Fracasos estrepitosos en las últimas jornadas de la UD

Balones desgastados en un árido césped, focos cada vez más tenues señalan a jugadores desalentados, todo el esfuerzo arrojándose por la borda lentamente, sueños rotos y apagados. Una grada que ha brillado con luz propia desde el origen de este escudo, defendido y salvaguardo por multitud de jugadores y estrellas que han pasado por la ínsula contribuyendo con su granito de arena.

Fracasos estrepitosos en las últimas jornadas de la UD
Fracasos estrepitosos en las últimas jornadas de la UD. | Foto: Juan Ign. - VAVEL

Como ya sabrán a estas alturas, de las cuatro últimas jornadas, Las Palmas ha desaprovechado nueve puntos, todas las derrotas han sido fuera de la isla. Los amarillos deben cambiar el "chip" de cara a la próxima temporada.

A la Unión Deportiva le restan tres encuentros en lo que queda de abril, de momento el balance no es nada positivo, ya que acumula un 75% de derrotas, que equivalen a tres partidos perdidos, todos como visitante, nada nuevo para la afición amarilla, que empieza a desesperar por el cambio tan drástico que sufre la UD cuando juega fuera de Gran Canaria. Este mes solo se ha logrado ganar un partido, frente al Real Betis, en el que todos pensamos que sería el punto y final a la mala racha que lleva sufriendo desde el lóbrego mes de febrero... no fue más que un espejismo.

Lo que ha sucedido

El conjunto orquestado por Quique Setién está empañando lo que podía haber sido una temporada de diez, y es que hace apenas un par de meses soñaba con entrar en Europa, y a día de hoy, a pesar de que el equipo ya casi tenga asegurada la permanencia, la afición no yace precisamente ilusionada. Lo que desmotiva precisamente es el hecho de lo que podía haber sido y no fue, una ilusión que pareció apagarse por completo después de que Setién anunciara su marcha. 

El que algo quiere algo le cuesta

Lo que está claro es que la Unión Deportiva debe dar el máximo de sí la próxima temporada y cambiar esa mentalidad negativa que se apodera de los jugadores fuera del Estadio Gran Canaria, campo que esta campaña ha sido objetivo a batir por todos los equipos de La Liga, muy pocos han conseguido vencer a Las Palmas, que se ha refugiado en su fuerte inexpugnable para posicionarse donde está ahora mismo. Por tanto, muy diferentes las dos caras que muestra esta UD dentro y fuera de casa, como pasa de exhibiciones maestras a exhibiciones pobres e incomprensibles, del buen fútbol y el juego en equipo, a la desgana y el aparente "pasotismo".

Lo que sucederá

La transformación que debe hacer el conjunto amarillo de cara a la próxima temporada ha de empezar desde ya, el próximo técnico, de nombre aún desconocido, deberá mejorar este aspecto tan vital para un equipo, y haga a esta UD un conjunto de 10 tanto dentro como fuera de su estadio.

Los de Setién se enfrentan ahora al Deportivo Alavés en el Estadio de Gran Canaria, los jugadores deben salir a dar la cara, quedan apenas seis jornadas y el equipo amarillo tiene que finiquitar la temporada de la mejor manera posible. Deben hacerlo por ellos mismos, por lo que representa este escudo y, sobre todo, por la afición, que un año más ha estado de 10.