimo gol de la temporada en nueve encuentros, puso un 3-0 en el marcador, que solo pudo ser maquillado en el minuto 83 tras un gol en propia puerta del cuadro almeriensista tras golpear un lanzamiento de falta de Manu Daza en un jugador local para alojarse finalmente en fondo de la portería.

El choque, no obstante, estaba visto para sentencia y los de Fran Fernández no vieron peligrar una victoria que les afianza en los playoffs de ascenso a Segunda B, con cino puntos de ventaja sobre el quinto clasificado, el Guadix.