El poder de la mente lleva en volandas a Arruabarrena
Lara Arruabarrena celebra la victoria conseguida | Foto: Zimbio

A sus veinticinco años, Lara Arruabarrena va mejorando a pasos agigantados con el paso de los partidos, y es que después de sucumbir en la segunda ronda de Hobart, primera de Australia, Dubái e Indian Wells, la española comenzaba a ver una notable mejoría en Miami, cita en la que veía que podía pelear de tú a tú con las mejores llegando hasta la cuarta ronda, llegando en su último torneo, el WTA de Bogotá, hasta la gran final, cita en la que no era capaz de levantar el título, pero sí obtenía una dosis de confianza que le venía a la perfección para llegar al Premier Mandatory Madrid Open con ganas e ilusión de llegar lo más lejos posible, dejando fuera de combate a la estadounidense Christina McHale, llegando así hasta la segunda ronda donde se veía las caras con la checa Barbora Strycova, quien acudía al choque habiendo sido capaz de doblegar anteriormentes a su compatriota Lucie Safarova. Duelo trepidante por delante con la recompensa de tener un billete a la tercera ronda por delante.

Strycova comienza mandando

Después de tener dos juegos de tanteo, uno con el servicio de cada tenista, Arruabarrena daría un paso hacia delante en el segundo saque de la primera manga, disponiendo de una bola de rotura que no dudaba en aprovechar para llegar hasta el 2-1, el cual ampliaba hasta el 3-1 con la consolidación del quiebre. Pero la alegría no duraría apenas para una Lara que se vería superada por Strycova en los siguientes juegos de la primera manga. De estar dominando desde el fondo de pista a ser un mero títere en manos de su adversario. Así fue como Arruabarrena entregaba su saque para que Barbora llegara al 3-3, a partir de donde enlazaría hasta cinco juegos de forma consecutiva, con una rotura de por medio más para llevarse el primer acto por 3-6 después de tan solo treinta y nueve minutos de partido, quedando a tan solo un parcial de poder llevarse el partido a casa.

Lara Arruabarrena golpeando una bola desde el fondo de pista | Foto: Mutua Madrid Open

Arruabarrena despierta gracias a las palabras de su técnico, Alejo Mancisidor

A tan solo un parcial de la eliminación, Arruabarrena requeriría de la presencia en pista de su técnico, Alejo Mancisidor, antes de comenzar el segundo acto, sirviendo sin duda alguna las palabras del entrenador para hacer despertar del letargo en el que estaba sumida la española. Todo cambiaría a la vuelta a pista, solventando su primer juego con solvencia Lara para a continuación disponer de dos bolas de rotura que no conseguía convertir, pero que ponían en peligro la integridad de Strycova, que veía como poco a poco su contrincante crecía en pista para ganarle el terreno que había perdido en la primera manga. A pesar de haber mejorado su juego, Arruabarrena sufriría un batacazo con 2-2 en el electrónico, y es que la española cedía su saque en favor de Barbora, que veía cada vez más cerca su victoria en el partido.

Pero ni mucho menos se vendría abajo la española a pesar de sucumbir con su servicio, siendo capaz de sacar la garra que le caracteriza para obtener el contrabreak igualando la contienda a tres juegos permitiendo que un nuevo parcial comenzara por delante. El hecho de conseguir recuperar el break que le había hecho Strycova anteriormente dio alas a Lara y hundió a su contrincante, que tras ser capaz la española de poner el 4-3 en el marcador veía como no bajaba el pistón al resto y teniendo un goloso 0-40 rompía el servicio de la checa para irse hasta el 5-3, quedando a tan solo un juego de poder hacerse con el segundo set. En un juego complejo, donde Barbora dio su último empuje, Arruabarrena fue capaz de mantener los nervios para llevarse el segundo acto por 6-3 y por tanto igualar la contienda dejando todo abierto para el tercer parcial.

Lara celebra uno de los puntos conseguidos con el puño cerrado | Foto: Mutua Madrid Open

Lara cierra el trabajo en la tercera manga

Nada cambiaría en los primeros compases de la tercera y última manga, puesto que Arruabarrena seguía siendo la que llevaba la voz cantante, desaprovechando una bola de rotura en el segundo saque del parcial de Strycova, para que ya en el quinto servicio de la checa la española tuviera a su favor un 0-40 que no dudaba en convertir en el 3-2 que pasaría a ser un 4-2 con la consolidación del break obtenido anteriormente. De ahí en adelante, con un juego para cada tenista se llegaría al 5-3, momento en que Lara tendría ni más ni menos que tres bolas de partido al resto, poniendo contra las cuerdas a Barbora Strycova para romper el servicio de la checa llevándose el tercer parcial por 6-3 y por ende, se clasificaba para la tercera ronda del Premier Mandatory Madrid Open por 3-6, 6-3 y 6-3 después de dos horas y diecisiete minutos de partido. En su siguiente partido se verá las caras con la letona Anastasija Sevastova, que dejó en la cuneta a ni más ni menos que Karolina Pliskova.

VAVEL Logo