Previa Texans - Chiefs: duelo de quarterbacks en Kansas
Foto: NFL VAVEL

Partido a priori con un claro favorito sobre el papel. Kansas tiene la experiencia, el staff técnico y un arsenal ofensivo como pocos en la NFL, además ha tenido una semana de descanso al lograr el bye. Houston viene de ganar remontando y con mucho sufrimiento a los Buffalo Bills. Será capaz Deshaun Watson y su ataque repetir la victoria de la semana 6. A continuación, como llegan ambos equipos al partido.

Cuando KC Ataca….

Poco más se puede decir del ataque de los Chiefs que no se haya dicho ya. Andy Reid es una de las mentes ofensivas más privilegiadas de la liga. Además, está liderados por el quarterback joven más diferencial de los que hay en la liga, Patrick Mahomes.  Mahomes, a pesar de la lesión que le mantuvo fuera varias jornadas, ha conseguido 26 touchdowns y 105,3 de rating con 15 pases de más de 40 yardas, y tan sólo 5 intercepciones.  

Patrick Mahomes celerando un touchdown (Fuente: Ben Green)
Patrick Mahomes celerando un touchdown (Fuente: Ben Green)

Adicionalmente su línea ofensiva ha conseguido darle la protección que necesitaba permitiendo sólo 25 sacks (tercera de la liga). Esto puede ser un dato diferencial, pues la defensa de Houston no es precisamente de las mejores de la liga. Es la penúltima en presiones al quarterback, es la tercera peor en yardas de pase (267,3 yardas/partido), y la quinta peor en yardas por partido (388 yardas/partido) y sacks permitidos.  Unos números bastante reveladores.

Si bien hay un dato diferenciador, la vuelta de J.J. Watt. El defensive end de los Texans se perdió por lesión 8 partidos y volvió la semana pasada contra los Bills.

J.J. Watt (Fuente: texans.com)
J.J. Watt (Fuente: texans.com)

A pesar de no estar al 100%, J.J. Watt es importante no sólo por lo que aporta si por su liderazgo y experiencia. Su sack a Josh Allen fue el punto de inflexión en la remontada de los Texans. Se espera que contra Kansas participe en más snaps.

Respecto al juego de carrera, la mejoría del running back Damien Williams en los últimos partidos es una buena noticia para los Chiefs. Williams que sólo corrió para 6 yardas en el partido que jugaron ambos equipos en la week 6 ha promediado 246 yardas y 3 touchdowns en los 2 últimos partidos. Williams y Shady McCoy podrán marcar diferencias contra la defensa de Texans.

La defensa contra la carrera de los Texans que era una de las fortalezas del equipo, pero con el transcurso de los partidos se ha convertido en un problema. Los Texans han permitido a 7 de sus últimos 8 oponentes más de 100 yardas de carrera por partido, incluyendo a Buffalo que corrió para 169 yardas. Sin embargo, sólo permitieron 53 yardas de carrera a los Chiefs en el partido de la week 6.

Pero es en el juego de ataque donde los Chiefs tienen todo su potencial. Los Chiefs son el quinto mejor equipo en yardas de pase por partido, touchdowns conseguidos y rating. Al talento de Mahomes hay que sumarle un cuerpo de receptores top de la liga liderados por Tyrek Hill y Sammy Watkins, a parte del posiblemente mejor tight end de la liga Travis Kelce.

Tyrek Hill ha demostrado ser el wide receiver más rápido y explosivo de la liga. Ha logrado 58 recepciones para 860 yardas y 7 touchdonws. Es un auténtico peligro en las rutas profundas. Sammy Watkins que no jugó el partido de la semana 6 podría aprovecharse de la vigilancia a Hill. Watkins es el tercer mejor receptor de los Chiefs con 673 yardas y 3 touchdowns.

Pero si hay alguien que marca la diferencia ese es Travis Kelce. Es el líder en recepciones (97), yardas de recepción (1229) y ha logrado 5 touchdowns. Junto con Mahomes el elemento diferencial de este ataque.

Travis Kelce celebrando un touchdown (Fuente: Steve Sanders)
Travis Kelce celebrando un touchdown (Fuente: Steve Sanders)

Enfrente tendrán a la defensa de los Texans que precisamente no es una de las mejores defendiendo el juego aéreo. Será fundamental ver el estado físico de sus cornerbacks titulares Bradley Robi y Jonathan Joseph.  Si finalmente no pueden jugar el partido desnivelarían mucho más la balanza del lado de Kansas.

Patrick Mahomes contará con todas sus armas ofensivas, lo cual ya es mucho decir. Además, el ataque de Kansas es el primero de la liga en conversión de tercer down mientras que la defensa de Houston es la penúltima de la liga. Todo apunta a que aquí Kansas tiene ventaja. 

