Super Bowl XXXIX: el juego del último cuarto
Montaje: NFL Vavel (Adrián Cobo García)

El choque entre New England Patriots vs Philadelphia Eagles en el próximo Super Bowl LII será una de las tantas revanchas que la NFL le ha regalado a los aficionados del football, pues este enfrentamiento ya tuvo su primera edición el 6 de febrero de 2005 en donde salieron victoriosos los Patriots; sin embargo, esta historia podría cambiar.

TEMPORADA 2004

New England: La temporada 2004 para los de Foxborough fue casi perfecta, ya que solo tuvieron dos derrotas. Iniciaron la campaña abriéndoles las puertas del Gillette Stadium a Indianapolis, conjunto al que vencieron 27-24. Su primer derrota la protagonizaron cuando visitaron el Heinz Field en la semana ocho. Pittsburgh también era uno de los equipos más fuertes y esto lo demostró al vencer a uno de sus peores rivales. El resultado final de este enfrentamiento fue favorecer a los de casa por un marcador de 20-34.

Para la semana nueve lograron recuperarse y nuevamente enracharse de victorias, pero en la décimo quinta jornada Miami les derrotó por solo un punto, 28-29.

Haber obtenido el récord de 14-2 les aseguró su lugar en playoffs y el Campeonato de la División Este de la Americana. Sin embargo, Steelers llegó como el mejor clasificado y los Patriots en segundo lugar. El 16 de enero de 2008 disputaron su primer juego de postemporada y su rival fueron los Colts, conjunto que derrotó a Denver 24-49 en el Juego de Comodines. La victoria de New England fue arrasadora por un marcador de 3-20.

Posteriormente se enfrentarían a uno de los equipos que pudo vencerlos durante la temporada regular, Pittsburgh. El juego por el Campeonato de Conferencia fue uno de los duelos más cerrados, pero significó la revancha para los de Boston, pues triunfaron 41-27. Fue así como llegó el gran día del Super Bowl en donde el vencedor de la Conferencia Nacional había sido Philadelphia.

Philadelphia Eagles: Uno de los grandes equipos que también consiguió su boleto a la postemporada fueron los Eagles, conjunto que destacaba por llevar unas destacables campañas. Con solo un juego más perdido, a diferencia de los Patriots, Philadelphia logró ilusionar a sus fans con su aparición en el Super Bowl XXXIX.

La temporada para los de Pensilvania comenzó con el pie derecho. En la primera semana derrotaron a New York Giants 31-17, situación que continuaría por ocho semanas hasta que se vieron las caras con Pittsburgh en la novena jornada. El mismo equipo que venció a New England vencería a las enrachadas Eagles. Para su infortunio sería una de las peores exposiciones del conjunto y el resultado final sería 3-27.

Philadelphia no concluyó la temporada regular como hubiera deseado, pues acumuló dos derrotas seguidas en las últimas dos semanas. En la 16 visitó a los entonces St. Louis Rams, quienes los vencieron 7-20 y no pudieron reponerse de esta caída, por lo que en la última jornada volvieron a perder, pero en esta ocasión contra Cincinnati por un marcador de 10-38. Pero esto no fue obstáculo para que llegaran como el número uno de su conferencia, lo cual significó su semana de descanso y los juegos de playoffs en su propia casa.

El Lincoln Financial Field estaba listo para recibir a Minnesota el 16 de enero, partido que se quedó el local por 14-27. El 22 del mismo mes se pelearía por el Campeonato de Conferencia frente a los Atlanta Falcons, enfrentamiento en el que también resultó vencedor Philadelphia 10-27.

SUPER BOWL XXXIX

Son 13 años los que han pasado desde que estos equipos se vieron las caras en la edición XXXIX del Super Bowl en el Alltel Stadium ahora EverBank Field, juego que estuvo sumamente cerrado y cargado de emociones. Ambos estaban ilusionados por el Vince Lombardi, pero el equipo que tuvo menos errores pudo lograrlo, New England.

Donovan McNabb cumplía su cuarta temporada como el quarterback titular de Philadelphia; sin embargo, ésta fue su primera aparición en una Super Bowl, situación que jugó en su contra. El inicio no fue tan favorecedor para el mariscal de campo, pues en el primer cuarto sufrió de un balón suelto y una intercepción en zona roja, lo cual ayudó para que el marcador se mantuviera 0-0.

No fue hasta el segundo cuarto cuando comenzaron a caer los puntos. McNabb conectó con L. J. Smith para tomar la delantera y en los últimos minutos del segundo cuarto fue cuando se emparejó el partido con la anotación de David Givens, lo cual mantuvo interesante el juego.

Para la segunda mitad, la balanza solo se inclinó de un lado. New England empezó sumando nuevamente puntos con Vrabel, pero la respuesta de las Eagles llegaría con Brian Westbrook. Así que la victoria se definiría en el último periodo. Fue ahí cuando Tom Brady empleó su experiencia y pasó encima de su rival.

Corey Dillon y Adam Vinatieri fueron los personajes encargados de darle la victoria a los Patriots, pues esta dupla sumó 10 puntos más, a comparación de solo los siete que pudo realizar el campeón de la Conferencia Nacional. La jugada final fue una intercepción más a McNabb, lo cual definiría al  campeón absoluto.  

VAVEL Logo