San Francisco 49ers, a un paso de la Superbowl
Garoppolo volverá a liderar una de las ofensivas más versátiles en la final de conferencia // Foto: San Francisco 49ers

Ya han caído muchos "gigantes" durante estos playoff, y el equipo con el mejor record de la NFC no quería ser el siguiente. Su rival era quizás de los más temido dentro de las divisional round, ya que Minesota llegaba con las pilas cargadas al máximo tras conseguir la machada de vencer a los Saints en el Superdome. Pero estos 49ers están construidos para jugar hasta bien entrado enero, y así lo demostraron, venciendo con solvencia y dejando con el peor número de yardas totales en ataque (con 147) a un rival en un partido de post-temporada.

Y es que del equipo de San Francisco se suele destacar el dinamismo de su ataque, la eficiencia de Garoppolo, lo bien que se acopló Sanders al llegar vía traspaso, y sobretodo, de la fuerza de la naturaleza que es Kittle. Pero no sólo con una buena ofensiva se gana una Superbowl, y la defensa de este equipo está siendo un quebradero de cabeza durante toda la temporada para sus rivales. Al front seven parece que le ha sentado genial está semana de descanso previa a la divisional round, ya que pese al íncreible comienzo de temporada, los últimos partidos dejaron entrever ciertas dudas cuando Alexander cayó lesionado y Bosa perdió su ímpetu inicial. Pero la recuperación de la mejor versión de ambos se vió en el duelo contra los Vikings. Anularon por completo el juego de carrera de Cook y fueron una pesadilla para Cousins a lo largo de todo el partido, inutilizando cualquier intento de remontada por parte de los de Minesota. La secundaria, por su parte, volvió a demostrar que tiene un líder más que contrastado en Sherman. El CB, llegaba a San Francisco hace dos temporadas a un equipo en plena reconstrucción, y ahora se encuentra en posición de volver a llegar a una Superbowl como uno de los mejores en su posición.

A la ofensiva tampoco parece haberle frenado una semana sin jugar, y siguieron con su ritmo habitual, lo que hace pensar que la que se ha demostrado como una manera de mover el balón casi imparable durante la temporada regular, va a seguir siéndolo durante los playoff. El control de la posesión suele ser su seña de identidad, con un juego de carrera más que establecido, una gran rotación muy amplia de jugadores en el backfield y con una línea ofensiva muy versátil a la hora de bloquear en carrera en campo abierto. El juego aéreo siempre ha sido la especialidad de su entrenador, Kyle Sannahan. Ya lo demostró como coordinador ofensivo en Atlanta, es un hombre capaz de incrementar las habilidades de su QB y sus receptores con su sistema. Garoppolo es un gran mariscal, quizás no es el más talentoso de todos, pero con la distribución que tiene este ataque, siempre es capaz de encontrar al hombre abierto y tomar la decisión correcta.

Pero pese a todos estos puntos a su favor, tal ves lo que más destaca dentro de este equipo y le desmarcan del resto de favoritos es lo libres de lesiones que han llegado a esta etapa de la temporada. Un equipo que puede contar con sus jugadores titulares en un 80% en enero, es un equipo peligroso, en cuanto a calidad, pero también en cuanto a compenetración en el campo, y eso se nota cada vez que los de rojo y oro saltan a él. Como dice siempre su entrenador, "este equipo siempre encuentra la manera de ganar partidos, da igual las circunstancias". ¿Podrán seguir haciéndolo hasta la Superbowl?

VAVEL Logo