Un sólido Del Potro accede a la segunda semana de Roland Garros por la vía rápida
Juan Martín del Potro al servicio en su partido de hoy en París. Foto: gettyimages.es

Por primera vez en lo que llevamos de Roland Garros se ha visto disfrutar a Juan Martín del Potro. Tras dos primeros encuentros muy duros, especialmente ante el japonés Nishioka que le llevó al quinto set en segunda ronda, el argentino disipó de un plumazo las dudas, tanto a nivel de juego como de físico, que había levantado al inicio del torneo al vencer con suficiencia al australiano Jordan Thompson, actual número 69 del ránking ATP, por 6-4 6-4 y 6-0 y plantarse en la segunda semana del Grand Slam parisino por cuarta ocasión en su carrera (las anteriores fueron en 2009, 2012 y 2018). 

Con un 80% de puntos ganados con primer saque (40 de 50) y hasta 38 golpes ganadores, Del Potro fraguó su primera victoria en el circuito ante Thompson

En la recién estrenada pista Simonne Mathieu, Del Potro realizó un brillante ejercicio de gestión de esfuerzos, consciente de que, tras el maratón con Nishioka del pasado jueves, lo que menos le convenía hoy era que el encuentro se alargase en demasía. El plan salió a la perfección, puesto que el único problema que encontró el tandilense en su rival de hoy fue a mediados del primer parcial, donde cedió su único servicio de todo el partido en el sexto juego (3-3). Acto seguido, llegó la reacción del actual número ocho del mundo, que logró el 'contrabreak' para terminar de allanar este primer set, que finalmente cayó en su poder por 6-4

Aunque su lenguaje corporal tampoco era para tirar cohetes, Del Potro controlaba de manera total el partido, sabiendo perfectamente en qué momentos del mismo apretar y en cuáles dejarse ir tranquilamente. Con su potente servicio como principal aliado, el argentino fue poco a poco ensanchando su ventaja al frente del choque. Otro 'break' antes del primer descanso (2-1) fue más que suficiente para apuntarse también la segunda manga por idéntico resultado, otro 6-4 que minaba por completo la moral de un Thompson que no llegaba a inquietar al argentino.

Pero lo mejor estaba por llegar. Con una tranquilizadora ventaja de dos sets a cero, Del Potro se olvidó de la táctica del mínimo esfuerzo y se soltó completamente en el tercer set, que acabó en un rosco favorable al tenista argentino que, sin embargo, comenzó el mismo con una elevada discusión con el juez de silla a causa de un primer servicio por parte de Thompson en 'break point' que fue considerado bueno. Del Potro no lo vio así e incluso obligó a una de las supervisoras del torneo a entrar a pista para dialogar con el juez de silla. Sea como fuere y pese a su gran enfado, el argentino no perdió la concentración, terminando por quebrar el servicio de Thompson para poner el partido totalmente franco a su favor.

Como decimos, el tandilense no se conformó con una única ventaja y fue a saco a liquidar el encuentro lo más rápido posible, algo que hizo con creces dejando a cero a Thompson en el tercer set cuando se acababa de pasar de las dos horas de juego. Da la impresión de que lo peor ha pasado para el doble semifinalista en estos lares, que necesitaba exactamente un partido como éste para coger buenas sensaciones y llegar al tramo decisivo del torneo en la mejor condición física posible. El ruso Karen Khachanov, décimo cabeza de serie, será el encargado de ponerlo a prueba en los octavos de final. 

VAVEL Logo