Thiem vence pero no convence
Thiem celebra la consecución de un punto. Foto: Zimbio

Victoria de Dominic Thiem por 6-4, 6-7 y 6-4 ante el alemán Peter Gojowczyk que demostró que nunca se rinde ya que ganó la segunda manga a base de raza y coraje. Thiem disputará la tercera ronda del torneo donde se enfrentará a Kevin Anderson o a Fernando Verdasco.

El primer set comenzó con dos juegos al servicio donde el sacador los resolvió sin problemas. Los primeros problemas llegaron en el tercer juego donde el alemán tuvo que salvar dos bolas de rotura a favor del austriaco. Thiem puso el empate a dos en el juego siguiente y logró la única rotura del set en el quinto juego. Gojowczyk fue incapaz de aprovechar un 40-30 y el austriaco, con tres puntos al resto de forma consecutiva, le rompió el saque a la primera. Thiem consolidó con un juego en blanco y Gojowczjk puso el 4-3 sin problemas también. Tras otros dos juegos que se resolvieron sin problemas, el austriaco sacó para ganar el set y este no tuvo ningún problema ya que se llevó el juego en blanco. 6-4 en la primera manga.

El segundo set estuvo más disputado e igualado que el primero. Tras cuatro juegos para el sacador, los primeros problemas llegaron en el quinto. Gojowzcyk necesitó un 40 iguales para salir vivo de ese juego y poner el 3-2. Lo mismo le pasó a Thiem en el juego posterior. La primera bola de rotura llegó en el séptimo juego y fue para el austriaco, aun así, el alemán mantuvo la sangre fría y no permitió la rotura. Tras llegar al 5-5 sin roturas, la primera de set se produjo en el undécimo juego donde el austriaco rompió a 15 y en el juego siguiente iba a sacar para ganar. Thiem tuvo un 40-0 y tres bolas de partido para cerrarlo pero sorprendentemente perdió las tres y llegó la rotura del alemán gracias a cinco puntos consecutivos al resto. El set se iba a la muerte súbita donde Gojowczyk la comenzaría a las mil maravillas con un gran golpe ganador de volea. La muerte súbita iba a acabar igual que como empezó ya que el alemán se la acabó llevando por 7-3 y mandó el partido al set definitivo.

Thiem solventó el primer juego a pesar de tener que afrontar un 30 iguales. Lo mismo le pasó al alemán pero este también fue capaz de cerrar el juego. Los ocho primeros juegos no tuvieron misterio en general, a partir de ahí Thiem empezó a subir el ritmo y claro quedó con el primer punto que logró en el noveno juego con una derecha cruzada sublime. El partido se acabó en el décimo juego donde Thiem logró tener dos bolas de rotura y a su vez de partido, el alemán mandó una derecha fuera y tras un ojo de halcón se confirmó que esa derecha realmente se había marchado y que el partido se había terminado.

VAVEL Logo