Fed Cup 2017. Sara Sorribes: prueba de nivel para aprender
Fotomontaje: Adrián Cobo - VAVEL

Durante la pasada temporada, Sara fue poco a poco dejando muestras de sus cualidades tenísticas, sobre todo en los torneos ITF, donde la castellonense era capaz de alzar los brazos en Sao Paulo, imponiéndose en la final a Andreea Mitu por 7-5 y 6-1, no siendo la ciudad carioca el único lugar en el que triunfaba Sara en 2016, y es que en la ciudad alemana de Essen, la castellonense se deshacía en la final de Karolina Muchova por 7-6 (5) y 6-4. A pesar de contar con dos títulos en sus vitrinas, Sorribes se quedaría a las puertas del tercero en Egipto, cuando accedía hasta la última ronda del torneo, pero tenía que sucumbir ante el poderío de Donna Vekic por 6-2, 6-7 (7) y 6-3.

Conchita sigue confiando en Sara

Además de eso, Conchita Martínez, capitana de Fed Cup y Copa Davis, le tenía en cuenta a la hora de realizar la convocatoria de España en busca del ascenso al Grupo Mundial, aprovechando que el combinado nacional obtenía por medio de Garbiñe Muguruza y Carla Suárez un 3-0 que les daba el triunfo en la eliminatoria, para que Sorribes saltara a pista en el cuarto y último punto del cruce formando pareja de dobles junto a Anabel Medina, disputando tan solo dos puntos, quedando 1-1 contra Karin Knapp y Francesca Schiavone, retirándose estas últimas.

Un año después, Sara Sorribes ha comenzado el año cayendo en la qualy del WTA de Hobart contra la paraguaya Verónica Cepede, para a continuación disputar su primer Grand Slam sin pasar la fase previa en el Open de Australia, donde sucumbía ante el poderío de Karolina Pliskova, quien liderará al equipo checo este fin de semana, disputando su último torneo hasta el momento en el ITF de Andrezieux-Boutheon, donde llegaba hasta la segunda ronda, donde perecía frente a Amra Sadikovic, quedando así en el puesto 110 del ránking WTA antes de la eliminatoria de Copa Federación. 

Sara Sorribes Tormo, a sus veinte años, poco a poco se va haciendo un nombre dentro de la élite del tenis mundial, y a pesar de comenzar desde abajo, en Ostrava tendrá ante sí la oportunidad, no posiblemente de jugar, pero sí de aprender junto a varias de las mejores tenistas del momento, en territorio enemigo y con una primera ronda vertiginosa de la Fed Cup al estar al otro lado de la red la ganadora de cinco de las últimas seis eliminatorias. Sorribes buscará devolver la confianza a Conchita con ganas e ilusión, algo que ya ha demostrado en los entrenamientos.

VAVEL Logo