Cuando Houston Ataca….

Deshaun Watson ha demostrado ser uno de los grandes quarterbacks de la liga. Pero no sólo por su increíble partido frente a los Bills. Sus números así lo atestiguan. Ha completado el 67,3 % de sus lanzamientos, logrando 3852 yardas, 26 touchdowns, 12 intercepciones. Además, ha corrido para 413 yardas y 7 touchdonws.

Deshaun Watson lanzando el balón (Fuente: texans.com)
Deshaun Watson lanzando el balón (Fuente: texans.com)

Watson es el auténtico líder del ataque y todo ello a pesar de la escasa protección que recibe de su línea ofensiva.  Los Texans han permitido 49 sacks (sexto que más en la NFL) y 93 “quarterbacks hits” durante esta temporada. Sin ir más lejos el pasado Sábado Watson recibió 7 sacks el pasado partido y 16 en los últimos 3 partidos.  

Enfrente tendrán el front-seven defensivo de los Chiefs que ha mejorado notablemente. Aparte de los Pro Bowl Frank Clark, Chris Jones (que no jugo el partido de la semana 6) hay que añadir la incorporación de Terrel Suggs y Mike Pennel que se encargarán todos de presionar a Deshaun Watson.  Veremos si Houston utiliza formaciones con 2 tight ends actuando como “extra-blockers” para protegerle.

En lo referente al juego de carrera, Houston no ha demostrado ser un equipo dominante. Son el décimo clasificado en yardas de carrera por partido (125,6 yd/partido) y en yardas por acarreo (4,6 yd/carrera). Destaca Carlos Hyde (1070 yardas, 6 touchdowns y 4,4 yardas/carrera).

Kansas está entre las 5 peores defensas en yardas de carrera permitidas (128,2 yd/partido) y yardas por acarreo (4,9 yd/carrera), en el partido que les enfrentó Kansas permitió 192 yardas de carrera.  No obstante, ha mejorado en los últimos partidos permitiendo tan sólo 87 yardas/partido en los últimos 3 partidos. Esta será una de las claves pues los Chiefs han encajado 179 yardas de carrera en sus 4 derrotas de esta temporada.

Houston se ha mostrado como un equipo sobrio en lo referente al juego de pase, estando en el top ten en cuanto a porcentaje de pases completados y rating. Además, cuenta con uno de los receptores más completos de la liga. DeAndre Hopkins (104 recepciones 1165 yardas y 7 touchdowns) aparece en los momentos clave, seguro que en Buffalo todavía tienen pesadillas con su último partido. De esto se podrían beneficiar, Kenny Stills o Will Fuller (si finalmente juega).

Steve Spagnuolo, coordinador defensivo de Chiefs, parece haber dado con la tecla y la defensa contra el pase ha mejorado como unidad. Tan sólo permite 221 yardas/partido (octava de la liga), y está en el “top five” en rating, de pases completados. Adicionalmente es la defensa que menos yardas de recepción ha permitido a wide receivers. Por el contrario, es la que más yardas de pase ha permitido a running backs, Duke Johnson running back de Houston podría aprovecharse (ha logrado 410 yardas y 3 touchdowns de recepción).

Como resumen, el duelo entre el ataque de Houston y la defensa de los Chiefs se presenta más igualado. Houston debe asentar el juego de carrera y controlar el reloj para tratar de buscar pases a Hopkins.

El duelo

Aunque no coincidirán en el terreno de juego, el domingo se verán las caras en Arrowhead dos de los mejores quarterbacks jóvenes de la liga. Ambos fueron elegidos en primera ronda del Draft 2017 (separados por 2 puestos) y ambos son los jugadores franquicia de sus respectivos equipos.

Patrick Mahomes y Deshaun Watson saludandose al final del partido (Fuente:Zach Tarrant)
Patrick Mahomes y Deshaun Watson saludandose al final del partido (Fuente:Zach Tarrant)

Después de un comienzo de wild card bastante flojo, Watson se echó el equipo a la espalda y logró remontar 16 puntos para lograr la victoria en overtime. Hizo jugadas de todo tipo, por tierra, aire y demostró por qué ha estado en la lista de candidatos al MVP. Es un auténtico líder y no le asusta la responsabilidad.

En el bando opuesto está el “chico maravilla”, Patrick Mahomes, MVP del año pasado. A pesar de las lesiones, Mahomes ha vuelto con energía (elegido de nuevo para Pro Bowl) logrando 26 touchdowns y tan sólo 5 intercepciones. Ha sido clave para que los Chiefs retomaran el nivel de la temporada pasada y sean considerados de nuevo favoritos al título.  

VAVEL Logo